El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

18 de julio, la Constitución y la independencia

Compartí este artículo con tus amigos

En Uruguay, tenemos ciertas dicotomías a la hora de recordar nuestra historia, el ejemplo más claro lo podemos encontrar en nuestro pasado reciente, donde encontramos dos o más diferencias a la hora de enfrentar el tema y la búsqueda de la verdad en cuanto a los crímenes cometidos en la dictadura y sus culpables, pero también nos encontramos con este cruce de ideas a la hora de recordar a Rivera y Salsipuedes o al gobierno dictatorial de Lorenzo Latorre.

Pese a esto, y a la imposibilidad de una mirada unánime del pasado, encontramos un cierto sentido de unificación nacional en ciertas figuras como Artigas y Batlle y Ordóñez, así como también en nuestro himno, nuestro pabellón, el escudo y, llevándolo al terreno futbolístico, en la selección.

Para seguir con este criterio de unificación es que también se proponen las fechas patrias, en las cuales recordamos hitos históricos como la Batalla de Las Piedras durante el 18 de mayo, el natalicio de nuestro prócer el 19 de junio, la Jura de la Constitución el 18 de julio y ¿La independencia? ¿Un 25 de agosto?

Hagamos un repaso histórico, ¿Qué se celebra el 25 de agosto?

El 25 de agosto de 1825 se celebra la declaratoria de la Florida, lo cual es considerada una gran proeza histórica, que nos libera del imperio de Brasil, pero que nos inscribe dentro de lo que hoy es Argentina, por lo que cabe destacar que esta fecha no es el comienzo ni el final de la historia de nuestra independencia.

Carlos Anaya, uno de los redactores de las 3 leyes aprobadas el 25 de agosto, expresa: ‘’Se declaró por un acto solemne legislativo la independencia del Estado de la dominación extranjera, declarándonos unidos a la República Argentina”. No pretendo quitarle su valor histórico a esta fecha, la cual es símbolo del sentimiento patriótico independentista que logró la autonomía ante Brasil, sin embargo, debemos darle su verdadero valor.

Esta fecha no marca el nacimiento de la República Oriental del Uruguay, con la denominación y autonomía que la declara nuestra primera Constitución, jurada el 18 de julio de 1830 y marcando el comienzo de la vida independiente y soberana de nuestro país, siendo el inicio de un proceso en el cuál comenzamos a ejercer nuestro propio gobierno, entonces encabezado por el Gral. Fructuoso Rivera.

En cualquiera de las dos fechas encontramos un espíritu independentista incuestionable, aunque debemos asignarle el verdadero valor a cada uno de ellos, debido a que ambos marcaron un antes y un después en la historia de nuestro querido Uruguay, siendo el 18 de julio cuando éste se consagra como un país autónomo, libre y soberano.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo, con todas las novedades y noticias sobre El Día.

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: