El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

El Frente y Harry Potter

Compartí este artículo con tus amigos

Así como todos conocemos al Frente Amplio, todos conocemos a la
exitosa saga de fantasía “Harry Potter”, de la autora J.K. Rowling (o al
menos los más jóvenes). Pero como siempre puede haber algún perdido,
les hago un breve resumen: Harry Potter es un niño huérfano, que es
maltratado por sus tíos y que un buen día descubre que sus difuntos
padres pertenecían al mundo de la magia, donde él goza de fama y
prestigio por haber derrotado al malvado Lord Voldemort (el mismo que
asesinó a sus padres) siendo apenas un bebé. A lo largo de los siete libros,
veremos a Harry toparse con personajes pintorescos que lo ayudarán en
las distintas misiones que se le presentarán, en particular a partir del
cuarto libro, cuando Voldemort regresa de la muerte.

Ustedes podrán preguntarse qué tiene esto que ver con el Frente
Amplio. Pues mucho, mis queridos amigos. Como mencioné, si algo
prolifera en “Harry Potter” es la fantasía y un elenco de personajes más
que llamativos. ¿Les suena parecido a un partido político uruguayo en
particular? Creo que vamos entendiendo…

El personaje principal de la saga es Harry Potter, quien es el elegido
dentro del mundo mágico para salvarlos de las oscuras garras de Lord
Voldemort (en el imaginario frenteamplista, la coalición republicana).
Creo que nadie puede dudar que el Harry de la política uruguaya es
Yamandú Orsi. Pensémoslo bien: Orsi es en quien la coalición de izquierda
pone todas sus fichas de cara al 2024. De buena pinta, algo carismático
y el protegido del Pepe, quien vendría a ser Dumbledore en esta historia,
parecería que el canario corre con ventaja de cara a los próximos
comicios nacionales. No obstante, así como Harry, Orsi ha demostrado
que es muy propenso a caer en la torpeza. El apuro presidencial lo lleva
a caer en declaraciones poco inteligentes donde incluso ha admitido
que no siempre tiene estudiados a fondo los asuntos que están en el
debate político (como le pasó con la LUC). Y ahí es donde entra Carolina
Cosse, que es el paralelo para Hermione Granger. Hermione es la mejor
amiga de Harry, mucho más inteligente y analítica que el protagonista,
aunque carece de su carisma, y que no desciende de ningún miembro
del mundo mágico, al igual que Cosse, cuya carrera no comenzó en el
sector público. En un principio, el lector percibe a Hermione como un
estorbo, una sabelotodo cuya principal función es molestar al resto de los
personajes. Sin embargo, a medida que avanza la historia nos damos
cuenta de que sin ella y su inteligencia, las misiones de Harry hubieran
fracasado. ¿Les suena una Intendenta de Montevideo que es probable
que le patee el tablero a más de uno? Completando el trío de
protagonistas, tenemos a Ron Wesley, el mejor amigo de Harry que hace
todo por destacarse, ya que viene de una familia numerosa y encima le
tocó ser muy cercano a una persona tan destacada como el joven
Potter. ¿A quién les suena? ¡Obvio! ¡A Bergara! No nos olvidemos que
Mario Bergara ha tenido acercamientos al Espacio 609, donde
seguramente muy en el fondo espera ser apoyado en una potencial
precandidatura, aunque eso no pasará, y ya no sabe qué hacer con tal
de parecerse y destacarse sobre los frentistas más radicales. Pensemos
por ejemplo en el tema referéndum. Inicialmente, el economista no
estaba de acuerdo con él, pero cuando percibió que a la interna
garpaba más apoyarlo, no dudó en ponerse el disfraz de radical.

Por supuesto que también tenemos representados a algunos personajes
secundarios, como Neville Longbottom, quien era el otro que estaba en
disputa con Harry para ver quién sería el elegido para ponerle fin a Lord
Voldemort, y que de hecho en los libros es quien hace la acción final para
derrotarlo. En ese lugar, pongo al Pacha Sánchez. El otro protegido de
Mujica y con aspiraciones no solo presidenciales, sino que de liderazgo.
Por supuesto que podríamos seguir por mucho rato más (de hecho, me
parece un ejercicio muy divertido), pero como mención especial voy a
señalar al senador Óscar Andrade, quien para mí tiene un perfil similar al
de Seamus Finnigan, un compañero de Harry en la escuela donde
estudia magia, algo hiperactivo, desprolijo y cuyos experimentos siempre
acaban por salir mal, ¿les suena parecido al comunismo?

En fin, con la esperanza de no haber hecho una premonición electoral,
y descartando que yo personalmente vea a la Coalición Multicolor como
Lord Voldemort, a lo que quiero ir con esto es que incluso el equipo más
fantasioso, pintoresco e imprevisto pueden derrotarte. En el caso del
Frente Amplio, creo que se precisaría una magia muy poderosa para que
lo logren. Sus cuadros políticos son tan infantiles que se parecen a lo que
una autora de fantasía escribió hace unos años y se hizo millonaria en
base a su imaginación. La verdad, entre tanta demagogia y odio por
cualquier propuesta de progreso que haga el gobierno, el Frente Amplio
se parece más a Lord Voldemort y sus asociados que a cualquier otra
cosa; pero díganme, la próxima vez que vean “Harry Potter”, ¿no van
pensar que están mirando una fantasía marca Frente Amplio?


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

2 comentarios

  • Matías
    Matías

    Slitheryn es claramente el partido nacional y la familia Malfoy son los Herrera. Dumbledore es Tabaré Vázquez.
    Voldemort Bordaberry.
    Sirius Black el Pepe Mujica.

    Responder
  • Mateo
    Mateo

    Bo, tiene que haber por lo menos un colorado que sepa escribir, no sean malos. El diario el día original se debe estar revolcando en su tumba.

    Responder

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: