El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

76 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU

Compartí este artículo con tus amigos

La 76 edición de la Asamblea General de la ONU, aglutinó en paralelo distintas crisis mundiales: la crisis climática, la polémica migratoria entre EE.UU. y México, las tensiones entre Rusia y la Unión Europea, el estado actual de los derechos humanos, la problemática del régimen talibán, etcétera.

China y las energías verdes y bajas en carbono

Según las agencias AFP y EFE, Xi Jinping, presidente de la República Popular China, anunció en la Asamblea General de la ONU que su país dejará de participar en la construcción de centrales de carbón fuera de sus fronteras. Sin duda se trata de una promesa favorable para el mundo entero. La importancia de preservar el medioambiente sano y el equilibrio del ecosistema en todo el orbe, es por demás notorio luego de que es por todos conocido que el planeta sufre embates de la propia naturaleza.

Los derechos humanos deben ser la prioridad en el mundo actual

El profesor André de Carvalho Ramos, enfatiza que los derechos humanos tienen como características principales su superioridad normativa, universalidad, indivisibilidad, interdependencia, autonomía e indisponibilidad, carácter erga omnes, exigibilidad, etcétera. El medioambiente sano, entre otros, es parte fundamental de tratados internacionales en la materia.

Asimismo, tanto las normas jurídicas supranacionales como nacionales de una buena parte del mundo, apuntan a un desarrollo de la libertad, igualdad de oportunidades, y desarrollo de las diferentes generaciones de derechos humanos: derechos civiles y políticos, derechos económicos, culturales y sociales.

La crisis de los refugiados afganos

Luego de la caída de Kabul en manos del régimen Talibán, se ha producido una nueva crisis de refugiados a escala planetaria y es imprescindible que los países de acogida les brinden posibilidades de integración local. Más allá de las políticas internas, Angela Merkel, Canciller de Alemania, dio un ejemplo de humanidad y solidaridad tras la violencia en Siria y su país recibió a un sinnúmero de ciudadanos refugiados. El ejemplo alemán debe replicarse para bien de la sociedad internacional y por el deber asumido en el derecho internacional de los derechos humanos.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: