El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

El siglo XXI es asiático. Entrevista a Ricardo Pascale, parte II.

Compartí este artículo con tus amigos

En esta segunda entrega de la entrevista realizada al economista Ricardo Pascale (La primera parte se puede encontrar aquí: “Keynes era una fiera”. Entrevista a Ricardo Pascale, parte I) nos concentramos en temas de actualidad a nivel internacional como la renta básica universal, la liberalización de las patentes de las vacunas y el giro en el eje del mundo, que se traslada del Atlántico a Asia.

¿Qué caminos tiene Uruguay por delante?

[… ] Yo pienso qué hubiera hecho en este momento Don José Batlle y Ordóñez, y bueno, hubiera ido a Estados Unidos y a China a ver que está pasando allá, preguntándose ‘¿Qué es esto? No entiendo bien’, y vendría con una conclusión. El siglo XIX fue el siglo de la europeización, el siglo XX fue el siglo de la americanización, Estados Unidos. El Siglo XXI es el siglo de Asia, de un Asia que el mundo mira de lejos y configurada de la siguiente manera: al norte está Rusia, al sur Australia, al este Turquía, y al oeste Japón.

Y China…

Y China en el medio como gran motor. Imagínate! Justo en diciembre de 2019 cuando se desató la pandemia estaba en China. Yo había estado en China, en el primer gobierno del doctor Sanguinetti, cuando decidió retomar relaciones. Estaba de presidente del Banco Central y apoyé fervientemente renovar las relaciones con China; hace treinta y pico de años. Los chinos le reconocen mucho a Uruguay por ser un país que precozmente tuvo relaciones con ellos cuando todavía no tenían ese poderío. Ya cuando fui hace treinta y pico de años, se veía que tenían clarito todo. Cuando hablabas con los altos funcionarios del gobierno te hablaban de en dónde iba a estar China en 200 años. ¿Entendés? El tipo me hablaba de 200 años hacia el futuro, y yo me decía ‘200 años, ¡toda la historia de Uruguay!’ Y entonces ahora, cuando fui hace dos años, me quería morir. Ahí dije: ‘Olvidate, olvidate’ Yo quería ir en busca de la verdad, quería ir a ver cómo estaban. Y lo que ví es que ya registraban más patentes de invención que Estados Unidos, que superaron a Estados Unidos ampliamente en la generación de doctores en STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) pero ampliamente, no más o menos. Que habían duplicado el número de universidades en pocos años. En el congreso al que había concurrido, me pidieron que diera una charla sobre América Latina, sobre Uruguay más que nada. Es el único país que tiene un Instituto de estudios uruguayos…

¿Un Instituto de estudios uruguayos?

-Cuando fui, el embajador me invito a dar cinco conferencias más. El actual embajador, que ha tenido una actuación muy buena, es un muy buen embajador; me hace acordar a la época de los grandes embajadores. Una de ellas, para inaugurar la primera conferencia en el Instituto de estudios uruguayos. ‘Dirá estudios latinoamericanos’ le dije. ‘No, no. Estudios uruguayos’. Yo no lo podía creer. Había ido la ministra, Maria Julia Muñoz en un viaje a China y había hecho la inauguración protocolar. Y llegó a la universidad y al Instituto, con una parte de un piso donde se dedican a los estudios de Uruguay, ¡en China! Y ahí hago mi conferencia en inglés ante los funcionarios del Instituto y funcionarios de otros institutos de otros países. O sea… Yo voy a Estados Unidos casi que desde que tengo uso de razón, y no tenemos un Instituto de estudios uruguayos, ni cerca… Y no es porque los embajadores no hayan querido… Ahí ves cómo están llevando esto. Ves todas esas cosas… Por ejemplo, una cosa clarísima se ha visto ahora con la pandemia. Todo Asia pudo con la pandemia de una forma diferente que occidente.

Ahí, puede que también esté jugando el eje más político, el eje autoritario-democrático, ¿no?

Sí, yo calculo que debe jugar. Los estudios de las revistas científicas de medicina occidentales que son hechas por occidentales, y algunos trabajos más bien econométricos encuentran que el principal factor es el sentido de disciplina, el sentido de solidaridad. El usar barbijo es una cosa normal en esos lugares. Una persona está engripada y sale con barbijo, pero no sale con barbijo porque a él le va a hacer bien, sino que sale con barbijo para no enfermarme a mí o a otro ciudadano que esté circulando. O sea, hay un régimen de un sentido mucho más colectivista. En el sentido de una gran preocupación por la colectividad, por el prójimo, por el otro. Un gran respeto por el otro que viene de sus ancestros. Ellos se saludan así [mímica de saludo asiático]., pero se saludan así justamente para tener una distancia. No se abrazan, no se dan un besito. Por supuesto, no voy a entrar en temas de regímenes políticos de cada uno, cada país, tendrá el que tiene. Pero Japón, por ejemplo, funciona como un país más parecido al nuestro.

¿Es un tema cultural entonces?

Cuando tenía que discutir la deuda externa con los bancos japoneses, nos asesoraba mucho la novia de un funcionario de la embajada nuestra. Una chica química de una familia bastante acomodada de la sociedad japonesa. Ella nos fue enseñando cómo negociar con ellos. Y me dijo: ‘Usted hable de la paz, de la importancia que tiene Japón en la paz mundial y en este caso, de llevarle paz a un pequeño país como Uruguay, que está sumergido y saliendo de una dictadura. Y Japón tiene que ayudar a que haya paz en mi país y que se construya la democracia’. Yo la miré… Yo acostumbrado a negociar con otros banqueros que les hablaba de eso y se les cae un ojo, ¿no?… Y largué, alguna vez en medio de los bancos japoneses, que eran unos cuantos a los que les debíamos mucha, mucha plata. Teníamos que juntarlos a todos, porque eran como 150 bancos a los que le debíamos. Había un montón que eran de ahí, pero además Japón manejaba no sólo los bancos japoneses, sino el resto de los bancos asiáticos que habían prestado. Y largué. ‘Pero lo que pasa que también a Japón, le tenemos que pedir una gran contribución a la paz de nuestro país’. Y acá me digo: ‘¿qué va a pasar? ¡Si esto lo digo en Nueva York o en París me matan!’ Lo dije en Hiroshima. Y tú sabés que fue impactante. Se empezaron a mirar. Yo vi que había golpeado en algún lado sensible. Tal cual me había dicho la chiquilina que te comentaba. Y bueno, lo que quiero decir es que el error que estamos teniendo en occidente es estar mirando a oriente y tratar de interpretar oriente con el brain washing que tenemos, el lavado de cerebro metafórico, de que el mundo es Europa y Estados Unidos. Hay un libro de un economista indio, The Future is Asian, de Parag Khanna. Lo recomiendo, la verdad es espectacular. Ahí explica todo. Y explica, además, que, en la historia, mucho antes que Europa, Asia dominó en el mundo. Fue el centro del mundo mucho más tiempo que Europa y ni hablar que Estados Unidos. Compitió un poco con el imperio romano, que fueron 800 años. El libro es muy elocuente y yo diría que toda persona interesada en temas económicos globales quizás podría prestar atención a los argumentos que él da de por qué el siglo XXI es el siglo de Asia. Podemos destacar tres grandes: El siglo XIX fue un siglo europeizante, el siglo XX fue un siglo americanizante. Y el siglo XXI…Nadie va a pensar que Estados Unidos va a desaparecer. Son potencias muy grandes. Pero lo que quiero decir, hay otro más grande…

“[…] el error que estamos teniendo en occidente es estar mirando a oriente y tratar de interpretar oriente con el brain washing que tenemos, el lavado de cerebro metafórico, de que el mundo es Europa y Estados Unidos.”

Siguiendo con la mirada internacional, ¿qué opinás del reciente pedido del economista Stiglitz y el de varios países sobre suspender los derechos de propiedad intelectual de productos necesarios para combatir el COVID-19?

-Es un tema que, algunas veces, se ha dado en la historia de la humanidad. Se ha dado en situaciones muy delicadas. Es un tema que toca temas económicos pero éticos. Porque en realidad también las patentes surgieron para proteger tu propiedad intelectual. Si no tú, para qué vas a hacer una nueva vacuna… Es un tema, que yo creo que alguna cosa van a tener que hacer, porque es muy grande la disparidad, comparando con África e incluso con la propia América Latina. Uruguay está vacunando bien, por suerte. Están un poco exacerbados los contagios, pero en términos de vacunación estamos vacunando muy bien. Vacunar 55000 tipos por día, es mucho. Estamos vacunando casi el 1.8 por ciento de la población por día. ¡Viene muy bien la vacunación! Hay varios temas que están en la danza.

El de la renta básica universal…

-El de la renta básica universal a raíz de la Revolución 4.0. O sea, mucha gente se queda sin trabajo y hay que reciclarla. Cuando uno estudia eso, y el otro día hablaba con la gente de Finlandia, que la tiene, te dicen ‘Sí, sí, pero no nos confundamos. La renta básica universal es para el ciudadano que se está reciclando. Una vez que lo reciclamos, ya está apto para ingresar al sistema’. Es una renta básica universal, pero pensada, de la misma forma que la universidad. En Suecia, por ejemplo, la universidad es gratis. Pero cuando terminas, pasas por el departamento financiero de la universidad a preguntar cuánto debes. Te dicen 30000 dólares, o sea, te cobran mucho menos que una universidad privada. Y te preguntan ‘dígame cómo lo puede pagar ‘Bueno, estoy sin trabajo, estoy buscando…’. Entonces, ‘¿qué hacemos? ¿Ocho años con tres de gracia?’ Arrancan así. Pero tú sabes que tenés que pagar después de que te recibís cuando generes fondos. Y los suecos me contaban que cuando el tipo agarraba un buen trabajo iba al departamento financiero y les decía ‘miren, les quiero aclarar que tengo un buen trabajo, conseguí un trabajo excelente y la verdad que puedo pagarlo antes de los ocho años’. Una cosa que para nosotros sería una cosa rara. Son culturas muy distintas a la nuestra. Sobre todo la escandinava. El tema de la renta universal, ellos la tienen sí, pero con una concepción muy diferente. Es para vos ingresar al sistema de vuelta. ¿Te pasó el agua? Bueno, vamos a reciclarte, pero tenes que hacer un gran esfuerzo. Mientras tanto te bancamos nosotros, todo el pueblo te banca. Ahora, no te va a bancar toda la vida, te van a bancar hasta que te reciclaste.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: