El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

ARENA – Un Año de Reformismo Estudiantil

Compartí este artículo con tus amigos

Hace tan solo un año atrás y sin saberlo hasta ese entonces, todos los caminos comenzaban a abrirse hacia la materialización de lo que, para muchos, era tan solo un sueño o una idea hacia el porvenir. Este sueño que yacía latente en el interior de diversos individuos era el de la construcción de un espacio plural en el brazo estudiantil universitario. Un espacio donde necesariamente confluyen en la diversidad del pensamiento, el encuentro de miradas reflexivas y de construcción colectiva de una nueva forma de abordar, comprender y defender tanto los derechos como las obligaciones de los estudiantes.

Con una profunda convicción democrática y republicana, es que un 22 de enero de 2020 tiene su génesis en la Facultad de Ciencias Sociales, la Agrupación Reformista Estudiantil del Nuevo Accionar, mejor conocidos como ARENA, tras el encuentro de un conjunto de compañeros que sin saberlo y portando con las mismas inquietudes y convicciones, fuimos protagonistas de la necesidad histórica de un espacio de esta índole.

Tomamos como nobel bandera, el legado reformista que otrora fuera proclamado en la Reforma Universitaria de Córdoba en 1918, con la declaración y defensa de los principios de Autonomía, Cogobierno y Extensión Universitaria. Aquellos soñadores de 1918, aquellos héroes de 1918 serán entonces pilares y punto de partida hacia una nueva oleada reformista en clave republicana.

Nuevos tiempos, nuevas generaciones, nuevas ideas y nuevos sueños de hombres y mujeres libres, necesitan de nuevos protagonistas, protagonistas con capacidad de análisis, reflexión y mirada crítica de los procesos que suscitan en los tiempos que corren, los que demandan compromiso, convicción y amor por la educación pública.

Un proyecto de renovación en la histórica tradición estudiantil necesita de un diálogo constante, diálogo como paladín fundamental en el proceso de transformación y construcción continua de una educación laica, gratuita y de calidad. Y este diálogo, debe ser poseedor de tenores de pluralidad, de la intrínseca necesidad de escucharnos los unos a los otros, las inquietudes y necesidades de cada uno de los estudiantes para poder articular en el consenso lo mejor para todos, lo mejor para la educación pública.

Sentimos y advertimos con mucha preocupación la hegemonía que impera en los ámbitos de intercambio y de diálogo, una hegemonía que trasciende las barreras de la universidad y que se proyecta desde instituciones políticas con lineamientos, señalamientos y ordenanzas que son ajenas a la realidad universitaria, y que por el propio respeto hacia la investidura de las instituciones, no deben retroalimentarse unas a las otras, porque peligran la laicidad, la institucionalidad y la veracidad de los intereses defendidos.

El destino de la educación pública es el destino heroico de los estudiantes que son los pilares de la esperanza del mañana, en la resonancia de cada corazón y en el eco de cada idea se lleva la luz del porvenir, luz que guía y encauza los caminos con fuerza joven y vibrante.

Un año son 365 oportunidades, son 365 desafíos de crecimiento y maduración, de experiencia y aprendizajes que llevamos con nosotros, hombres y mujeres libres que somos parte de este proyecto, un proyecto que ontológicamente supo hacer frente a la adversidad de una situación tan extraordinaria como la vivida el pasado año, experiencia de pandemia y de virtualidad, que nos privó de la oportunidad del contacto personal con cada uno de los estudiantes, pero al que supimos hacer frente movidos por la necesidad transformadora de plantar una semilla, de plantar una idea, de colocar los cimientos de la renovación y la esperanza.

Este primer aniversario de ARENA es llevado con alegría, es llevado con juventud y con muchos proyectos por delante que nos permitirán trabajar por una nueva y mejor universidad, por una mejor educación pública, por una educación laica, que les permitan a cada uno de sus estudiantes y sobre todos a los que vendrán, desarrollarse, pensar y expresarse libremente en un marco de diálogo constructivo y plural.

Es necesario también señalar a un año de su fundación que ARENA no es ni será jamás un proyecto personal, menos un proyecto político partidario. ARENA es un espacio plural, es el escudo de los estudiantes, un bastión de defensa de la institucionalidad de la Universidad. Un ferviente defensor de la Laicidad, ARENA es y será siempre Transformación, Compromiso y Reformismo.

Para finalizar, como bien se señala en la Reforma de Córdoba en un grito de libertad y de igualdad “Toda la educación es una larga obra de amor a los que aprenden”.

¡Somos Reformistas!


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo, con todas las novedades y noticias sobre El Día.

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: