El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Dos que van muy bien juntos.

Compartí este artículo con tus amigos

La Ganadería y la Agricultura históricamente en nuestro país han tenido una pugna muy singular. Siempre han trabajado juntas, aunque en el comienzo de este siglo muchos apuntaron a trabajar un rubro u otro, pero se habia dejado de lado a explotarlos juntos,mientras los granos tuvieron unos muy buenos valores que se esbozaba un alza importante y permamente desde el 2005, que dicho sea de paso esto duró hasta 2014. La agricultura le ganó terreno a la ganadería, aunque la mas perjudicada fue la lechería. Debido a su baja rentabilidad perdió pie, tanto que hasta hoy sigue con las consecuencias conocidas por todos. El productor lácteo de poca área ahora ha apostado de dejar la lechería para pasar para la ganadería, rubro que tambien conoce muy bien. 


Volviendo a la Ganadería y la Agricultura, ya desde el 2012 se empezó a experimentar por Productores un cambio en la matriz productiva: muchos empezaron por optar a llevar adelante la producción juntos, teniendo muy buenos resultados aquellos que supieron complementar muy bien ambos rubros. Aquellos que tienen campo y se dedican a la Agricultura saben muy que es muy probable que no toda el área sea apta para plantar cultivos como soja, maiz, trigo, cebada, o colza entre otros. Entonces empezaron en las zonas no aptas para los cultivos, como son las costas, los bañados, zona de montes, etc, a la cria y engorde de ganado, con muy buenos resultados y eso entusiasmo a los mismos.


Luego, con la puesta en marcha por parte del MGAP del ” Plan de Usos de Suelos” (proyecto que está bien planteado, y con una acertada vision de futuro pensando en la calidad de nuestros suelos para las generaciones venideras, pero que hasta ahora no se ha puesto en practica al 100% y no ha tenido una vision ecuanime entre los distintos rubros que forman parte de nuestra matriz productiva) se hizo que muchos productores comenzaran a ceder a la ganadería. Al ver el desgate natural y peligroso de los suelos a causa de la saturación de los mismos, debido a la ininterrumpida siembra de soja / trigo durante años y muchas veces al estar el valor de la tonelada de soja tan alto, hizo que muchos también optaron exclusivamente por el monocultivo de soja.

Muchos Productores empezaron a ceder lugar a la Ganadería, no solo en aquellas tierras cultivables sino en tierras que eran antes para la Agricultura. Debido a que apuntaron a la rotación de los cultivos por el bienestar de los suelos, se empezó a plantar en aquellos suelos mas pobres debido pasando a las leguminosas como por ejemplo la alfalfa, o cultivos de verdeos como avenas, raigrass, etc, siendo todas pasturas de excelente calidad para el engorde del ganado. A la vez esta apuesta a la ganadería se acompañó a los buenos valores del precio de la carne, generando una equilibrada estabilidad en tiempos donde los granos habia caído notoriamnete sus precios.


Hoy estamos frente a una nueva alza de los precios de los granos, en especial la soja, cuyo precio oscila en los 500 dolares / tonelada. El precio es muy bueno, pero ya los suelos no son los mismos, los rendimientos son otros. El clima tampoco es el mismo: en los ultimos años ha tenido cambios drásticos como la presencia de excipientes momentos de fuerte sequía en cortos períodos, que casualmente agarra en muchas ocasiones los cultivos en plena floración. Esto hace que que menguen los rendimientos de la cosecha, provocando una notoria perdida de esa rentibilidad ansiada por los productores. Es por esto también que muchos apuestan a su vez a la ganadería como una opción alternativa, buscando generar algo mas para su fuente de ingresos. Hoy el ganado tambien vale, el precio de la carne depende de la clase del ganado llega hasta 3,50 a 4 dolares/kg en segunda balanza, la reposición también vale, haciendo que el comprador tenga el ojo muy fino a la hora de comprar.


Ambos rubros hoy se complementan bien, pero sin lugar a dudas los mismos son parte del bolillero de esta lotería que es, a la hora de producir, en donde la rentabilidad pasa por varias aristas que van desde la volatilidad e inestabilidad de los precios internacionales de las “commodities”. La avaricia de los intermediarios, un clima impredecible y cambiante, estar siempre invirtiendo sin saber cual va a ser el resultado… hasta para encontrar gente idónea, con conocimiento y de confianza en el tema a la hora de trabajar estos rubros, generan trabas. Como en todo ámbito “nada es facil” pero producir es menos aún.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo, con todas las novedades y noticias sobre El Día.

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: