El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

¿Por qué la gente cree en teorías conspirativas?

Compartí este artículo con tus amigos

El 20 de marzo, los uruguayos observamos atónitos mientras un centenar de personas marchaban sobre la zona del Kibón. Los manifestantes se movilizaban contra el uso de las mascarillas, la limitación del derecho de reunión, los planes de vacunación “coercitivos” y otras medidas sanitarias que el gobierno tomó en respuesta a la pandemia de COVID-19. Con carteles como “No más dictadura sanitaria” y “Vacuna: experimento transgénico”, denunciaban lo que a su entender era un plan de las élites globales y las compañías farmacéuticas para experimentar con millones de personas, con la complicidad de los políticos y los medios de comunicación. Parado sobre las letras de Montevideo, Gustavo Salle Lorier, el líder de la marcha, exclamaba a gritos:

“No es una pandemia… ¡es una guerra liberticida! ¡Vienen por nosotros, vienen por nuestros derechos, vienen por las futuras generaciones! ¡Nos quieren esclavos! ¡Nos quieren sojuzgados! ¡Nos quieren dominados! ¡Nos quieren entregados genéticamente a las corporaciones farmacéuticas! (…) ¡Y la clase política putrefacta se presta para ese plan mefistofélico, inhumano, criminal y liberticida!”[note]footnote content[/note]. [1]

Hacía tan solo una semana, en ese mismo monumento, los montevideanos del Municipio CH habían despedido a su alcalde, Andrés Abt, fallecido por coronavirus con tan solo 47 años. Para cuando se produjo la marcha, habían más de 1500 casos nuevos por día y prácticamente todos los uruguayos teníamos conocidos que habían contraído la enfermedad. ¿Cómo es posible que tanta gente niegue que existe una pandemia? ¿Cómo puede ser que en uno de los países con la gestión menos restrictiva de la crisis haya tanta gente denunciando una “dictadura sanitaria”? ¿En qué se basan para decir que existe un plan malévolo de las élites para experimentar genéticamente con la humanidad? ¿Qué les pasa por la cabeza?

El negacionismo de la pandemia de COVID-19 es un fenómeno global, y han habido protestas similares en países como Argentina [2], España [3], Alemania [4] y Estados Unidos [5]. Pero está lejos de ser la única teoría conspirativa del momento. En Europa, la extrema derecha habla de que existe un “gran reemplazo”, un complot de las élites políticas y económicas que buscan reemplazar a la población blanca europea con inmigrantes africanos [6]. A su vez, una creciente comunidad en internet cree que la Tierra en realidad es plana, y que la NASA nos engaña al decir que es redonda. Existen millones de “terraplanistas en el mundo”, que organizan conferencias multitudinarias en países como Estados Unidos, Brasil, Reino Unido e Italia [7]. Una de las teorías más excéntricas es la de los reptilianos, que sostiene que existe una conspiración de hombres lagarto que intentan dominar el mundo haciéndose pasar por humanos, y que cuentan en sus filas a figuras célebres como los Clinton, George W. Bush y la Reina Isabel II [8].

Por si todo esto fuera poco, las teorías conspirativas están empezando a generar repercusiones políticas, especialmente en Estados Unidos. La teoría de QAnon, iniciada por un usuario anónimo en la red social 4Chan, plantea que el presidente Donald Trump estaba involucrado en una lucha contra una red de pedófilos satanistas en las élites políticas, empresariales y mediáticas del país, que incluyen a los políticos del Partido Demócrata. Muchos adherentes a esta teoría participaron de las protestas y el asalto al Capitolio el 6 de enero de este año [9]. Hoy existen dos legisladoras en el Congreso estadounidense que creen en QAnon, y la teoría ha empezado a expandirse a otros países en el mundo [10].

¿Por qué la gente cree en teorías conspirativas? Según Mark Lorch, de la Universidad de Hull, el cerebro humano está programado para reconocer patrones, un instinto de supervivencia que en la época primitiva le permitía detectar depredadores. Sin embargo, este mecanismo a veces actúa de forma excesiva y nos lleva a identificar estructuras donde no las hay, como cuando vemos una nube con forma de perro o una constelación con forma de escorpión. En este sentido, muchas teorías conspirativas surgen del deseo de imponer un orden en la incertidumbre, de generar un enemigo claro a quien culpar, ya que resulta más fácil culpar a una élite por la pandemia, que aceptar que la humanidad es frágil y que un virus microscópico puede poner al mundo patas arriba [11].

Para el politólogo Eric Oliver, de la Universidad de Chicago, la creencia en teorías conspirativas es una modalidad más de pensamiento intuitivo, al igual que la creencia en fenómenos sobrenaturales y paranormales. El pensamiento intuitivo es aquel que, en base a las emociones, busca llegar a conclusiones inmediatas para reducir la incertidumbre. Según explica Oliver:

“Una noche, mi hijo de 5 años estaba convencido de que había un monstruo en el ropero. Después de 20 minutos de mirar adentro del ropero, prender las luces e intentar razonar con él, mostrándole que el monstruo no estaba allí, mi hijo finalmente me dijo: -¿Si no hay monstruo, ¿entonces por qué siento miedo?”- (…) Básicamente, así es cómo funcionan nuestras intuiciones: sentimos miedo y buscamos explicaciones que concuerdan con nuestra ansiedad. Y eso es lo que muchas teorías conspirativas están haciendo.” [12]

Estas explicaciones sirven para entender por qué el ser humano tiende a creer en teorías conspirativas. No obstante, las redes sociales son la clave para entender la creciente adhesión que estas teorías han tenido en los últimos años. Tristan Harris, del Center for Humane Technology, argumenta que como los algoritmos de las redes sociales buscan retener la atención de sus usuarios a toda costa, les ofrecen contenidos personalizados para sus gustos, preferencias y opiniones. Dado que el algoritmo no verifica la veracidad de las fuentes, este mecanismo promueve que las noticias falsas se difundan mucho más que las noticias fiables. A su vez, cuando un usuario comienza a ver contenidos relacionados con una teoría conspirativa, el algoritmo suele identificarlo y recomendarle otras teorías conspirativas, y así la desinformación se propaga. Por último, las redes sociales refuerzan el sesgo de confirmación, según el cual tendemos a interpretar los fenómenos en base a nuestras propias opiniones y creencias, puesto que a menudo no nos ofrecen otra opinión que aquella con la que ya estamos de acuerdo. [13]

¿Cómo debemos actuar frente a amigos o familiares que creen en teorías conspirativas? Es un error intentar hacerlos razonar, tirándoles datos y argumentos lógicos, ya que son de poca utilidad para personas en las que predomina el pensamiento intuitivo. Tampoco sirve de nada ridiculizarlos, ya que puede ser interpretado como una hostilidad por esa persona, llevándolos a reforzar sus creencias. La clave está en mantener la calma, escuharlos y hacerles preguntas, sean tanto para entender su punto de vista como para cuestionarlo. Ante todo, debemos mostrarnos empáticos y reconocer las preocupaciones que los llevaron a creer en este tipo de teorías. El proceso de abandono de las teorías conspirativas puede llevar tiempo, pero siempre es preferible que estas personas escuchen otra interpretación de las cosas a que permanezcan encerrados sus burbujas de redes sociales, viendo solamente los contenidos con los que están de acuerdo [14].

  1. https://www.facebook.com/100033872720463/videos/494299878375765/
  2. https://www.lanacion.com.ar/sociedad/covid-farsa-los-negacionistas-pandemia-invaden-nid2572099/
  3. https://www.dw.com/es/miles-de-negacionistas-se-manifiestan-en-madrid/a-56327552
  4. https://www.dw.com/en/germany-politicians-virologists-facing-rising-hostility-from-covid-deniers/a-56481455
  5. https://www.amny.com/news/covid-19-deniers-rally-freedom-long-waits-for-testing/
  6. https://www.youtube.com/watch?v=3BQ2WZhgnhU
  7. https://edition.cnn.com/2019/11/16/us/flat-earth-conference-conspiracy-theories-scli-intl/index.html
  8. https://www.vox.com/2014/11/5/7158371/lizard-people-conspiracy-theory-explainer
  9. https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-55580271
  10. https://www.rollcall.com/2020/11/05/qanon-goes-to-washington-two-supporters-win-seats-in-congress/
  11. https://theconversation.com/why-people-believe-in-conspiracy-theories-and-how-to-change-their-minds-82514
  12. https://news.uchicago.edu/podcasts/big-brains/science-conspiracy-theories-and-political-polarization-eric-oliver
  13. https://www.youtube.com/watch?v=YF7_Kt5V3eY
  14. https://www.bbc.com/news/blogs-trending-55350794


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

3 comentarios

  • Marcelo Cía
    Marcelo Cía

    Excelente , una clara explicación , al fin aclarada en forma concreta , entendible y muy convincente , lo tomo y lo divulgó , mucha gente necesita está información , los medios masivos no ayudan , todo lo contrario .Gracias . Muy buen aporte .

    Responder
  • Karen
    Karen

    Muy buen artículo

    Responder
  • Cecilia sienra
    Cecilia sienra

    En gral de acuerdo, en miedo promueve a las personas a buscar ideas q tranquice su temor y compartir con grupo q lo haga perteneciente. Lo de la escucha es bastante difícil, en gral son personas muy narcicistas poco proclives a intentar pensar de otra manera, saludos

    Responder

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: