El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Indochina francesa: el comienzo del final del Imperio Colonial francés 1931-1941

Compartí este artículo con tus amigos

La Segunda Guerra Mundial determinó la sentencia de muerte de los antiguos imperios coloniales europeos. En el lejano oriente, la expansión militar japonesa comenzó con la anexión de Manchuria (1931) y continuó con la invasión de China (1937). Los sucesivos gobiernos franceses presenciaron la cristalización de la amenaza que pesaba sobre Indochina. Muy Remota geográficamente a Francia por
esto le resultaría difícil enfrentarse a una posible invasión japonesa; especialmente en la medida en que un fuerte movimiento nacional vietnamita se había desarrollado rápidamente durante la década de 1930.

La guerra en Europa, la rendición de Francia a Alemania en junio de 1940 y la negativa de los británicos y los estadounidenses a comprometerse con una eventual cooperación con la empresa colonial francesa hicieron de Indochina un blanco fácil para los japoneses. Mientras tanto, dadas las circunstancias y el interés político coincidente, incluida su hostilidad común hacia el comunismo, el liberalismo y la democracia, el régimen de Vichy firmó un acuerdo con Tokio. Esta colaboración entre gobiernos, paralelamente a Vichy y Berlín, no solo dio un respiro a la dominación francesa de Indochina sino que también dejó a los franceses con la ilusión de una soberanía duradera.

En el lejano oriente, sin embargo, las posiciones iniciales desaparecen progresivamente. En China, Vichy mantuvo realidades paralelas con los gobiernos de Chian Kai.shek, que se retiró a Chongquin, y Wang Jingwei, establecida por los japoneses en Nanking, las concesiones francesas en Hankou, Tientsin y Canton, y luego Shangai, fueron rechazadas para el régimen de Wang Jinwei en 1943. Durante el mismo periodo los japoneses tomaron el control de la concesión francesa de Guangzhouwan. Con el retorno de las concesiones arrendadas a los privilegios chinos políticos y legales, los intereses económicos adjuntos también se vieron afectados. En represalia, el gobierno de Chongqing tomó el ferrocarril de Yunnan. El gobierno de la Francia libre, basaron sus reformas políticas para el imperio en la declaración de Brazzaville de 1944 (esencialmente para África) pretendía que las posesiones francesas en Asia no estaban empezando a desintegrarse. La política francesa reflejó la voluntad de recuperar el estatus de Francia como potencia mundial.

El diputado Gaston Monnerville recordó que sin un imperio, Francia era solo un país liberado, pero que con su imperio sería una gran potencia y el general Philppe Leclerc comandante del cuerpo de expedición francés en Extremo -Oriente, concibió su llegada a Hanoi como el acto final de Francia. En Indochina, sin embargo, la realidad de la independencia prevaleció sobre la ficción de un imperio restaurado. Francia, que ya no tenía los medios para implementar las políticas de una gran potencia mundial, iría contra el tren mundial y se agotaría en una lucha que fue el primer paso hacia la extinción de su imperio colonial.

Después de la derrota de Francia en la Segunda Guerra Mundial, Indochina se vio envuelta en un juego de fuerzas antagónicas de las cuales los franceses estaban prácticamente ausentes. Los vínculos entre la Metrópoli y sus colonias de Asia se vieron interrumpidos por la ocupación japonesa de la Península de Indochina y más tensos todavía por la división aliada de los teatros de operaciones en el lejano este entre los estadounidenses en el Pacífico y China y los británicos en el sudeste asiático.

Esta situación generó un fuerte impacto en el desarrollo de la política interna y en la evolución general de la Península. Cuando la guerra se declaró en Europa las fuerzas de defensa de Indochina contaban con 32 mil hombres a los que hay que agregarles 17 mil integrantes de tropas auxiliares, guardias y partisanos. Sus equipos motorizados y material blindado , artillería y los medios de comunicación era en general obsoletos e insuficientes. La fuerza aérea contaba con 17 mal equipados Morane. La Marina tuvo algunos éxitos al enfrentarse a la flota Thailandesa en Koh Chang en 1941, pero estratégicamente el ejército colonial francés en Indochina no estaba en condiciones de enfrentarse solitariamente al enemigo.

Indochina se conformó como una apuesta en el conflicto en el lejano oriente. La expansión japonesa se realizo a expensas de la derrota de China, sus fuerzas alcanzaron la frontera norte de Indochina en 1939. Gracias al ferrocarril de Yunnan esta región- incluye áreas de Burma accesibles por carretera. Fue una de las arterias que abastecía la Gobierno de China Nacionalista en Chongquing.

Para los japoneses, poner fin al conflicto chino significaba evitar que los materiales militares transitaran por Haiphong y por el ferrocarril de Yunnan. Este fue el principal interés de Japón en Indochina. En 1940 se agregó un segundo motivo: Indochina en el sentido más amplio, así como de Insulindia, (las Indias Orientales Holandesas), se incluyó en el nuevo mapa de Asia planificado por el gobierno japonés.

Aprovechando la debilidad francesa, Japón presionó al gobierno colonial francés para que cerrara el ferrocarril, y se ordenó la organización del Ejército Expedicionario de Indochina, adjunto al Ejército Japonés del Sur de China, cuyo objetivo sería formar una guarnición japonesa en Indochina. El 22 de setiembre de 1940 Francia y Japón firmaron un acuerdo donde se permitía la presencia permanente de un máximo de seis mil soldados japoneses en Indochina, así como la presencia transitoria de más tropas, que elevaban el número máximo de soldados japoneses en Indochina en un determinado momento a veinticinco mil hombres. Japón tenía prohibido ingresar fuerzas terrestres adicionales, así como fuerzas navales y aéreas.
El 24 de setiembre de 1940, los japoneses iniciaron una serie de incursiones aéreas sobre Hai Phong, y aunque los franceses continuaban intentando resolver el conflicto mediante la diplomacia, se dieron órdenes de evitar un desembarco japonés a toda costa. Estas medidas no evitaron que fuerzas japonesas desembarcaran al sur de Hai Phong, y avanzaran al norte. El primer desembarco fue seguido por un segundo, que contaba con tanques, además, se inició el bombardeo de Hai Phong. Para la tarde de ese mismo día, unas 4.500 tropas japonesas y una docena de tanques se encontraban a las afueras de la ciudad. Esa misma noche, la ciudad fue tomada con facilidad. El 12 de julio de 1941 Japón exigió más concesiones a los franceses: esta vez solicitó ocho bases aéreas y dos navales en el sur de la Indochina, y libertad de movimiento de tropas. Los franceses recurrieron al Reino Unido y los Estados Unidos por ayuda militar pero, aunque estos les recomendaron no ceder a las exigencias niponas, no enviaron socorros. La respuesta de los Estados Unidos a esta victoria japonesa no se hizo esperar, ya que el 26 de julio de 1941 el presidente Roosevelt ordenó que se congelasen todos los fondos e inversiones japoneses en los Estados Unidos.​ Ese mismo día, el Reino Unido y las naciones dependientes interrumpieron el comercio con Japón.

Dos días después Holanda también interrumpió las relaciones comerciales, lo que significó que el petróleo de las Indias Orientales holandesas dejaría de llegar a Japón. Sin recursos petrolíferos suficientes para abastecer su creciente industria, Japón pronto enfrentó la amenaza de quedarse sin recursos estratégicos en medio de una guerra. Este fue el principal motivo para el ataque a Pearl Harbour.

Ver: Brocheaux, P; Hémery, D. Indochina an ambiguos colonization 1858-1954. University of California Press. Los Angeles California.2011.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: