El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

PIMS: El Covid-19 también amenaza adolescentes y niños

Compartí este artículo con tus amigos

Pese a que la infección por Covid-19 suele superarse sin mayores problemas en jóvenes y niños, una extraña secuela, denominada Síndrome Infamatorio Pediátrico Multisistémico (PIMS por su sigla en inglés) con más 170 casos diagnosticados en Chile, ha provocado hasta la fecha tres fallecimientos en el país trasandino.

El pasado martes 23 de marzo se constató el deceso de una niña chilena de 11 años diagnosticada con PIMS en el Hospital Regional de Concepción. La menor falleció tras presentar falla renal y encefalopatía a causa de la patología. La niña, pese a que nunca dio positivo en exámenes PCR, había sido contacto estrecho de su madre, que sí se contagió.

Los primeros casos de este síndrome aparecieron durante los primeros meses del año pasado con niños en edad escolar en Europa y Estados Unidos. En Chile se registran casos desde mediados del año pasado. En febrero de este año se conoció la primera muerte asociada a PIMS, Emilio Rocha, un joven de 16 años de Puerto Montt. En Uruguay hasta el momento no se conocen casos diagnosticados.

Hasta el 1 de marzo, en Estados Unidos habían 2617 casos diagnosticados de PIMS, de los cuales 33 terminaron con fallecimiento del paciente, situando la tasa de mortalidad en 1.26%. Sin embargo otros países han registrado tasas de mortalidad sobre diagnosticados más altas, como es el caso de México con una tasa de hasta 30%.

Una investigación a cargo del epidemiólogo e investigador en medicina molecular Alberto Paniz-Mondolfi concluye que el PIMS es más frecuente en niños de origen latino/hispano y afro, pero aún se necesitan más datos para entender si existe una relación genética.

Dato que se complementa con evidencia recopilada por la Doctora Hermione Lyall, experta en enfermedades infecciosas en niños y directora clínica de servicios para niños en el Imperial College Healthcare NHS Trust en Londres, quien mostró en un primer informe sobre  78 pacientes con PIMS que necesitaron cuidados intensivos, que el 47% eran de origen afrocaribeño y el 28% de origen asiático, porcentajes entre cinco y seis veces mayores que el 14% que representan estas etnias minoritarias en el conjunto de la población del Reino Unido. 

Según la doctora Loreto Twele, infectóloga y académica de Medicina de la Universidad de San Sebastián (Chile), la patología “se produce básicamente en pacientes menores de 20 años que hayan tenido o tienen Covid-19 de manera aguda, o que hayan tenido la infección de manera asintomática”.

El síndrome se da a través de una hiper respuesta inmunitaria que provoca una inflamación de todos los órganos. Se puede presentar hasta 6 semanas después del contagio. Su diagnóstico temprano es vital para el tratamiento.

El Ministerio de Salud de Chile y la Sociedad Chilena de Infectología han publicado una infografía indicando los síntomas asociados a este síndrome: fiebre, labios hinchados o rojos, síntomas respiratorios, tos, vómitos, dolor abdominal, diarrea, manos y pies hinchados, dolor de cabeza o confusión, ojos rojos o sin secreción, manchas en diferentes zonas de la piel, garganta o ganglios inflamados y problemas al corazón asociados a desmayos o presión arterial baja.

Según declaraciones de la doctora Cecilia Poli, inmunóloga y reumatóloga pediátrica de Clínica Alemana de Santiago e investigadora de la universidad del Desarrollo, este síndrome es extremadamente poco frecuente, afectando a menos del 0.2% de los niños expuestos al virus SARS Co-V-2.

Si bien la patología puede ser grave, la respuesta al tratamiento suele ser favorable. La letalidad se estima menor al 0.01%. Por tanto, la profesional pediátrica llama a no alarmarse y estar atentos a los síntomas para a través de una detección temprana, poder mejorar las perspectivas de recuperación.

Es posible que con la extensión de la vacunación a menores de 16 años (Sinovac ya ha anunciado que su vacuna resulta segura para estos grupos etarios, y existen mas investigaciones en curso para otras vacunas), se logre reducir la incidencia de este síndrome. Pero de momento la mejor forma de prevenir esta complicación es evitar el contagio manteniendo las medidas de autocuidado recomendadas.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

2 comentarios

  • Paola Koren
    Paola Koren

    Totalmente bien explicado !!! Felicitaciones y solo queda decir, a cuidarse y cuidar nuestros hijos 🙌🙏🏼

    Responder
  • Jorge Martorell
    Jorge Martorell

    Como siempre,claro y concreto articulo.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.