El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

NO A LA LUC

Compartí este artículo con tus amigos

Desde que entró al debate público la Ley de Urgente Consideración (LUC), ciertos actores políticos emprendieron una campaña en su contra, alegando que es “antidemocrática” y “anticonstitucional”. ¿Cuál es el rol de las ideas? ¿Es un palo en la rueda al gobierno?

La importancia de las ideas y la oposición:
Los partidos políticos producen ideas, muchas de ellas son propuestas con el propósito de generar un cambio. Si las ideas no propusieran cambios y no importaran, la gente votaría por interés propio material. No habría discusiones, siguiendo a Jal Metha… “Los solicitantes de empleo no elegirían carreras debido a su significado; los estudiantes universitarios dejarían de intentar encontrarse a sí mismos. Los terroristas no volarían edificios por visiones de gloria religiosa o triunfo ideológico. No habría tal cosa como un líder de pensamiento o un visionario” (Metha, 2010, pp.24). A partir de la propuesta de una idea, ésta se difunde, provoca movimientos sociales, y los gobiernos a partir de esa proposición de ideas elijen las políticas a llevar a cabo, y configuran la agenda política.

Un partido cuando gana las elecciones y toma el poder a través del voto popular, significa que ganaron unas ideas sobre las otras. Y si queremos mantener el sistema democrático, necesitamos que la oposición siga produciendo ideas, a través de la participación activa en los órganos democráticos, porque si no, corremos el peligro que el poder se vuelva tiránico.

Si concebimos a las ideas como soluciones de política, podemos decir que el Frente Amplio ganó tres elecciones consecutivas porque sus ideas, se combinaron en un atractivo de “…policy, political, and administrative appeal” según Peter Hall. Y el Partido Nacional gana las elecciones en 2019 porque la viabilidad de las políticas presentadas por el Frente Amplio no tenía el valor suficiente para resolver los problemas según el electorado.

Según John Kingdon, para que una idea (en forma de solución de política) tenga éxito, debe encajar dentro de los vientos políticos prevalecientes y tener una persona o grupo enérgico, bien conectado e (idealmente) poderoso que la impulse. Esa idea es la LUC, pieza estratégica del Compromiso por el País, firmado por los 5 partidos que integran la coalición multicolor.

Polémica y ¿antidemocrática? LUC:
La coalición de gobierno liderada por el Partido Nacional presentó una Ley de Urgente Consideración en el Parlamento, que posee cerca de 500 artículos. Si no fuera por actores del partido Frente Amplio y del Partido Colorado, la LUC no hubiese sido objeto de controversia, fue necesaria la oposición de ideas para abrir el debate más allá del tratamiento parlamentario. Ciertamente la idea de que, a pesar de algunos empeños actuales, no hay soluciones individuales a problemas sistémicos, conforma el argumento para ir en contra de la LUC.

La Ley de Urgente Consideración es un mecanismo que provee la Constitución de la República, fue una de las novedades que traía la Constitución de 1967 en conjunto con el giro definitivo al presidencialismo en nuestro país. Ahora bien, para los “principistas” como Carlos María Ramírez, primer catedrático de la Cátedra de Derecho Constitucional, desde un enfoque de carácter historicista promovió el ajuste de las normas constitucionales a las circunstancias. Otros “principistas” alegaban que la Constitución debe ser reformada “adaptándola a las exigencias de la época y a la marcha progresiva de la sociedad” (Garcé, 2019, pp.253-254). Por lo que ante los cuestionamientos de la herramienta constitucional, quizás es reflejo del pensamiento de aquellos principistas que abogaban por adaptar las leyes a los tiempos que corren.

¿Inconstitucional? No. ¿Antidemocrática? Tampoco. Muchos han sido los cuestionamientos a la LUC, producto de estos cuestionamientos es que hoy algunos actores sociales como el PIT-CNT y el Frente Amplio se alzan en una “revolución” para impedir la “embestida neoliberal” buscando la derogación de 135 artículos, un 30% del total de artículos, lo que deja algunas preguntas.

La injusta oposición al cambio:
En términos de Bertrand Russell, lo objetivamente justo depende de las circunstancias, y el acto objetivamente justo, cualquiera sean las circunstancias, es el que tiene mejores consecuencias, traduciéndose éste como el acto más afortunado. Russell en su Ensayos Filosóficos define al acto más afortunado como “el que produzca mayor exceso de bien sobre el mal, o el menor exceso de mal sobre el bien“. Teniendo esto en cuenta, podríamos decir que la implementación de la LUC, haya aparecido una pandemia o no, es objetivamente justa, hasta existe un consenso de todos los partidos que la LUC trae mayores consecuencias buenas que malas, por un lado los partidos socios de la coalición defendiéndola, y por otro al Frente Amplio apoyando directa e indirectamente el 70% de artículos de los cuales puede tener objeción pero que si embargo no va en contra de ellos.

La democracia como práctica social debe estar a la vanguardia en materia legislativa y constitucional a través de la comunidad de práctica democrática, y ésta ampliándose por intermedio de la educación, la diplomacia y las instituciones. ¿Qué significa esto? que la LUC está sujeta a modernización, a cambios, de tiempos legislativos y de cantidad de artículos.

En democracia, es importante que la oposición produzca ideas, se involucre y demuestre el compromiso por ésta, en cambio, tenemos a una oposición proponiendo un gasto desmesurado, ¿pan para hoy, hambre para mañana?. El Frente Amplio acompañó en la Cámara de Diputados el 48.7% del articulado de la LUC, hay un 51,3% que no acompaña, y que son artículos que introducen cambios, dichos cambios son consecuencia de un cúmulo de errores e inoperancia de tres administraciones en las que no fueron implementados.

Platón una vez dijo que “son filósofos verdaderos aquellos a quiénes les gusta contemplar la verdad“, pero aquí no hay filósofos, hay hinchas de la inacción y mantenimiento del status quo, militando desde una falsa revolución, de y para la mentira.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.