El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Institucionalización de la violencia e impunidad en Venezuela.

Compartí este artículo con tus amigos

Justicia claman los familiares de miles de víctimas que han sido ejecutados por los organismos de seguridad. Justicia claman los cientos de victimas asesinadas por la fiebre del Oro, que ha traído grandes desplazamientos de pueblos indígenas en el sur de Venezuela. Justicia claman los familiares de las personas asesinadas en las manifestaciones, los detenidos arbitrariamente, los torturados, los familiares de los secuestrados y desaparecidos.

En un país donde el 92% de los homicidios quedan impunes (promedio de los últimos 4 años)  la invitación a seguir delinquiendo transformacualquier delito,  comoel robo de un par de zapatos o un celular en asesinato, porque la vida en Venezuela no tiene valor.

Según el especialista Fermín Mármol García, el déficit de policías de patrullaje supera el 80%, el déficit de policías de investigación criminal el 300%, el déficit de fiscales que se dediquen al procesamiento judicial es mayor al 50%, y el de jueces penales supera el 40%. La permisividad inducida y permitida de distribución, venta y tráfico de armas que supuestamente es exclusividad de la FAN, nos indica como el Estado es el culpable de la existencia de grupos civiles armados en todo el país, que actúan dependiendo del origen y motivos de su asociación, para ejecutar crímenes políticos y de control social, control de territorios, de sectores productivos, empresas y minería, del sistema carcelario, entre otros.

Los colectivos armados y pagados por el régimen para perseguir, acosar, espiar, ejercer acciones de control y participar activamente en manifestaciones de la oposición involucrados en asesinatos y torturas,actúan con total impunidad. Las bandas organizadas de extorsión y secuestro que mantienenterritorios marcados en comunidades en todo el país, incluso integradas por funcionarios de organismos policiales y militares, actúan con total impunidad. Los sindicatos petroleros, mineros y de la construcción que asesinan a quienes les son incomodos, los pranes y sus bandas en las cárceles que dirigen tras las rejas a bandas de extorsión, secuestro y sicariato, la guerrilla privada creada por Chávez denominada Frente Bolivariano de Liberación (FBL) que actúaconjuntamente con la misma FAN en los estados fronterizos, actúan con total impunidad.

A todo esto, sumamos los temibles organismos élites, como el grupo FAES de la Policía Nacional Bolivariana que conforman “Escuadrones de la Muerte”, los consentidos del régimen que tienen licencia para matar en supuestos operativos de seguridad que ejecutan en barrios, donde sacan a muchas de las victimas de sus hogares y los asesinan delante de sus familiares, o se los llevan detenidos y aparecen muertos con múltiples disparos.

Los asesinos y torturadores de cientos de victimas denunciados por ONG, Organismos Regionales y Universales como la OEA y la ONU, siguen libres, han sido condecorados y ascendidos en sus cargos y felicitados públicamente por el propio Nicolás Maduro.  Algunos de estos criminales, incluso identificados por sus victimas, son usados por jueces y fiscales para atestiguar en los juicios sumarios que se están llevando a cabo contra los presos políticos. El sistema de judicial venezolano esta podrido en sus entrañas. Se ha especializado en la persecución política dejando la cancha abierta para el crimen, institucionalizando la violencia y la impunidad que se ordena desde el Poder.

No habrá paz en Venezuela mientras el poder este del lado de los criminales.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: