El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

¿Somos realmente libres para pedir nuestra muerte?

Compartí este artículo con tus amigos

El Partido Colorado a lo largo de toda su historia siempre se caracterizó por tener una enorme variedad de ideas y más en temas tan relevantes como el que busca tratar este artículo.

Una parte de la juventud colorada hace unas semanas se expresó a favor de a la eutanasia en una asamblea Nacional virtual. Al ser un partido de hombres libres y tener la libertad de opinión y expresión como uno de los principios partidarios más importantes, consideré fundamental expresarme respecto a la pregunta planteada en el título.

Este es un tema que ha venido siendo muy controversial en los últimos tiempos y antes de arrancar de lleno a sacar conclusiones, me parece pertinente definir que es la eutanasia.

En primer lugar y para no confundir conceptos, es importante dejar en claro que no puede ser considerado como Eutanasia. No se la debe confundir con la sedación paliativa que no mata al paciente, sino que le evita el sufrimiento. No debe confundirse con suspender tratamientos que alargan la vida artificialmente, porque eso ya es legal en nuestro país y no es eutanasia. La eutanasia es ni más ni menos que dar muerte a un paciente, adelantando su muerte. Como esto también hay varios ejemplos.

En segundo lugar y siguiendo con otros términos que generan confusiones, es fundamental dejar en claro que la eutanasia es una conducta siempre activa, dado que la misma implica la muerte por consecuencia directa de un médico o un tercero. La llamada “eutanasia pasiva” no es eutanasia, si por esto se entiende que alguien muera por el proceso de su enfermedad sin prolongarle la vida artificialmente.

Aproximándonos a responder la pregunta plasmada al principio, la cual refería a, “¿Somos realmente libres para pedir nuestra muerte?”, considero tanto primordial como vital no caer en las posturas ultraliberales que expresan un concepto de libertad demasiado idealista e individualista. Buscan plasmar una libertad irreal e irracional, dado que no somos libres en su totalidad por que estamos siempre condicionados y limitados, aunque algunos más que otros, y especialmente quienes sufren están fuertemente condicionados por su sufrimiento. Deberían ser aliviados antes de decidir por la presión del sufrimiento algo que en realidad no desean. 

Una persona que se encuentra en una situación de vulnerabilidad no se encuentra en la misma situación que otra que no lo esté, dado que la primera no contiene los elementos necesarios para poder elegir con autonomía. Una persona que sufre de una enfermedad como un cáncer o algo que poco se habla como la depresión, pero que también es considerada como tal, no va a poder decidir por su propia voluntad bajo presiones afectivas o económicas, ya sea de allegados, amigos o familiares. Estas personas no cuentan con una libertad real de decisión y se ven segadas a realizar lo que terceros les imponen o quieren imponer. Justamente invitamos a ejercer un acto de libertad, a quienes la tienen más viciada y necesitan de nuestro apoyo.

No se puede dejar afuera de la discusión que la Eutanasia no afecta solo al que la pide, por ende, no es una cuestión solamente de libertad individual, sino un problema social con consecuencias nefastas sobre los más vulnerables de la sociedad, que siempre serán empujados a morir, en lugar de ayudarles a vivir mejor su preparación para la muerte. 

Un paciente lo que busca es dejar de sufrir y/o también en muchas ocasiones consideran que son una carga para su familia. La respuesta al sufrimiento humano no es matar a la gente, ni consentirles un suicidio, sino aliviarlos con todos los medios posibles, no obligarlos a sufrir como dicen algunos. La respuesta más humanista y solidaria que podemos dar al que sufre es hacerle sentir que su vida vale, que nos importa y que haremos todo porque no sufra. Los Cuidados Paliativos alivian cualquier dolor físico y el sufrimiento psicológico depende mucho de cómo nos percibimos a nosotros mismos. Que alguien diga que su vida no vale nada, no nos da derecho a eliminarla. Disfrazamos de hacerle un favor lo que en realidad es destruirle para siempre.

Como liberal que me considero, entiendo que una libertad que atropella un derecho de la persona, no es una libertad que deba ser defendida. No se puede atentar contra los derechos humanos, aunque algunos humanos quieran o pidan que se atente contra sus derechos. Como expresó el ex senador Pedro Bordaberry en una columna del Diario El País “No es que el derecho a la vida sea superior a otros derechos, sino que es tan importante como todos los demás. De ahí que la defensa de la vida debe ser siempre la guía, el objetivo, el bien superior a preservar”.

Me resulta importante volver a recalcar que eutanasia involucra siempre a un tercero, por eso tampoco es algo individual, ya que siempre hay otro que tiene que matar o ayudar que la persona se mate. ¿Qué sucede con esa persona que se dedica a matar gente en forma legal? El supuesto “derecho a morir” no es otra cosa que inventar un derecho a matar a inocentes sin que sea delito.

A modo de conclusión, y citando a Jorge Batlle, en una entrevista que le realizaron en Desayunos Informales hace unos años expreso, “Mi libertad esta en cierta medida limitada, si no tengo una libertad absoluta, lo que organizo es el caos o el libertinaje. Hay que una limitante en nuestra vida para que haya cierta armonía”. Con esto, lo que busco es volver a responder la pregunta planteada al principio. No somos 100% libres, dado que hay leyes y situaciones externas que nos limitan como seres racionales que somos.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

1 comentario

  • Gonzalo Alonso
    Gonzalo Alonso

    Es muy interesante la reflexión. El tema de la eutanasia trae bastante difusión y se da principalmente en personas en coma, podemos matar sin consentimiento? Sabemos lo que quiere?

    Responder

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: