El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Las mujeres en la sombra

Compartí este artículo con tus amigos

En el siglo XXI y más precisamente en los últimos años hemos avanzado mucho sobre feminismo. Nuestro país ha sido uno de los vanguardistas en cuánto a los derechos de la mujer con su histórico Batllismo que nos representa, pero esto no quita que nos queda aún mucho por recorrer.

Este año, la Asociación de Mujeres Investigadoras de España lanzó una campaña “No more Matildas”, esta campaña busca visibilizar e inspirar a niñas y mujeres a que se dediquen a carreras científicas, basándose en que existe el Efecto Matilda. Este efecto hace referencia a la invisibilización que tuvo y tiene la mujer en los trabajos de investigación y desarrollo de inventos; lleva ese nombre debido a Matilda Joslyn Gage, una feminista estadounidense que fue de las primeras en denunciar públicamente este hecho. Durante muchos años la educación científica ha sido negada a la mujer, pero esto no quita que algunos de los mayores inventos hayan sido logrados por mujeres científicas silenciadas, aún existiendo muchos más inventos masculinos.

Esto deja en clara evidencia la desigualdad de género que recibe la mujer en esta área, por ejemplo, tan sólo el 3% de los Premios Nobel en ciencia fueron entregados a mujeres, Marie Curie fue una de ellas. Y cuándo en el área laboral nos referimos sólo el 36% de los investigadores en ingeniería y tecnología son mujeres en Uruguay. Estas cifras en la población se deben a los estereotipos creados e impulsados por la historia machista de la cuál nacimos, ejemplos de estos son: “las mujeres son menos brillantes”, “las mujeres se deben dedicar al área de letras”, etc. Por supuesto, la pandemia no fue ajena para agudizar esta situación, está comprobado que las mujeres tienen además el trabajo en sus hogares, el 40% de las científicas se tuvo que dedicar al cuidado de sus hijos/padres, mientras que solo el 15% de los hombres tuvo que realizar este esfuerzo extra, provocando esto una baja laboral.

Cuándo hablamos de desigualdad indudablemente debemos hablar del famoso “techo de cristal” que tenemos las mujeres a la hora de ejercer nuestra carrera profesional, este techo simbólico refiere a todas las barreras invisibles que nos pone la sociedad para llegar al punto más alto a la par de los hombres, como un número, menos del 15% de los cargos directivos de las empresas que cotizan en la bolsa en Uruguay son ocupados por mujeres y a nivel mundial de las 500 empresas más grandes del mundo solo el 4% están dirigidas por mujeres. Existe una multiplicidad de factores para que esto suceda, pero nuevamente vemos un determinante fundamental: el trabajo en el hogar no remunerado. El 88.9% de las mujeres que trabaja además realiza trabajo no remunerado en su hogar con una aproximación de 6 horas diarias, comparando a los hombres que sólo el 57.4% realiza ese trabajo, pero con un total de 3 horas apróximadamente.

Por otro lado, tenemos el término “pisos pegajosos”, que hace referencia a las mujeres que tienden a quedar estancadas en los puestos de trabajo de menos calificación. Son empleos que se caracterizan por ser de baja calidad, en su mayoría part time, informales y con bajos salarios, que suele darse para poder conllevar sus obligaciones hogareñas y a la vez acceder a algún tipo de ingreso. El ejemplo más típico de este trabajo es el trabajo doméstico remunerado. Claro está, que el Estado debe accionar a través de políticas públicas para paliar esta situación. Si lo vemos en términos económicos a Uruguay le cuesta esta desigualdad laboral, según el informe del Banco Mundial, un 13% de su PBI per cápita, que equivale a unos USD 2.100 por persona.

La pandemia mantiene al Gobierno y a la población en general, ocupados y preocupados todo el tiempo, pero es hora de afrontar problemáticas que abarcan desde hace muchísimos años al 51% de la población.

Al día de hoy, siguen existiendo muchas “Matildas” en nuestro medio a la sombra del patriarcado
esperando ser reconocidas.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

1 comentario

  • Sofía Bentancor
    Sofía Bentancor

    Increíble! Gracias por dar lugar a temas tan importantes.

    Responder

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: