El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

FRENTE AMPLIO, LA PERPETUA OPOSICION IRRESPONSABLE.

Compartí este artículo con tus amigos

Esto lo escribo a modo de que muchas personas puedan concientizarse con respecto al “modus operandi” que ha venido implementando dicha colectividad política, la izquierda uruguaya a lo largo de los últimos 20 años, en las ocasiones que le ha tocado ser oposición.

Lamentablemente no podremos decir cosas positivas, debido a que el actuar ha dejado mucho que desear y esperar por parte de un partido político que se decía ser distinto al resto, pero gracias al pasar del tiempo y la empírea hemos logrado apreciar lo contrario.

Asimismo, logramos ver su verdadera cara, su verdadera intención: la de que querer perpetuarse compulsivamente en el poder, utilizando cualquier método que se les sirva para lograr dicha finalidad, esto lo digo sin temor a represalia o critica alguna.

Lastimosamente, utilizaron el discurso de “querer ayudar” a los menos privilegiados, a los más agobiados, pero en fin y al cabo, fue a quienes menos ayudaron. Podemos decir que cuando les toco gobernar, lo hicieron con un gobierno saneado, que poseía un déficit fiscal muy disminuido, un país en pleno crecimiento económico y demás, pero no lograron gestionar los dineros públicos de manera efectiva, de manera correcta.

Existen a lo largo de la historia contemporánea ciertos hechos puntuales que debemos tener presentes para afirmar su irresponsable oposición: En primer lugar, cuando a Batlle y la primera coalición de gobierno que se conformó en nuestro país, le toco afrontar una crisis económica de carácter regional, el actuar del Frente Amplio fue tétrico, en vez de anteponer el bienestar de la República y su futuro se dedicaron a poner constantes “palos en la rueda”.

¿Por qué digo esto? Bien, es claro y de público conocimiento que en dicha época Batlle al apreciar el mal augurio que se nos avecinaba como país, cito a Vázquez y diferentes referentes de otras colectividades políticas para comentarles su plan para tratar de sobrellevar la catastrófica situación que se avecinaba y afrontaría prontamente el país.  Para la mala suerte de nuestro Estado, la mesa política del FA decidió casi por mayoría enfrentar las decisiones del gobierno y mostrar un pleno rechazo a cualquier negociación de cualquier naturaleza; en líneas reducidas decidieron ejercer una oposición muy frontal.

No solamente se pudo justipreciar o estimar la actitud negativa del FA, sino que asimismo logramos aquilatar una fuerte confrontación por parte del PIT-CNT, principalmente por parte de Castillo, un sindicalista muy radical que ejercía el Secretariado Ejecutivo de dicho brazo político, que respondía desde hace mucho tiempo a las decisiones del “Frente”. La mayoría (casi la totalidad) del sindicalismo decidió buscar perjudicar al oficialismo, decidiendo organizar una marcha a Punta del Este en nombre de “reivindicaciones” pero que solamente buscaba desestabilizar y perjudicar el turismo, asustando a varios turistas (principalmente argentinos) mostrándoles una realidad turbulenta como la que venían viviendo en su nación.

Por otro lado, en segundo lugar, pero con posterioridad considerable en el tiempo, luego de 15 años de hegemonía de izquierda, luego de gozar con las mayorías necesarias para hacer lo que quisieran y de haber pesimamente gobernado perdieron el gobierno, ganando en esta oportunidad nuevamente una coalición de gobierno, pero en esta ocasión encabezada por el Presidente Lacalle Pou.

La historia nuevamente se repite, observamos que vuelve la irresponsable oposición, primero solicitando medidas extremistas para afrontar la pandemia causada por el Covid-19, entre ellas la cuarentena obligatoria, solución que puesta en la práctica fracasa y es perjudicial para la ciudadanía y la estabilidad económica del país. Luego enfrentando a una Ley de Urgente Consideración (en plena pandemia) que busca lograr el bienestar ciudadano, tachándola de inconstitucional, luego buscando derogar algunos de sus artículos mediante instrumentos de democracia directa. Incitando de esta manera a muchos sindicatos de izquierda a trabajar en su favor, y en algunos casos estos realizando dicha recolección de firmas en lugares donde la Constitución lo prohíbe, no importándoles violar la laicidad.

Claramente el respeto por el dinero de los contribuyentes, la transparencia, el respeto por Constitución y la legalidad nunca fue su “fuerte”, lo cual nos deja una moraleja que debemos tener presentes a la hora de votar en los próximos comicios: el Frente Amplio como fuerza política siempre ha antepuesto sus propios intereses antes que los de la ciudadanía y la República.

A lo largo de la historia contemporánea han demostrado que no les interesa el futuro de la patria, ya que en reiteradas cuando la misma necesito de su colaboración, seriedad y esfuerzo, los mismos decidieron darle la espalda para perjudicar al oficialismo con el anhelo de perpetuarse en el poder.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

1 comentario

  • Ramón Ariel Rosconi
    Ramón Ariel Rosconi

    Comparto plenamente.

    Responder

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: