Compartí este artículo con tus amigos

Valverde, que jugó en estos días cuartos de final y semifinales de Champions con el Madrid y es campeón de la liga de España, ha demostrado en cada oportunidad que la camiseta blanca le queda pintada. El jugador declaró que tuvo que poner mucho esfuerzo para poder jugar en el 11 titular del Madrid. 

El uruguayo llegó al equipo merengue jugando de una cosa y terminó jugando de otra, porque se dio cuenta que sino no jugaba. Se dio cuenta que, en este fútbol moderno, donde cada vez se respeta menos a los especialistas y se valora más a los polivalentes, tenía que adaptarse a esta idea de fútbol. Creo que varios lo imaginábamos como un Tony Kroos en el Madrid, más en el medio, creando fútbol y lanzando balones.

Sin embargo, se encontró con un medio muy sólido, especialistas en sus puestos y difícil de quitárselos. Tiene a Casemiro en la marca y contención, Modric con su imaginación y gambeta, y Kroos táctico y de muy buena pegada. Porque si bien sus compañeros tienen una carrera hecha, el jugador siempre piensa en ser titular, no en ser rueda de auxilio cuando uno de esos tres anda mal. Creo que el fuerte de Valverde y donde más puede lucir su juego, es en el medio, pero ahí no tuvo lugar y le encontraron ese espacio más recostado a la banda.

En la temporada que se encontró con Zidane como DT, el francés lo utilizó de lateral, de 8 y ahora con Ancelotti, hasta de puntero derecho. Es decir, un extremo que hace toda la banda. Un jugador que se ha convertido en más de recuperación y despliegue, que de lanzador y creador. Creo que Europa le ha hecho bien, porque ha crecido en su juego, es más completo para el fútbol de ahora, pero yo como uruguayo lo quiero ver en el medio y haciendo lo que mejor sabe. Teniendo la cancha de frente, creando una buena salida y pegándole más al arco, que es una de sus virtudes, la pegada de afuera. Y no mandándolo a correr sin parar, cerrar acá y cerrar allá.

Es verdad que en un equipo como el Madrid, todos tienen que correr, no importa en qué parte del equipo estés, estás en el Real. Pero también es verdad que no van a poner a correr a Kroos y Modric, no los van a mandar a hacer todo ese desgaste que hace Valverde, porque los necesitan frescos y no tan cansados. Y cuál fue la mejor decisión del Madrid: pongamos por la banda a Valverde, que con su gran zancada va a recorrer toda la banda, dos por tres se va a meter en el medio para apoyar y vaa hacer más de una función. Y hasta ahora fue un camino de ida y no de vuelta para Valverde. Capaz que en algún momento del partido lo colocan en el medio, pero muy esporádicamente.

El jugador vio que en el medio no iba a tener mucha participación, porque tiene unos cracks por delante y al final en la banda encontró su lugar en este Madrid. Se dio cuenta que, haciendo ese esfuerzo, ese despliegue, el trabajo sucio de la marca y poniendo esa garra charrúa que lo caracteriza, iba a tener más minutos en el equipo. No sé si es lo que él esperaba de su paso por Real, pero fue lo que se le dio y terminó siendo una pieza fundamental y funcional para el Madrid.


También como todavía le queda mucha carrera en este equipo, ojalá logre con los años colocarse más en el centro del campo, no la tiene fácil, porque los que están en el centro, como Kroos y Casemiro, juegan mucho, más la competencia que va llegando. Pero creo que ahí podríamos ver su mejor versión.


Lo más difícil no es llegar, sino mantenerse, y Valverde se viene manteniendo en el primer equipo del Madrid. Ha demostrado en el correr de este tiempo, que está a la altura del Real y que no le pesa esa camiseta, sino todo lo contrario, le queda pintada.


El jugador uruguayo se dio cuenta que tiene el ADN del jugador del Madrid y la hinchada también lo quiere. Valverde plantó bandera para quedarse muchos años, y porque no con el correr del tiempo, también convertirse en un posible capitán.


Compartí este artículo con tus amigos
A %d blogueros les gusta esto: