El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Radiación ultravioleta: prevención y daños sobre el ADN.

Compartí este artículo con tus amigos

Con el transcurso del tiempo, en distintos ámbitos de la ciencia y la medicina, se ha logrado investigar y profundizar en diversos temas que hoy en día son una problemática que puede poner en riesgo nuestra salud. Todo este avance, obtenido gracias al desarrollo del conocimiento y la dedicación de la comunidad científica, ha alcanzado determinadas herramientas que nos benefician al momento de cuidar nuestra calidad de vida.

La promoción y prevención brindada por las políticas públicas es clave en estos temas ya que tiene como finalidad concientizar a la sociedad, fomentando los hábitos saludables y conductas que infieran positivamente en la salud de la comunidad.

La radiación ultravioleta (UV) se clasifica como una fuente de radiación no ionizante que emite el sol y fuentes artificiales, como lo son las camas de bronceado. Cabe destacar que la exposición al sol tiene sus beneficios en procesos como la síntesis de vitamina D, pero el alto grado de exposición puede causar riesgos para la salud.1

Algunas de las medidas de prevención básicas, pero de gran importancia según la Organización Mundial de la Salud, son las siguientes:

  • Evitar la exposición solar en determinados horarios del día.
  • Aprovechar la sombra.
  • Usar ropas que protejan del sol.
  • Utilizar cremas con filtro solar. Preferentemente con factor de protección igual o superior a 30.
  • Evitar las camas bronceadoras.
  • Proteger a los niños. Ellos suelen ser más vulnerables a los riesgos ambientales  en comparación con los adultos.2

Primeramente, es necesario saber que las quemaduras pueden presentarse cuando una persona se expone a una fuente de radiación UV y esta, excede la capacidad de melanina para proteger la piel. La melanina es el pigmento (coloración) que protege la piel. Las quemaduras son temporales, pero la exposición al daño de forma regular  puede causar efectos permanentes y negativos sobre la salud a largo plazo. Incluyendo desde cáncer de piel a envejecimiento prematuro de la misma. Las personas con menor pigmentación son más propensas a padecer mayores lesiones en la piel por la radiación solar.3

En relación al contenido van surgiendo diversas cuestiones: ¿Cómo afecta la radiación ultravioleta a nuestro ADN?

El ADN (ácido desoxirribonucleico) es la molécula que guarda la información genética en los seres vivos. La molécula de ADN consta de dos cadenas que se enrollan entre ellas para formar una estructura de doble hélice. Cada cadena está basada en una parte central formada por azúcares (desoxirribosa) y grupos fosfato. Unido a cada azúcar hay una de las siguientes cuatro bases: adenina, citosina, guanina, y timina. Las dos cadenas se mantienen unidas por enlaces (puentes de hidrógeno) entre las bases: la adenina (A) con la timina (T), y la citosina (C) con la guanina (G).4

Figura 1: www.anatomiahumana.ucv.cl

En cuanto a la luz ultravioleta, esta es absorbida por los dobles enlaces presentes entre las bases timina y citosina del ADN. Esta energía, abre el doble enlace y permite la reacción con una base vecina. Si esta otra base es timina o citosina, pueden formarse enlaces covalentes entre ambas. La reacción más común suele darse entre dos bases de timina, formando un dímero unido por dos enlaces covalentes.5

Figura 2: https://panoramadirecto.com/2017/12/salud-aseguran-que-los-rayos-uv-danan.html

Los efectos de las lesiones sobre el ADN pueden ser por efectos físicos o químicos. Al lesionar el ADN, se activa un mecanismo de reparación, el mismo siempre depende del tipo de lesión que se haya producido. Los mecanismos de reparación actúan en todo el ciclo celular, pero uno de los más importantes es el pasaje de G1 a fase S.

Figura 3 : https://mmegias.webs.uvigo.es/5-celulas/ampliaciones/8-regulacion.php

La proteína p53 es un supresor tumoral que ejerce una función muy importante al momento de la división celular (mitosis) cuando el ADN sufre lesiones. La proteína p53 cumple su finalidad antes de la replicación del ADN (entre las fases G1 y S) y antes de la división celular (entre las fases G2 y M).  El detenimiento del ciclo celular en estos puntos no permite que la célula se divida con el ADN dañado.6

Entonces, ¿Cómo se ejecuta dicho mecanismo de reparación frente a la radiación UV?

El ciclo celular está regulado por unas proteínas llamadas ciclinas. Las ciclinas forman complejos con enzimas quinasas dependientes de ciclinas (CDK) activando en estas últimas su función quinasa.7

Al detectar el daño, se detiene el ciclo celular en el punto de control  G1, al activar la producción de las proteínas inhibidoras de Cdk (CKI). Las proteínas CKI se fijan a los complejos Cdk-ciclina y bloquean su actividad,  de forma que permite que se repare el ADN. La segunda función de p53 es activar las enzimas de reparación del ADN, dentro de esta clasificación se encuentran otras proteínas, las ADN polimerasas.

Si el daño no se puede reparar, p53 desarrollara su tercer y último papel: activar la apoptosis o más conocido como muerte celular programada, para que el ADN dañado no sea transmitido a las células hijas.8

Al detener el ciclo celular, se lleva a cabo un proceso llamado mecanismo por escisión de nucleótidos (NER), (una hora bajo el sol intenso puede producir hasta cien mil lesiones en el ADN por cada célula). Esta modificación en el ADN permite que un complejo enzimático reconozca el daño, en el cual actúa una endonucleasa que corta un fragmento de la monohebra (la del dímero), luego actúa una ADN polimerasa que sintetiza ADN y finalmente una ligasa (que une).9

Cuando p53 esta mutado o ausente, las mutaciones se acumulan y el ciclo celular no puede detenerse, lo que puede conllevar al cáncer.

De hecho, p53 es el gen que está mutado con mayor frecuencia en los cánceres, este supresor tumoral es uno de los genes estudiados con mayor relevancia, ya que se encuentra mutado en más del 50% de todos los tipos de cáncer.10

En nuestro país, existe un artículo el cual protege a aquellos trabajadores que están expuestos a la radiación solar por tiempos prolongados, como ya se mencionó anteriormente, se deben considerar determinadas medidas de prevención y a su vez controlar el periodo de exposición a la fuente, para conservar la salud de la persona:

‘‘…Para las tareas que exijan trabajar en un puesto fijo durante toda la jornada con exposición a los rayos solares, se deben tomar las medidas pertinentes para garantizar la debida protección de los trabajadores…’’. (Artículo 45, decreto Nº125/014 de Seguridad e Higiene de la construcción).

La importancia del cuidado frente a los rayos UV en los últimos años ha aumentado, ya que se ha logrado tomar consciencia del daño acumulativo que causa.

Además, desde una perspectiva social, los estereotipos promovidos por los medios de comunicación, imponen un determinado ideal: ‘’ el bronceado perfecto’’, el cual puede afectar nuestra salud si no tomamos las medidas de prevención necesarias.

En síntesis, la radiación UV es fundamental para ciertos aspectos, pero el grado de radiación y la intensidad de la luz, que depende del tiempo de exposición y de la incidencia de los rayos solares, puede provocar grandes lesiones.

Bibliografía:

  1.  Radiación UV (2020). Estados Unidos de América. National Center for Environmental Health. Recuperado de: https://www.cdc.gov/nceh/features/uv-radiation-safety/index.html
  2. ¿Qué medidas sencillas pueden tomarse para protegerse del sol? (28 de Mayo de 2015). Organización Mundial de la Salud. Recuperado de: https://www.who.int/features/qa/40/es/
  3. Lehrer, M.  Zieve, D. Conaway, B. (23 de Diciembre de 2019). Quemadura solar. Washington DC. Medline Plus. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003227.htm#:~:text=La%20quemadura%20solar%20se%20presenta,pigmento)%20que%20protege%20la%20piel
  • Cristopher, P. (2018). ADN (ácido desoxirribonucleico). Austin, M.D. National Human Genome Research Institute. Recuperado de: https://www.genome.gov/es/genetics-glossary/ADN-acido-Desoxirribonucleico
  • Calvo, R. Gatto, A. (15 de Noviembre de 2017). Dímeros de timina. Uruguay. Uruguay Educa. Recuperado de:      https://uruguayeduca.anep.edu.uy/sites/default/files/201711/D%C3%ADmeros%20de%20timina1
  •  P 53 y el Ciclo Celular. (2017). Maryland, Estados Unidos de América. HHMI Biointeractive. Recuperado de: https://www.biointeractive.org/sites/default/files/p53-Estudiante-PD
  • Morgan, DO (2007) ‘The Cell Cycle: Principles of Control’, Oxford University Press.
  •  Reguladores del ciclo celular. Recuperado de: https://es.khanacademy.org/science/ap-biology/cell-communication-and-cell-cycle/regulation-of-cell-cycle/a/cell-cycle-regulators
  • Lagunas, F. (2018). Daño y reparación del ADN. México. Ciencia. Recuperado de:  https://www.revistaciencia.amc.edu.mx/online/DanoADN.pdf
  • Rangel- López, A. Piña- Sánchez, P.  Salcedo, M. Variaciones genéticas del gen supresor de tumores TP53: relevancia y estrategias de análisis. Mexico. Scielo. Recuperado de: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-83762006000300010#:~:text=El%20gen%20supresor%20de%20tumores,conduce%20a%20la%20acumulaci%C3%B3n%20de

Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

6 comentarios

  • Camila Martinucci
    Camila Martinucci

    Muy buena información! Claro y completo 👏🏽👏🏽💪🏽

    Responder
  • Rosana
    Rosana

    Muy clara, completa, pertinente y útil información.
    Gracias!

    Responder
  • Monica
    Monica

    Excelente informacion y muy bien explicada. Felicitaciones y por muchos articulos mas.

    Responder
  • Claudia rossi
    Claudia rossi

    Gracias Muy bueno

    Responder
  • Silvia Rocca
    Silvia Rocca

    Muy buena información Sofía, muchas gracias. Abrazo

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.