El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Feminismo, Juventud y Batllismo – Entrevista a Fátima Barrutta

Compartí este artículo con tus amigos

Fátima Barrutta forma parte de la nueva generación política de nuestro país, es diputada del Partido Colorado por el sector Batllistas. Nació y creció en el departamento de Soriano a orillas del Hum. En su adolescencia escribía para el diario de la ciudad, sobre todo prosas que reflejaban su sentir por el ambiente y la cultura. Luego de culminar la secundaria se radicó en Montevideo y realizó estudios en la Facultad de Química y en la Facultad de Humanidades de la UdelaR. Según nos cuenta, en el año 2011 se unió a la misma Trinchera política partidaria que su mamá, quien desde su juventud militó en el Partido Colorado acompañando desde ese entonces a la gran figura de Don Amílcar Vasconcellos. “un hombre que defiende una idea es invencible y a un pueblo que lucha por una idea nadie lo detiene(…)”

– ¿Qué significa ser mujer en política?

– Valentía y desobediencia ¿Acaso, la política es un tema de hombres? Por mucho tiempo lo ha sido, por muchos siglos se lo naturalizó. Uruguay conserva reflejos machistas y la política no es la excepción.

Las desigualdades en las relaciones de poder se manifiestan tanto en la lucha cotidiana, como en el simbolismo de los estigmas que nos acompañan, por el solo hecho de ser mujeres y querer insertarnos en la vida política. Ustedes que conocen nuestro accionar, son testigos que tenemos que hacer un doble esfuerzo, no solo en dedicación de horas de militancia, sino en la necesidad de demostrar todo el tiempo nuestra valía, algo que la mayoría de los varones no tienen que hacer en similar proporción. 

Por convicción pertenezco a un partido que fue pionero en la defensa de los derechos de la mujer, y especialmente al sector que más ha trabajado en ese sentido. Nuestra misión ahora es empoderarnos para que se cumpla sustantivamente el mandato constitucional de que solo nos diferenciemos por nuestros talentos y virtudes. Y para ello, primero debemos ser honestos y entender que no todos tenemos las mismas oportunidades.

Las desigualdades en el acceso al poder son reales, provienen tanto de la autoconcepción como de otras barreras estructurales. Es decir, se pretende que “seamos mejores” para ganarnos un lugar que a los hombres es dado por naturaleza. Por estas y otras tantas razones, apropiarnos del espacio público no es nada sencillo y menos aún cuando impera en lo cotidiano un lenguaje que desacredita constantemente la participación femenina.

Nicolás: la inequidad de género es un hecho constatable. Estamos a tiempo de repensarnos ¿en qué tipo de sociedad queremos vivir? Y actuar en consecuencia.

– ¿Cómo se gestó tu vínculo con la militancia?

Cuando defendemos una causa, cuando apoyamos un proyecto, militamos. De niña formé una Cooperativa que denominé ULD, Unidos lograremos lo deseado, con el fin de hacer un viaje con todos los amigos de la clase. Allí ya estábamos militando. En el liceo integré el club de ciencias y trabajamos sobre la contaminación sonora. Fui la vocera del grupo: allí también estaba militando.

Por lo tanto y sin pensar en el concepto, adquirimos la conducta de que, para llevar adelante una idea, necesitamos decididamente tener adeptos, formar un equipo y militar para lograr los objetivos. Me considero una militante de las ideas, y específicamente, la militancia política partidaria nace en mí, allá por mediados del año 2011 cuando decido sumarme a la agrupación Unidad Batllista liderada en ese entonces por el Diputado Juan Ángel Vázquez. Desde entonces, milito cada día, con orgullo y esperanza por el Batllismo, haciendo política de la buena. Empatía con los que sufren. El viejo y siempre renovado escudo de los débiles.

– ¿Te consideras feminista?

– Si. Al Partido Feminista Uruguayo lo fundó José Batlle y Ordóñez. Tenemos historia en la defensa del feminismo, en defensa de los derechos humanos, y de la justicia social. Y seguiré trabajando firme en este camino; ya lo decía don Pepe: “hay que ayudar a la mujer hasta contra sus propios prejuicios”.

¿Cuáles son las dimensiones en el ejercicio del poder por parte de la mujer?

En la dimensión política, por ejemplo, la no discriminación y la igualdad de género deben de interrelacionarse para avanzar hacia la igualdad sustantiva, poniendo en el centro del debate las múltiples e interconectadas formas de discriminación contra las mujeres en toda su diversidad. Las políticas públicas proponen marcos de referencia para que vivamos de manera igualitaria, pero ¿cómo hacerlo si la misma sociedad reproduce las inequidades? 

Esto solo se logrará a través de la educación y el compromiso desde el Estado y los hogares para no reproducir la socialización sexista; en la familia, con los amigos, en el trabajo, en la crianza de nuestros hijos. Es ahí donde comienza la batalla combatiendo esta injusticia sistémica.

– ¿Cómo fue tu experiencia como edila de Montevideo?

– Fue una experiencia muy rica y gratificante. El trabajo que se realiza desde la Junta Departamental tiene impacto directo e inmediato en los montevideanos. Durante el período que me tocó ser edil, pude presentar muchos proyectos y acompañé otros que beneficiaron a Montevideo y sus habitantes. Fui presidente de la Comisión de Cultura y vicepresidente de la Comisión de Ambiente y Salud. Trabajamos también en la Comisión de Equidad y Género y en la de Nomenclatura, buscando visibilizar los aportes de valiosas mujeres uruguayas a la sociedad toda.

En accesibilidad, por ejemplo, mocioné para que la franja táctil de suelo se incorporara en las veredas y que, en el nomenclátor de calles, a la altura de 1,20m estuviera en braille el nombre de las mismas. En turismo trabajamos para fomentar el turismo cultural y generar rutas culturales, por ejemplo, la Ruta de Carlos Gardel, etc. Asimismo, el trabajo que se realiza en la JDM es una usina generadora de ideas que me ayudaron a madurar políticamente.

– ¿Qué significo el poder acceder a la diputación?

Acceder a la banca de diputada por Batllistas, me permitió plasmar mediante la presentación de proyectos de leyes los pensamientos e ideales que compartimos también con los integrantes del Movimiento Nacional Creando Oportunidades (CreO).

Es así que, en los 5 ingresos que hice en la Cámara de Representantes, presente 4 pedidos de informes y 11 proyectos de leyes referidos a; Calidad de aire. Violencia digital. Paridad de género. Hospital escuela veterinaria. Pensión y asistencia a las víctimas de siniestros de tránsito causados por conductores bajo intoxicación alcohólica. Tambores. Vinos de producción uruguaya en eventos oficiales. Casa por 100 pesos. Violencia obstétrica. Donación de Placenta Humana y Analgesia epidural para madres que padecen muerte fetal intrauterina. Los proyectos completos los pueden leer en mi página de Facebook, @FATIMABARRUTTA. A título de síntesis diré que:

1. Calidad de aire

El proyecto tiene por finalidad evitar, prevenir y reducir los efectos nocivos para la salud humana, el ambiente en su conjunto y demás bienes de cualquier naturaleza, de aquellas sustancias y partículas que se encuentran en el ambiente.

2. Violencia digital

Planteamos un agregado al artículo sexto de la Ley de Violencia hacia las mujeres basada en género, que incorpora la figura de la violencia digital. Así como también introduce una nueva medida cautelar y se agregan cuatro nuevas agravantes especiales

3. Paridad de género

Nuestro proyecto en este importante tema aspira alcanzar la igualdad sustantiva dentro de la actividad política. Nuestro proyecto establece paridad de género en las listas, proclamación paritaria por departamento y línea de suplentes del mismo género. Porque no hay democracia plena si no hay paridad. Porque no hay futuro sin mujeres.

4. Hospital Escuela Veterinaria

Propusimos crear el Hospital Escuela Veterinaria, para que sea administrado por la Facultad de Veterinaria de la UdelaR, en coordinación con el Instituto Nacional de Bienestar Animal del MGAP. El proyecto busca beneficiar la salud de aquellos animales considerados de compañía y aquellos equinos que no son utilizados con fines deportivos o de espectáculo. Para lograrlo, reclama la universalización del servicio veterinario, público y gratuito, coadyuvando en la formación de los futuros médicos de esta especialidad y transversalizando la educación, permitiendo que otras facultades públicas y privadas. 

5. Pensión y asistencia a las víctimas de siniestros de tránsito causados por conductores bajo intoxicación alcohólica

Se basa en el principio de que, independientemente si existió o no reparación por empresa aseguradora, el Estado debe responder por su papel de garante, en el entendido de que su obligación es velar por la vida y seguridad de los habitantes de la República y proceder a mitigar el mal causado.

6. Tambores

Propusimos una ley que declare “patrimonio cultural de la República Oriental del Uruguay los tambores denominados chico, repique, piano y bombo utilizados por los afros uruguayos a partir del legado ancestral africano, sus orígenes rituales y su contexto social como comunidad

7. Vinos de producción uruguaya en eventos oficiales

El proyecto mandata que en todos los eventos oficiales que se realicen en nuestro territorio y en el extranjero, deberá ofrecerse exclusivamente vinos de producción uruguaya. El vino es producción, comercio, fuente de trabajo, cultura y tradición. Es el pabellón patrio flameando en todas las mesas del mundo donde se comparte un vino uruguayo.

8. Casa por 100 pesos

Con el doble objetivo de evitar el despoblamiento de determinadas zonas del país que hoy cuentan con una población menor a tres mil habitantes, y ofrecer soluciones habitacionales a los sectores más vulnerables de la población, este proyecto comete a la ANdeV la adjudicación de inmuebles con destino casa habitación, bajo el sistema de donación modal. Sus beneficiarios por orden de precaución serán los inmigrantes llegados al país, con un plazo no mayor a los últimos tres años; las mujeres víctimas de violencia definida; los jubilados o pensionistas de cualquiera de las cajas o servicios; y cualquier otra persona que así lo solicitare. 

9. Violencia obstétrica

Planteamos ampliar por la vía de la modificación a la Ley de Violencia Contra la Mujer Basada en Género, la Violencia obstétrica. Por medio de las sanciones previstas, se procura disuadir la atención no respetuosa, y asegurar una mejor asistencia a la madre y al recién nacido, manteniendo el respeto que proteja la fisiología del parto y la vinculación del bebé y la familia.

10. Donación de Placenta Humana

Este proyecto declara “de interés nacional el fomento de la Donación de Placenta Humana, obtenida bajo los protocolos y procedimientos médicos adecuados, para uso reconstructivo y terapéutico humano.

11. Analgesia epidural para madres que padecen muerte fetal intrauterina

Se trata de un proyecto que tiene por objeto prestar en forma gratuita y universal, la analgesia del parto de tipo epidural, en aquellas madres que padecen muerte fetal intrauterina y que opten por el procedimiento de parto inducido y por cesárea, cualquiera sea el período de gestación.  Se establece como beneficiaria a cualquier mujer, sin distinción de su nacionalidad; que manifieste su voluntad por escrito de recibir la analgesia. Al otorgar esta prestación por parte del Estado, se intenta de alguna manera mitigar el sufrimiento de una madre que debe enfrentarse a una realidad inimaginable y un dolor que la acompañará toda su vida.

– ¿En qué proyectos estás trabajando?

– Actualmente, además de trabajar en temas culturales para la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), he sido designada por el Poder Ejecutivo como integrante de la Delegación Uruguaya en la Comisión Técnica Mixta Frente Marítimo (CTMFM). Desde ambos lugares tengo la oportunidad de trabajar en mis 2 pasiones, la cultura y el ambiente.

– ¿Qué pensás respecto a la llamada democracia paritaria?

– En 2030, Uruguay será paritario. Estoy convencida de que este siglo XXI estará determinado por los avances en la igualdad real entre mujeres y hombres. Ninguna otra acción tiene mayor potencial de transformación social, cultural, político y económico que impacte en todos los ámbitos de nuestras vidas, como es la exigencia incondicionada de una ética republicana, humanista y equitativa.

– ¿Cuáles deben ser las futuras agendas?

– ¡La paridad de género es una de ellas! Las futuras Agendas debieran tender a la búsqueda para el desarrollo sostenible, la innovación y el desarrollo de políticas socioeconómicas, culturales y ambientales que apunten a una construcción paritaria y más democrática, nacional e internacionalmente, que asegure el uso y goce irrestricto de derechos, unido al fiel cumplimiento de obligaciones ciudadanas, por parte de nuestra sociedad y de las futuras generaciones.

– En su opinión ¿qué significó Ernesto Talvi para el Partido Colorado?

Fue una gran oportunidad que tuvo el Partido para conjugar la experiencia y el conocimiento político que tiene el presidente Sanguinetti, con el nuevo mundo de los técnicos, economistas y hombres de la “academia” de talla mundial como Talvi.

Eso significó un crecimiento en términos reales en relación de la elección anterior (manteniendo un 12% de adhesiones en 2014 y 2019 y convirtiendo al Partido Colorado en el único que no perdió votos frente al surgimiento de Cabildo Abierto. Claro, se esperaba que su liderazgo (conseguido legítimamente en las internas) hubiera estado a la altura del Partido, y que nos hubiera guiado por estos tiempos tan tormentosos.

Pero como todos sabemos, el amor por el servicio público nunca se pierde. Así que no sería descabellado suponer que Ernesto Talvi vuelva a sentir la necesidad de servir a su País desde el trabajo político.

– ¿Cree necesario un proceso de autocrítica por parte del Partido Colorado?

– ¡Por supuesto que sí! Además de ser necesario, creo que se debe hacer de manera inmediata. Ya pasaron más de 7 meses desde que terminó el último acto electoral (elecciones departamentales) y el Partido no ha hecho ningún proceso de autocrítica. Tal vez algún sector aislado lo hizo, pero el Partido no.

Y vamos a entendernos, la autocrítica no la veo como un proceso negativo donde nos echemos las culpas unos a otros o nos pasemos las facturas; no, muy lejos de eso. Un proceso de autocrítica debe una fuente generadora de insumos para no volver a cometer los mismos errores. Porque no solo pierde el Partido, pierde la sociedad. Los colorados debemos volver a ser la opción de gobierno, para impulsar, construir, defender y consolidar un “pequeño país modelo”.

– Muchos analistas políticos sostienen que el Batllismo está en el Frente Amplio ¿compartís esa tesis?

– No. Ese es un grave error conceptual que evidencia una profunda ignorancia en quien lo formula. El Batllismo solo está en el Partido Colorado. Porque el Batllismo construyó la justicia social sobre la base de la ética republicana, donde todas las ideas eran respetadas y se promovía la superación personal a través de la educación de calidad.

Lo que hace el Frente Amplio es colectivismo: su concepto de política social es regalar pescado sin enseñar a pescar, un asistencialismo que reparte limosnas para que las personas menos favorecidas, en lugar de salir de la pobreza con oportunidades de trabajo, se consoliden en ella, en una eterna dependencia de las dádivas del Estado. Y eso lo hizo cultivando el desprecio por los que no piensan como ellos.

Puede ser que sectores de otros partidos reclamen algunas ideas del batllismo, pero rápidamente se desvanecen al estar asociados a otros que no respetan o no comparten ideales básicos de República y Democracia. Nunca el FA o alguna de sus agrupaciones, por sus vínculos con sectores antidemocráticos, podrá ser depositario del legado de Batlle. Es así que Batlle y el Batllismo están indiscutiblemente asociados al Partido Colorado; y es este quien lo representa fielmente.

– ¿Cuál es tu percepción actual del gobierno? Y sobre la coalición ¿goza aún de buena salud?

– Traigamos a nuestra memoria dos fotos, la primera es de cuando se registra el origen de la idea de coalición, que fue dado por nuestro líder, el presidente Sanguinetti, en aquella reunión de hace un par de años, con el hoy presidente Lacalle Pou y quien ahora se desempeña como ministro del Interior, Larrañaga.

Ese encuentro fue el puntapié inicial de un acuerdo electoral que, pasada la elección parlamentaria de octubre de 2019, se convertiría en un documento valioso, una hoja de ruta que en noviembre llevaría a Lacalle a la presidencia de la República: el Compromiso por el País, suscrito por los líderes de cinco partidos políticos contestes en la necesidad de cambiar de rumbo.

Casi esos mismos dirigentes, pero los mismos partidos volvieron a reunirse días pasados, cuando el país se debate en la instancia más dura de la pandemia.

Nuestro partido estuvo representado por el presidente Sanguinetti, un prohombre de la política nacional que siempre mira la realidad muchos pasos más adelante y que, con la misma lucidez con que impulsó un día la necesidad de coaligarnos quienes compartimos ideales republicanos y liberales, ahora recarga de valores batllistas (que son un equilibrio entre el fomento de la libertad, con la sensibilidad social que contrapesa las inequidades) el combate a una situación sanitaria que demanda la intervención estatal donde hace falta.

Una intervención que no pasa por las cuarentenas obligatorias, la coacción represiva ni las medidas prontas de seguridad (esa imagen turbia que nos devuelve el espejo argentino), sino que debe realizarse con inversión fuerte y sostenida para apoyar a los más necesitados.

Ojalá esta práctica se repita en forma planificada y permanente. Ojalá la mesa de trabajo que cuenta con Lacalle, Sanguinetti y los demás líderes siga funcionando como un reaseguro de estabilidad y comunicación fluida, que redunde en la fortaleza institucional que el país necesita en esta hora aciaga. La verdad es que hoy el futuro resulta promisorio. Y para transitar hacia ella, nada mejor que imbuir al gobierno del escudo de los débiles que el batllismo ha construido y consolidado a lo largo de toda su fecunda historia.

– Teniendo en cuenta el cambio generacional y la ausencia de liderazgos claros ¿Cómo definirías al Frente Amplio?

– Comparto el concepto de cambio generacional dentro del FA. Sin embargo, con el surgimiento de figuras como Yamandu Orsi y Carolina Cosse, no se puede hablar de ausencia de liderazgos.

El FA está en un tiempo crucial donde, por un lado, estos nuevos surgimientos deberán tener la ductilidad necesaria para adaptar nuevamente a su partido a los tiempos actuales y al mismo tiempo es claro que también deben pasar por un proceso de autocrítica y actualización. El mundo y nuestro país están cambiando de tal manera, que algunos conceptos que a veces se escuchan dentro de las filas del FA, suenan a reclamos de la década de los 70s.  

– ¿Cuáles son tus aspiraciones a futuro?

– Una vez el presidente Jorge Batlle me hizo la misma pregunta. Y al igual que entonces mi respuesta no ha cambiado. Mi aspiración está íntimamente ligada al trabajo político social para construir con ética republicana, un país mejor, una sociedad justa, humanitaria.

Fue en esa misma reunión, donde el presidente Batlle me impulsa a fundar el Movimiento Creando Oportunidades (CreO). Agrupación donde soy la secretaria nacional y que actualmente cuenta con una gran cantidad de amigos y militantes del partido de todas las épocas, que vemos y entendemos a la política como la herramienta válida y legitima para alcanzar la sociedad que queremos; para continuar creando ese pequeño gran país que Batlle y Ordoñez comenzó a construir.

– ¿Desea comentar algo más?

– Si. Aquellos que nos consideramos demócratas y republicanos debemos estar atentos al surgimiento de grupos o partidos políticos que con un seudo carácter refundacional y liderazgos mesiánicos, han pretendido cambiar la política o el sistema político, buscan insertarse en lo que presuntamente critican con la finalidad de adquirir posiciones de poder.

Estos grupos suelen aparecer con líderes carismáticos, que buscan despertar sentimientos frustrados de la sociedad y plantean cambios que suelen ser populistas y demagógicos. Y para aclarar, no me refiero a grupos de derecha o de izquierda, este fenómeno se da en todas las corrientes políticas.

Debemos estar atentos y combatirlos, cuando aparecen, con la mejor de las armas: la exposición clara y amplia de nuestras ideas y valores. Lo primordial es la defensa de la república y las instituciones democráticas.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: