El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

CoronaVac de Sinovac, sobre su seguridad y eficacia

Compartí este artículo con tus amigos

Según se informó en las pasadas horas por los distintos canales de comunicación oficiales de presidencia, Uruguay alcanzó un acuerdo con las farmacéuticas Pfizer-BioNTech y Sinovac, para la adquisición de vacunas contra el Covid-19.

Hace algunos días la vacuna CoronaVac, que produce el laboratorio chino Sinovac, fue noticia tras conocerse los resultados de un estudio de investigadores de Brasil que reportaban una eficacia de tan solo 50.4%. Este dato genera algunas controversias en nuestro país, al darse a conocer que será una de las vacunas elegidas por el gobierno para la inoculación de la población en nuestro territorio.

Repasemos algunos detalles de estos estudios para aclarar las dudas sobre su eficacia y seguridad:

La CoronaVac del laboratorio chino Sinovac, es una vacuna que se da en dos dosis con 14 días de diferencia. Utiliza antígenos del virus SARS-Cov-2, el coronavirus que causa Covid-19. Contiene además hidróxido de aluminio como adyuvante, sustancia que potencia la respuesta inmune y que es comúnmente utilizado en muchas vacunas disponibles. Tiene requerimientos de temperatura y almacenaje óptimos con respecto a otras vacunas, lo cual brinda notorias facilidades logísticas para su distribución.

Además de China, la vacuna ya había sido aprobada anteriormente para su uso en Hong Kong, Brasil, Filipinas, Indonesia, Turquía y Chile.

A diferencia de lo sucedido con otras vacunas en las que se otorgaron cifras uniformes de efectividad, el Insituto Butantan de Brasil, un organismo público encargado de los mencionados estudios, entregó diferentes porcentajes de eficacia para la CoronaVac.

Inicialmente el instituto publicó datos de efectividad considerando casos de voluntarios que sufrieron síntomas de leves a graves de Covid-19, con cifras más cercanas a las tasas manejadas para otras vacunas, incluso más cercanas al alentador 89% de efectividad que obtuvo la misma CoronaVac en estudios de efectividad realizados en Tailandia. Pero tras generarse cuestionamientos, confusión y suspicacias con los criterios establecidos para la medición de los datos, se tomó posteriormente la totalidad de la información obtenida de los voluntarios, llegándose a una tasa de efectividad total de 50,4%.

Según la institución, y es un dato importante a remarcar, los niveles de eficacia más bajos se encontraron en infecciones con síntomas muy leves, y paralelamente al aumento de la gravedad sintomatológica de los casos, aumenta también la efectividad de la vacuna en la prevención. Ante casos leves, la vacuna finalmente tuvo una tasa de eficacia del 77,96%, y en casos moderados y graves la eficacia fue del 100%.

Resultados de efectividad de la vacuna CoronaVac, publicados por el Instituto Butantan de Brasil.

De todos los voluntarios vacunados, unos 12.500 profesionales de la salud, un 49.7% reportó síntomas muy leves con indicación de reposo domiciliario, el 22% síntomas leves con asistencia, y ninguno requirió hospitalización ni oxígeno.

Por otra parte, en las pasadas jornadas, Chile, que ya venía inoculando al personal de salud con la vacuna de Pfizer-BioNTech, anunció la aprobación definitiva y el acuerdo para la llegada de más de 10 millones de dosis de la CoronaVac, que le permitirán inocular a algo más de 5 millones de personas en el primer trimestre del año. Siendo las mismas dos vacunas con las que se contará inicialmente en Uruguay.

En el país trasandino, hubo un apoyo transversal de las distintas autoridades involucradas, a la adquisición de las dosis, apoyado en los estudios que se vienen realizando en fase 3 con esta vacuna en Chile.

Entre las autoridades chilenas que valoraron la llegada de la vacuna, se encuentran el Ministro de Salud, Enrique Paris, y la presidenta del Colegio Médico Izkia Siches, ambos destacando la practicidad logística para la distribución de las dosis y la ventaja que representa en comparación a los requerimientos de las otras vacunas.

El director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, Alexis Kalergis, director del estudio clínico de la vacuna Sinovac en Chile agregó: «los datos que se han obtenido en el país nos dan una noción clara en términos de la seguridad e inmunogenicidad, cómo la vacuna induce una respuesta inmune contra el virus». (Fuente: Ministerio de Salud de Chile.)

Heriberto García, director del Instituto de Salud Pública de Chile, por su parte, se mostró optimista con respecto a los datos preliminares de efectividad conocidos, agregando que dentro de quienes presentaron síntomas muy leves en el estudio realizado en Brasil, incluso podría existir un gran porcentaje de personas que tuvieron molestias como síntoma adverso a la vacuna misma (reacción a la inoculación) y no necesariamente por el contagio, reafirmando, por otra parte, la importancia de los resultados obtenidos y comprobados en cuanto a prevención de cuadros graves.

Tanto García, como Susan Bueno, profesora de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Católica de Chile, y directora científica del Estudio Clínico Fase 3 en Chile de la vacuna de Sinovac, recalcaron también la necesidad de acceder a la publicación total de los resultados obtenidos por el instituto brasileño Butantan, para poder ser revisada con mayor rigurosidad científica, aunque valoran positivamente los resultados preliminares obtenidos tanto en ese estudio como en los ya realizados por otras instituciones en el mundo.

Por último, en declaraciones para CNN Chile, el bioquímico Pablo González, director ejecutivo de ensayos de la vacuna en Chile, aporta su opinión en cuanto a la seguridad: «tenemos resultados preliminares de calidad, de seguridad e inmunogenicidad, son todos muy favorables y fueron entregados al ISP (Instituto de Salud Pública) como antecedentes».

«Cabe recalcar que este tipo de vacunas basadas en el virus inactivado tienen un registro de seguridad histórico excelente. Otras vacunas a base de virus inactivado como las de influenza, polio o rabia en el pasado han demostrado ser muy seguras, con muy pocos efectos adversos», agregó.

González también enfatiza que la mayoría de los estudios clínicos en el mundo, como sucede con los realizados a la vacuna de Sinovac, toman como parámetro principal la evaluación de la capacidad de prevención de síntomas asociados a la infección, y no a la capacidad de prevenir en sí el contagio.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

6 comentarios

  • Paris
    Paris

    Excelente, muy claro todo, sigan así.

    Responder
  • Rosario
    Rosario

    Noticia clara, concreta y con la información justa para uno poder comprender, de manera más concisa, a qué nos enfrentamos..
    Por mas artículos así 🙌

    Responder
  • Paola Koren
    Paola Koren

    Excelente nota!! Explica muy bien lo que sucede con las vacunas y sus estudios de eficacia de cada una para que la gente vaya conociéndola .Yo trabajo en salud y ya tengo mi dosis completa de la vacuna Pfizer , la recibí el 25 de dic y la segunda dosis hace unos días atrás, al igual que el resto tenía miedo a las reacciones que podría tener después de la vacuna, pero trabajar día a día con pacientes Covid y tratar de no contagiarme, el miedo era mucho mayor y me vacune con confianza 😊.. Hasta hoy me siento super bien, tuve reacciones normales, como dolor de cabeza y en el sitio de punción que se pasaron a los 3 días.. Que alegría saber que varios países tengan la oportunidad de obtener esta vacuna y espero que muchas personas quieran vacunarse .. hay que hacerlo con fe 😊..
    Felicitaciones por tan acertado articulo

    Responder
  • Alejandro
    Alejandro

    El plan de vacunación con las variantes anunciadas es muy bueno y engloba a casi todo el universo “vacunable”. Las vacunas son las mismas con las que se va a llevar a cabo la vacunación en Chile, en dónde recien están llegando las primeras dosis, si Uruguay logra un abastecimiento continuo y cuantioso en los primeros meses va a tener mucha ventaja en su estrategia con respecto a otros países de la regíon. Mucho más considerando que somos pocos y las distancias son cortas y transitables, lo cual simplifica la logística. Las vacunas de Sinovac, queda claro que cumplen con todos los protocolos. Esperemos se haga todo como se anunció y no se pongan palos en la rueda, porque en la carreta vamos todos.

    Responder
  • Tomás356
    Tomás356

    De todas formas le tengo más miedo a las vacunas que al propio covid. Para peor, en el escenario que se viene planteando parece que va a terminar siendo “obligatorio” tenerla puesta o te van a sacar todas las libertades como ciudadano. El mundo está muy jodido.

    Responder
  • Rocio
    Rocio

    Excelente noticia! Necesario para estos tiempos y para poder informarse. Todo muy claro

    Responder

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: