El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

La pandemia, los jóvenes y la salud mental

Compartí este artículo con tus amigos

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, hablemos de los cambios que introdujo la pandemia en la mente de los adolescentes y niños uruguayos.

Es más que pertinente recordar como la pandemia sin dudas nos cambió a todos. Cada suicidio es evitable, por ello debemos de hablarlo, educarnos y sacar el tema de la sombra del tabú.

Muchos nos encontramos con que nuestros planes estaban frustrados: cumpleaños, viajes, bodas, entre otros. Todo esto, sumado al hecho de que tuvimos que confinarnos sin ver a nuestros amigos y familia. Generó el estrés de una situación distinta, inesperada y precipitada. No obstante, luego de mas de un año de llegada la pandemia a nuestro país por fin empezamos a ver la luz, el porcentaje de vacunados sube; los contagios, los números en CTI y las muertes bajan, pero ¿Qué sucedió en la mente de los jóvenes luego de un año de noticias negativas?

Niños y adolescentes eran en su mayoría los menos afectados directamente por el virus SARV2 Covis-19, pero por todo lo anteriormente mencionado, según un estudio de la Sociedad Uruguaya de Pediatría ‘’desde el punto de vista psicológico y cognitivo los impactos de la pandemia en muchos casos serán irreversibles y tendrán consecuencias a corto, mediano y largo plazo’’.

Según la SUP luego del confinamiento y tras un largo año de malas noticias los jóvenes se vieron afectados en cuanto a trastornos de ansiedad, del sueño y altos niveles de depresión.

El informe revela números preocupantes del aumento de estas características en niños y adolescentes. A esto hay que prestarle especial atención en un país como Uruguay, el cual lleva una de las tasas más altas de suicidio en Latinoamérica.

Los especialistas coinciden en que este aumento de depresión se debe a la exposición a las noticias negativas.

La virtualidad tuvo participación en cuanto a los trastornos del sueño, ya que, largas horas de exposición a una pantalla pueden alterar la melatonina, que es la hormona que reduce la fase REM del sueño, en la cual el cerebro descansa. También la recurrente preocupación por familiares o amigos contagiados tuvo su contribución.

Según el informe presentado por la SUP el 36.7% de niños y adolescentes han tenido disminución en la calidad del sueño. Dentro de este mismo porcentaje un 59.9% siente tristeza gran parte del tiempo, mientras que el 18.1% convive con ella todo el tiempo, el 4% versa sobre tristeza permanente y desesperanza, el 8% no tiene sentimientos de tristeza y un 10% no responde.

La perdida del sueño afectó significativamente al desarrollo cognitivo durante el día, lo que afectó directamente a la educación, llevada a cabo de manera virtual, en la cual gracias a diversos factores se reflejó una perdida en la comunicación alumno-profesor.

Muchos nos sorprendemos cuando en las noticias vemos un nuevo caso de suicidio, pero ¿Qué podemos hacer para ayudar a un amigo, un familiar, conocido o quien sea?  Primero debemos hacer nuestro mejor intento por escuchar y comprender a esa persona. Debemos tomarnos en serio cuando un amigo plantea ideas sobre el suicidio y alentarlo a consultar con un profesional. ASSE cuenta con una línea telefónica gratuita, la cual funciona las 24 horas del día: 0800-0767.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: