El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

La libertad de expresión en la era de la globalización: el caso de Francia

Compartí este artículo con tus amigos

El pasado octubre de 2020 se vio sacudido por un hecho que trascendió fronteras, y nos ha hecho cuestionarnos nuestros valores e ideas más arraigadas cuando acaeció el asesinato de un profesor francés en manos de un extremista islámico luego de exhibir una caricatura del profeta Mahoma como ejemplo de libertad de expresión en una clase. Ya en el año 2015 Francia había sido profundamente conmocionada luego del atentado terrorista a la editorial del semanario Charlie Hebdo, que también había mostrado caricaturas de Mahoma en forma de sátira.

La última década ha significado un tiempo de cambios, donde la tecnología y el flujo de información entre lugares muy remotos se vuelve cada vez más común e instantánea. A su vez, la inmigración se ha disparado a niveles pocas veces vistos antes, ya no solo entre países de un mismo hemisferio, sino de todo el mundo. La diáspora árabe y musulmana ha afectado a todos los continentes, especialmente a Europa donde diariamente llegan cientos de exiliados y refugiados escapando de la crisis, la guerra y la persecución política. El choque cultural resulta especialmente fuerte.

Occidente se ha caracterizado en los últimos dos siglos por la difusión y universalización de los valores liberales, que toman especial fuerza luego de la independencia norteamericana con la Revolución Trece Colonias y la Revolución Francesa. La secularización va ganando terreno y el énfasis en las libertades individuales es cada vez mayor. Las sociedades conservadoras fueron acostumbrándose a la ampliación de libertades, entre ellas, la libertad de expresión en su sentido más amplio, la blasfemia, la sátira y el ataque a las religiones debieron ser respetados, entendiéndose como parte de la expresión irrestricta y legítima que posee el individuo.

Con el proceso acelerado de globalización, estos valores entran en cuestionamiento y choque con la cultura profundamente religiosa que posee la población musulmana, que va más allá del ámbito personal y adquiere un carácter público y político. Esto hace que se reabra el debate de los límites de la libertad de expresión y comienzan a interpelarse las ideas tan arraigadas a la idiosincrasia occidental.

Luego del asesinato del profesor, Macron decidió aparecer públicamente con un efusivo discurso en defensa de los valores liberales que siempre han formado parte de Francia y Europa, protegiendo así el derecho a ofender y blasfemar a una religión, entendiéndolo como parte de la libertad de expresión. La reacción no se hizo esperar y los principales líderes del mundo musulmán exigieron que el Presidente francés se retractase, y pidieron respeto por la figura de su profeta; a esto se le sumaron cientos de manifestaciones multitudinarias entre la población musulmana contra el líder europeo.

La tensión no parece que vaya a disminuir pronto, sino que tenderá a aumentar a medida que la globalización siga haciendo sus efectos y continúe tomando cada vez más lugar en la vida de los ciudadanos de todo el mundo. La discusión creará futuros conflictos y se deberá dar el espacio al debate y la reflexión sobre temas que alcanzan cuestiones tan sensibles como la cultura en la que una persona se forma desde el nacimiento, y los valores más profundos de la idiosincrasia de las sociedades. De aquí en adelante se abren una serie de cuestionamientos ante un mundo y una sociedad global que aparenta ser cada día más conflictiva y más violenta, donde todo lo que creíamos como establecido, también será llevado a juicio.

¿Cuáles son los límites a la libertad de expresión en un mundo donde conviven culturas tan disímiles? ¿Qué cultura deberá ceder en favor de la otra? ¿Existe la posibilidad de coexistencia manteniendo cada sociedad sus valores tradicionales incambiados?


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.