El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Chile eligió a quienes redactarán la nueva Constitución

Compartí este artículo con tus amigos

El pasado fin de semana se celebró en el país trasandino una nueva jornada de elecciones, en las cuales se elegían gobernadores, alcaldes, concejales municipales, y lo más importante sin dudas, a quienes integraran los escaños para la convención constitucional, la cual tendrá un plazo máximo de un año para redactar una nueva carta magna y someterla a un nuevo plebiscito para su aprobación definitiva.

Etapas anteriores del proceso:

Desde que se acordó transversalmente a nivel político y social, y como respuesta para apaciguar el estallido social, la instauración de un proceso constitucional en Chile, el mismo ha tenido varias etapas:

El 25 de octubre del año pasado se llevo a cabo el plebiscito que dio inicio formal al proceso constituyente, los ciudadanos debieron escoger entre las opciones “apruebo” y “rechazo” a la posibilidad de establecer una nueva Constitución, y también indicar que tipo de órgano sería el encargado de redactarla, habiendo dos opciones nuevamente: Una convención constitucional, en dónde todos los miembros serían electos por la ciudadanía; o una convención mixta, en dónde el 50% de los miembros sería electo por la ciudadanía y el restante 50% se conformaría por parlamentarios.

En una elección en dónde votaron algo más del 50% de los habilitados, más del 78% escogió la opción Apruebo, y apenas un punto porcentual más, 79%, apoyo la opción de la Convención Constitucional.

El resultado confirmó un apabullante rechazo de la población al sistema político partidario, y fue el primer golpe duro para el oficialismo, que desde el estallido de octubre de 2019 viene desmoronándose en popularidad. Algunas reconocidas figuras de la centro-derecha chilena incluso apoyaron con anterioridad la idea de redactar una nueva constitución, buscando no quedar rezagadas en la opinión pública en eventuales escenarios electorales.

Elecciones de constituyentes:

Finalmente, luego de postergaciones provocadas por la pandemia, y ya con un caudal de personas vacunadas bastante amplio en el país, este fin de semana se celebraron las elecciones de constituyentes, con algunas particularidades que vale la pena destacar:

  • La elección se llevo a cabo en dos jornadas, el sábado 15 y domingo 16 de mayo.
  • Se eligieron 155 miembros, cada distrito tenía una asignada cantidad determinada de escaños.
  • Se permitió la participación de candidatos independientes.
  • Se estableció un límite máximo en los gastos de campaña para las candidaturas.
  • La elección priorizó la paridad de género en conformación de listas, y distribución de escaños.
  • Se reservaron 17 escaños para los pueblos originarios distribuidos de la siguiente manera: Mapuche 7, Aimara 2, Diaguita 1, Quechua 1, Atacameño 1, Colla 1, Chango 1, Rapanui 1, Kawésqar 1 y Yagán 1.

La Convención Constitucional en cifras:

Según datos presentados por el diario La Tercera de Chile

  • el promedio de edad de los integrantes de la convención es de 45 años, convirtiéndose en el órgano de representación popular más joven desde el regreso de la democracia en Chile. Valentina Miranda, militante del Partido Comunista, electa en el distrito 8, es la convencional más joven, con 20 años.
  • 2 de cada 3 integrantes no forman parte de ninguna colectividad, más precisamente, son 103 los integrantes de la convención que no integran ningún partido partido político. 37 integrantes son independientes en cupos cedidos por partidos políticos.
  • 78 integrantes son hombres y 77 son mujeres, tal como estaba estipulado de acuerdo a paridad.
Los abogados estarán más presentes que cualquier otra profesión en la convención. Fuente: The Clinic.
Solamente 22,81% del padrón electoral habilitado votó escaños reservados para pueblos originarios. Se estima que muchos votos de personas habilitadas para cupos originarios terminaron votando candidatos dentro de las listas generales, también hubo alta abstención y votos nulos. Fuente: El Mostrador.

Analizando los resultados:

Dado que en la convención se necesitará dos tercios de quórum par aprobar las normas de la nueva Constitución, y ante un escenario complejo en cuanto a popularidad, los sectores de derecha y centroderecha oficialistas se presentaron unidos bajo el lema “Vamos por Chile” apuntando a que a través de la unidad se pudiera superar el tercio de escaños necesarios para poder tener poder de negociación, algo que finalmente no consiguieron. La izquierda, en cambio, se presentó fraccionada, por un lado, los sectores más extremos como el Partido Comunista y el Frente Amplio chileno, agrupados bajo el lema “Apruebo Dignidad”, la centroizquierda con partidos como el Socialista y la Democracia Cristiana estuvieron agrupados bajo el lema “Lista del Apruebo”, y la “Lista del Pueblo” y “Nueva Constitución” conformadas principalmente por outsiders de la política tradicional, autoproclamados independientes identificados con el estallido social, un enfoque ecológico, y también con tendencias de izquierda y centroizquierda. Por fuera de estos grupos quedaron otros candidatos independientes y los correspondientes a pueblos originarios.

Escaños por sector político. Vamos por Chile (centroderecha y derecha), Apruebo Dignidad (izquierda), Apruebo (centroizquierda), Del Pueblo (independientes izquierda y centroizquierda), Nueva Constitución (independientes de izquierda y centroizquierda).

El panorama es impredecible, la izquierda más radical es la gran ganadora de esta nueva contienda electoral, los independientes marcan un divorcio de la sociedad con el sistema político tradicional, y la insuficiente votación de los sectores de derecha y oficialistas le dan a la oposición vía libre para delinear el nuevo texto constitucional que deberá someterse a un plebiscito a mediados de 2022 para su aprobación definitiva.

La asamblea constituyente tendrá 9 meses para redactar el nuevo texto constitucional, pudiendo ser ampliado en 3 meses más en una sola oportunidad, estipulando un plazo máximo de un año para la presentación.

El cambio de modelo socio-económico es inminente de aprobarse el nuevo texto y es de las pocas certezas que se tienen de aquí en más sobre el proceso.

La autonomía del Banco Central tan destacada como garante de la salud fiscal y monetaria chilena, el papel del Estado criticado por su performance subsidiaria, el sistema impositivo, los derechos individuales y de propiedad, la idea de “Estado Plurinacional”, la salud, la educación, los derechos de explotación de recursos naturales, el sistema de pensiones, la descentralización del país, son algunos de los ítems que deberán ir resolviéndose y reflejándose en la carta magna una vez que la convención comience a sesionar.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

3 comentarios

  • Luis Felipe Martinez
    Luis Felipe Martinez

    Como dijo alguien, Chile es uno de los países donde mejor se vive de hispanoamerica, sino el mejor, y la gente ha decidido votar por la política de los países donde se vive peor.

    El panorama latinoamericano siempre culmina igual, un país llega a los bordes del éxito, y los de siempre lo intentan derrumbar, le toco a Cuba, le toco a Venezuela, le tocó a Argentina, Chile eres el siguiente y debes luchar por tu libertad nuevamente.

    Responder
    • Anónimo
      Anónimo

      En 2025, chilenos van a empezar a llegar a Uruguay, como llegan venezolanos y cubanos

      Responder
  • Rodolfo
    Rodolfo

    Muy buen artículo, nos da una pantallazo mucho más claro de lo que está pasando en Chile, gracias por la muy buena cobertura

    Responder

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: