El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

RENTA BÁSICA: ¿PELIGRO O SALVACIÓN?

Compartí este artículo con tus amigos

Cuando hablamos de la Renta Básica (RB) pensamos en una idea que a priori parece atractiva, para muchos es la esperanza de la humanidad para terminar finalmente con la pobreza, para otros es una idea que al escucharla parece buena pero que tiene consecuencias nefastas en materia económica.

Situándonos en el contexto actual, la pandemia del coronavirus trajo consigo un contexto de crisis a nivel mundial que abarca diversas dimensiones, entre las que se destaca la dimensión económica. En nuestro país la idea de una Renta Básica impulsada por la oposición para hacerle frente a la crisis actual ha tomado una notoria relevancia.

¿Pero qué es la Renta Básica? Para contestar la pregunta citaré a uno de sus defensores más importantes, el filósofo y economista belga Philippe Van Parijs.

Van Parjis hace referencia a una RB de carácter Universal, la define como: “un ingreso pagado por un gobierno, a un nivel uniforme y a intervalos regulares, a cada miembro adulto de la sociedad. La subvención se paga, y su nivel es fijo, independientemente de si la persona es rica o pobre, si vive sola o con otros y, si está dispuesta a trabajar o no” (Van Parjis, 2017, p.5).

Imagen de Studio FD – http://www.flickr.com/photos/bibliotheekkortrijk/

En cuanto al carácter básico, refiere a una base material con la que cada persona pueda contar, ya sea insuficiente o superior a lo que se considera suficiente para la subsistencia.

Según Van Parjis es importante diferenciar la Renta Básica de las Rentas Mínimas garantizadas, la primera es incondicional mientras que las otras tienen requisitos que pueden ir variando.

También es importante diferenciar la RB que propone Van Parijis del proyecto de la oposición. Además del carácter universal, Van Parjis está a favor de los ingresos sostenibles más altos (p.6). Mientras tanto la propuesta de la oposición no es estrictamente similar ya que está dirigida a unos 300 mil hogares y en cuanto a los ingresos proponen otorgar un salario mínimo nacional por un tiempo determinado.

En base a esta definición me surgen las siguientes preguntas: ¿Es viable una Renta Básica de carácter universal por encima del nivel de subsistencia en Uruguay? ¿Realmente la RB puede ser una alternativa para hacerle frente a la crisis actual?

Para contestar la primer pregunta procedo a citar al economista Juan Ramón Rallo, según él, la característica más distintiva de la RB es que permite desvincular producción e ingreso (Rallo, 2015, p.352).

Esto tiene como primera consecuencia que los ciudadanos pueden obtener rentas sin la necesidad de contribuir a generalas, esto puede implicar que aquellos ciudadanos que valoren más su tiempo de ocio que los ingresos adicionales que puedan obtener produciendo bienes y servicios vayan a optar por dejar de producirlos (Rallo, 2015, p.355).

Imagen sacada de juanramonrallo.com

La teoría económica -neoclásica- expone dos efectos sobre la oferta laboral. En primer lugar el denominado «efecto renta» hace referencia a que a mayor renta habrá mayor demanda de ocio, por otro lado a menor renta habrá menor demanda de ocio. Esto es debido a que la persona se volverá más rica y por lo tanto preferirá disfrutar más su tiempo libre. El segundo efecto llamado «efecto sustitución» implica que mayores ingresos pueden estimular a una persona a trabajar más, dado que cobra más por cada hora trabajada (Rallo, 2015, p.355). Siguiendo esta línea los efectos sobre la oferta laboral se determinarán en base a las preferencias de cada individuo.

Imagínense que a toda la población de Uruguay se les otorga una RB de $20.000. La población de Uruguay es de 3.505.985 habitantes (INE, Anuario estadístico 2019, p.53) y según los últimos datos del Banco Mundial (2019), nuestro PIB es de aproximadamente 56,046 mil millones de USD. Entonces, si mis cálculos escolares no fallan, una RB de $20.000 supondría un presupuesto de aproximadamente $70.119.700.000. Si pasamos las cifras a dólares teniendo en cuenta solamente el valor del tipo de cambio de la fecha en la que se escribió el articulo ($42,388), el valor en dólares sería de 1.654.234.689 USD (cada mes), esto implicaría un presupuesto enorme por año.

Una alternativa para financiar la RB es recortar el gasto público, eliminando por ejemplo las pensiones contributivas, asistenciales y los subsidios (ya que no serían necesarios con una RB). Esto supondría ahorrar millones de dólares, pero aun así no se tiene en cuenta el impacto negativo que generaría sobre el PIB el hecho de que una cantidad considerable de la población dejará de trabajar, lo cual perjudicaría los ingresos del Estado y por lo tanto el presupuesto seria menor.

Otras posibles alternativas son fijar mayores impuestos, especialmente sobre las grandes fortunas, pero esto posiblemente agravaría la situación debido al impacto negativo que generaría sobre la inversión, afectando las fuentes de trabajo y posiblemente la entrada de divisas y tecnología.

Otra alternativa de financiación de este proyecto podría ir por el lado de la emisión monetaria: esta genera un ingreso real a quien la controla (en nuestro caso el Estado) que puede utilizar para financiarse. Sin embargo, el uso de esta vía tiene efectos inflacionarios y su uso para financiar grandes gastos puede devenir en procesos hiperinflacionarios. A su vez, la inflación generada puede redundar en una disminución del poder de compra de los consumidores, afectando por esta vía a quienes se pretende ayudar.

En cuanto a la segunda pregunta: La propuesta de la oposición puede llegar a causar los efectos negativos que vimos con anterioridad. Recordemos que la crisis económica que estamos viviendo en la actualidad es debido a la paralización de la actividad económica, por lo tanto incentivar a que una cantidad considerable de la población no produzca mientras se les otorga dinero para consumir puede agudizar la crisis económica. Asimismo una posible fuente de financiamiento a corto plazo seria endeudarse con organismos internacionales, aumentando aún más la deuda a externa de nuestro país.

Desde mi punto de vista la solución es retomar la actividad económica, respaldar a las empresas e incentivar la inversión para aumentar las fuentes de trabajo. No se descarta brindar una pequeña ayuda económica en el corto plazo a aquellas familias que más lo necesitan.

Reflexión final:

En primer lugar: Es importante aclarar que para profundizar en el tema se requerirá un análisis técnico más extenso, serían necesarias varias carillas o quizás un libro entero para hablar de todos los argumentos a favor y en contra de la Renta Básica.

En segundo lugar: No existe suficiente evidencia para probar realmente los efectos que puede tener una Renta Básica Universal por encima del nivel de subsistencia ya que nunca se llegó a implementar a gran escala, gran parte de los argumentos existentes están sujetos a la especulación y resultados de experimentos puntuales con una pequeña cantidad de sujetos de prueba.

Por último: La idea de la Renta Básica es un intento de satisfacer las necesidades básicas del ser humano, tal como sostiene Van Parjis puede llegar a asegurar la libertad real para todos, el problema no es el objetivo sino la sostenibilidad a largo plazo. Aun así, para muchas personas es agradable la idea de una pequeña renta básica por debajo del nivel de subsistencia que sirva como una pequeña ayuda económica a miles de familias. Personalmente desde mi punto de vista es más viable una renta mínima garantizada que otorgue un ingreso a quienes más lo necesitan y a su vez tenga requisitos y genere mecanismos para que la persona a la que se le otorgue pueda salir adelante por sus propios medios.



Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: