El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

El monstruo de 4 cabezas.

Compartí este artículo con tus amigos

Las sensaciones y la realidad nos impactan todos los días. Nuestros pronósticos y la realidad nos pegan a cada momento. Nos enfrentamos en un estado de guerra declarado en todo el mundo contra lo desconocido y si apenas logramos aclarar ciertos aspectos, dudamos en hacerlo y sentirnos seguros, palabra tan frágil, tan insegura hoy en día que los anhelos y los deseos son tan fuertes que nos dirigen directamente a un pensamiento de duda y contradicción.

El GACH: es uno de los tantos grupos comisionados en este país para asesorar al presidente, en este caso en el área científica, pero no fue como los demás, no pasó desapercibida su creación y menos sus resultados, algo nada común en nuestro país.

El PRESIDENTE: mano ejecutora de todas las decisiones del grupo honorario y que actualmente, en contrario al principio de su gobierno, no goza de tanta popularidad. Comprendo las presiones, sobre todo las de sus “amigos” pero también la de sus principios, que no dejo de valorarlos, sufre un momento de estar entre la espada y la pared.

La OPOSICIÓN: es el grupo distante de ese presidente y cómplice del grupo GACH cuando le conviene. A eso se le suman contradicciones propias de un grupo sin líder aparente y visualmente mediático. No acompaña la mayoría de las decisiones del oficialismo, como si fuera la principal arma de la oposición, cualquiera que sea, alimenta las dudas, la inseguridad y el temor del día a día en que vivimos, el cual es tenebroso en cuánto a cifras de uruguayos que enferman y se nos mueren.

El PUEBLO: cómo siempre el último en aparecer en escena, el último en poder sembrar sus ideas en un campo infértil, pero primero en sufrir las consecuencias de esos enfrentamientos políticos partidarios, tan absurdos como sus participantes. El que se ve diariamente con el monstruo, al que le piden condiciones para poder vivir. Y a la vez de cerrar una ventana, le abren una puerta para desconfiar de todo un sistema sanitario tan exitoso al principio como testarudo ahora.

Ese es “nuestro” monstruo, creado en el exterior, aún sin saber su origen real y todavía experimentando una lucha frontal contra sus consecuencias nefastas.

Ahora, sabemos lo que hacer de inmediato, por lo menos, dudamos de lo siguiente y no sabemos a dónde vamos, pero ¿es tan difícil pedir que esas cuatro cabezas puedan unirse y pensar el unísono cómo podemos salir juntos de todo esto?

Esa es la esencia principal de un pueblo dócil y paciente como el uruguayo, confía, hasta que le mienten, cree, hasta que le fallan, actúa, cuando es necesario. El pueblo es el corazón de un país, es el motor de un país y somos todos esos, todos componemos las cuatro cabezas de este monstruo, entonces porque actuamos cómo lo hacemos, tenemos la fuerza suficiente para combatir, tenemos los talentos para ver las estrategias del combate, tenemos la gente que merece un país.

Entonces esperemos la reacción lógica, comprensiva, empática de un Poder Ejecutivo que comprenda que esas cabezas son lo mismo y ellos cómo regidores de la ley y el orden, administrar la economía, el progreso y el cuidado sanitario, aceptaremos sus cambios para que podamos ganar la batalla y vivir como humanos otra vez.

El programa de Gobierno del Partido Colorado para las elecciones de octubre fue presentado por el candidato Ernesto Talvi y lo tituló «Un pequeño País modelo».

En ello toma la expresión de la conocida frase que José Batlle y Ordóñez le escribió en 1908 desde Europa a Domingo Arena y Pedro Manini Rios del diario El Día de la época. en la que les decía: «Yo pienso aquí en lo que podríamos hacer para construir un pequeño país modelo».

¿QUÉ ESPERAMOS ENTONCES?


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: