El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Afganistán: Prohibido ser mujer

Compartí este artículo con tus amigos

La llegada de los Talibanes a Afganistán marcaron un antes y un después en la vida de las mujeres. 

La ley islámica o Sharia considera a las mujeres ciudadanos de poca importancia, objeto de provocación de los hombres, que deben estar sometidas durante toda su vida a la voluntad de los mismos.

Su llegada cambió el rumbo de la historia de muchas, que se estaban animando a la libertad, al periodismo, a la política, al arte, a ir a la Universidad.

El régimen Talibán prohíbe que las mujeres realicen cualquier tipo de actividad fuera de su casa, a menos que se encuentren acompañadas de su mahram (padre, hermano o marido). Les prohíbe trabajar fuera de su hogar, solo algunas enfermeras y doctoras pueden hacerlo en ciertos hospitales de Kabul.

Se les impone vestir de determinada manera, cubriendo su cuerpo de pies a cabeza con el burka (permite que la mujer vea por una rendija entre la tela, pero no ser vista por los demás). De no cumplir con esta regla, podrán recibir fuertes palizas y azotes.

En el caso de mantener relaciones sexuales extra matrimoniales, se llevará a cabo la lapidación pública. No pueden utilizar cosméticos, si llevan las uñas pintadas se les podrá amputar los dedos, se les prohíbe reír en voz alta, usar tacos, practicar deportes, utilizar colores “provocativos”, asomarse a los balcones, viajar en el mismo ómnibus que un hombre, viajar en taxi sin su mahram, andar en moto o bicicleta, hablar con otro hombre que no sea su mahram, mostrar sus tobillos, de lo contrario recibirán azotes en público, no pueden ser tratadas por doctores masculinos, no pueden reunirse con motivo de festividades. Podemos concluir que a las mujeres afganas se les prohíbe vivir ¿Por qué? Porque la ley islámica no las considera personas.

Se han borrado sus imágenes de las calles y plazas, el jardín de las mujeres pasó a llamarse “El jardín de la Primavera”, han perdido su voz, lo han perdido todo.

Existe una gran división de la sociedad en dos mundos contrapuestos, el mundo exterior en el que solo hay lugar para el hombre, y el mundo del hogar que es el de las mujeres.

La mujer en Kabul es víctima de un sistema de esclavitud desconocido por aquellos occidentales que mucho cuestionan pero poco se alegran por la libertad de la que gozan, producto del feminismo.

El cuestionamiento hacia el feminismo crece cada día, argumentos tales como la desfiguración del mismo, la no representación, y el desprecio hacia aquellas mujeres que se denominan como feministas. Gracias al feminismo hemos logrado las mujeres occidentales, la libertad, es verdad, aún siguen ocurriendo atrocidades, pero veamos mas allá, veamos a esas mujeres afganas que se han convertido en esclavas de un mundo de varones, que les dice cómo deben de comportarse, un mundo que les recalca constantemente que no son nada más que habitantes de un lugar que no las quiere.

El feminismo es mucho más de lo que imaginamos, es lucha, revolución y empatía. Hablar mal del movimiento feminista es una burla hacia aquellas mujeres que se encuentran acorraladas por un sistema que no las respeta por lo que son, seres humanos. Hablar mal del feminismo es burlarse de las mujeres afganas, que se encuentran sumidas en el verdadero infierno. Tenemos que seguir luchando para que el feminismo llegue a las partes más recónditas del mundo, y todas podamos gozar de la libertad propia de una persona, porque sabemos que no hemos logrado la igualdad total, pero al menos podemos vestirnos como queramos, trabajar, estudiar,  y hacer lo que nos parezca mejor con nuestras vidas.

Tenemos que volver a releer el significado del movimiento feminista. ¿Qué es el feminismo? Debemos buscar el significado y luchar por eso, para avanzar un poco más y ayudar a aquellas mujeres que aún no gozan de ningún tipo de libertad.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: