El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Mare of Easttown

Compartí este artículo con tus amigos

El viejo refrán “pueblo chico infierno grande” se remonta a los años cincuenta con Peyton Place, una novela acerca de la sexualidad, el racismo, el odio de clase, el incesto, la corrupción del poder religioso y los secretos de los habitantes de un pequeño pueblo. El libro revolucionó a la sociedad estadounidense y el género se volvió recurrente siendo Knockemstiff y El diablo a todas horas (adaptada por Netflix en 2020) del escritor Donald Ray Pollock sus mejores representante en la actualidad.

El 18 de abril HBO estrenó Mare of Easttown, un drama policial ambientado en un pueblo anodino en las afueras de Pennsylvania donde una detective sumergida en tragedias personales intenta resolver un homicidio. En un planteo tan trillado que hemos visto hasta el hartazgo en un sinfín de series y películas: ¿qué hace tan especial a Mare of Easttown?

HBO se hace fuerte cuando incursiona en el género detectivesco y no le pesan los clichés ni el bombardeo de lugares comunes. En True Detective (2014), protagonizada por los consagrados Matthew Mcconaughey y Woody Harrelson, la investigación de las pistas, los rastros de sangre, los homicidas y la ley conviven con Arthur Schopenhauer, Robert Chambers, Nietzsche y Lovecraft. El éxito de la serie se debe a la audacia de dejar la resolución del crimen en segundo plano y en su lugar, gravitar en las cuestiones filosóficas existenciales desde un punto de vista nihilista.

Mare of Easttown utiliza la misma estrategia, pero en lugar de reflexionar sobre la luz y la oscuridad, se centra en los dramas personales de su personaje principal. La gran responsable de que esto funcione es Kate Winslet (Titanic, ganadora del premio Oscar a mejor actriz por The Reader) que se despacha con una actuación descollante. En su juventud, Mare fue la heroína de la comunidad cuando acertó el tiro definitivo en un partido de basketball que llevó a su equipo a ganar el único trofeo que los pueblerinos han logrado levantar. Desde ese entonces, y al igual que el resto de los lugares alejados de las urbes norteamericanas, lo único que ha crecido han sido los prejuicios, la desconfianza y la ruina económica. Ahora, la deportista devenida en la única detective del pueblo, carga sobre sus hombros las frustraciones y la ira de una comunidad que no le perdona no haber resuelto la desaparición de una adolescente. Mare es huraña, agresiva y atormentada y su relación con el resto de la comunidad se da desde la coraza autoimpuesta del cinismo.

En el entramado de hijos con padres ausentes y matrimonios desordenados, la familia de Mare es la que se lleva la peor parte. El suicidio de su hijo mayor desencadena un serie de consecuencias como el divorcio de su esposo -que ahora vive al otro lado de la calle con su nueva pareja- el odio de su hija, la crianza de su nieto huérfano y la convivencia con su madre, uno de los mejores personajes de la serie que funciona como la voz crítica de su conciencia. La arquitectura de los personajes se va revelando a cuenta gotas y está tan bien lograda que nos compenetra a tal punto de olvidarnos del otro hilo argumental: el homicidio de una segunda adolescente.

El elenco se completa con Evan Peters (Quicksilver en la novedosa serie de Marvel Wandavision) como un detective novato, ajeno a Easttown, que es reclutado por la policía local para apoyar a Mare en el nuevo caso y nos recuerdan a la pareja de detectives de The Killing.

La serie fusiona la intriga del género ¿quién fue?, las características más emblemáticas de la novela negra y el suspenso con la dureza de la realidad, el duelo, la nostalgia, la tristeza y la compasión. La escritora argentina Mariana Enriquez dijo que la pandemia significó un in crescendo en el consumo de literatura, series y cine de horror y muerte en un afán de escapar de nuestra realidad contrastándola como una alternativa aún más devastadora. La nueva serie de HBO cumple con creces esa premisa.

La miniserie se emite los domingos a las 23:00 por HBO.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

1 comentario

  • Santiago Bianchi
    Santiago Bianchi

    Muchas gracias por el aporte!. A veces las grandes series se extravían entre tantas otras y solemos pasarlas por encima. Un abrazo!

    Responder

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Suscribite a nuestro boletín informativo ¡GRATIS!

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo. 

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: