Compartí este artículo con tus amigos

Por si no fuera poco la guerra desatada por Rusia al invadir Ucrania el 24 de febrero pasado, se asoma un nuevo conflicto bélico en el horizonte mundial, que de concretarse podría desatar la tercera guerra mundial enfrentando a la potencia asiática con los Estados Unidos.

Pero, ¿cuál es el motivo por el cual hoy se mira atentamente los movimientos en la zona?

China ha reaccionado fuertemente ante lo que considera una provocación, la visita del martes 2 de agosto, de la presidente de la cámara de diputados del congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Nancy Pelosi foto :Reuters.

La portavoz de la cancillería China Hua Chunying ha declarado que China ¨tomara medidas contundentes y efectivas¨ y su ministro de RREE fue un paso más ¨quienes juegan con fuego, se quemaran¨.

La respuesta inmediata de China fueron unos masivos ejercicios militares dramáticamente cercanos a Taiwán, y es que este país considera a esta isla parte de su territorio y considera la visita algo inadmisible.

Para entender el por qué, debemos remontarnos a 1945, terminada la segunda guerra mundial y expulsados los japoneses de China, el gobierno estaba en manos de la facción derechista del Kuomintang o partido nacionalista dirigido por Chiang Kai-shek, se retoma una guerra civil contra el partido comunista liderado por Mao Tse-Tung, a la postre los vencedores de la guerra en 1949

Chiang Kai-shek huye de China con sus partidarios y más de 2millones de soldados hacia la isla y se proclama como la verdadera China, de hecho, las naciones unidas hasta 1971 aceptaban esta posición, año en el que cambian de parecer y reconocen solamente a la China continental

Recordemos q comenzaba la guerra fría, la URSS apoyaba abiertamente al gobierno comunista de Mao y los EEUU al capitalista Chian en la isla ,ambas potencias aportaron toneladas de armamento a uno y otro bando.

China mantiene la postura de que Taiwán es una más de sus provincias basándose en la historia posterior al siglo XVIII, Taiwán argumenta que nunca formaron parte de la China moderna y hoy la población se inclina por mantener su status actual (50.3%), seguida por personas que desean la independencia (38.9) y solamente un mínimo porcentaje valoraría la adhesión a China (4.7).

La idea de la independencia Taiwanesa no es de recibo por el gobierno de la China popular como ha quedado demostrado, incluso en 2005 se promulga la ley antisecesión que establece el derecho de usar la fuerza ante una posible independencia Taiwanesa.

Taiwán tiene una importancia relevante, no solo a nivel geopolítico para los Estados Unidos frenando una posible expansión China, sino también para la economía mundial debido a su alta producción de alta tecnología.

Hoy las dos principales potencias del mundo tienen en sus manos literalmente el destino de la humanidad, un movimiento en falso de cualquiera de las piezas de ajedrez puede desencadenar una catástrofe inimaginable, seguramente sea una más de las retoricas bélicas clásicas de estas dos potencias, sin embargo, el riesgo una guerra siempre está latente.


Compartí este artículo con tus amigos
A %d blogueros les gusta esto: