76 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU

76 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU

La 76 edición de la Asamblea General de la ONU, aglutinó en paralelo distintas crisis mundiales: la crisis climática, la polémica migratoria entre EE.UU. y México, las tensiones entre Rusia y la Unión Europea, el estado actual de los derechos humanos, la problemática del régimen talibán, etcétera.

China y las energías verdes y bajas en carbono

Según las agencias AFP y EFE, Xi Jinping, presidente de la República Popular China, anunció en la Asamblea General de la ONU que su país dejará de participar en la construcción de centrales de carbón fuera de sus fronteras. Sin duda se trata de una promesa favorable para el mundo entero. La importancia de preservar el medioambiente sano y el equilibrio del ecosistema en todo el orbe, es por demás notorio luego de que es por todos conocido que el planeta sufre embates de la propia naturaleza.

Los derechos humanos deben ser la prioridad en el mundo actual

El profesor André de Carvalho Ramos, enfatiza que los derechos humanos tienen como características principales su superioridad normativa, universalidad, indivisibilidad, interdependencia, autonomía e indisponibilidad, carácter erga omnes, exigibilidad, etcétera. El medioambiente sano, entre otros, es parte fundamental de tratados internacionales en la materia.

Asimismo, tanto las normas jurídicas supranacionales como nacionales de una buena parte del mundo, apuntan a un desarrollo de la libertad, igualdad de oportunidades, y desarrollo de las diferentes generaciones de derechos humanos: derechos civiles y políticos, derechos económicos, culturales y sociales.

La crisis de los refugiados afganos

Luego de la caída de Kabul en manos del régimen Talibán, se ha producido una nueva crisis de refugiados a escala planetaria y es imprescindible que los países de acogida les brinden posibilidades de integración local. Más allá de las políticas internas, Angela Merkel, Canciller de Alemania, dio un ejemplo de humanidad y solidaridad tras la violencia en Siria y su país recibió a un sinnúmero de ciudadanos refugiados. El ejemplo alemán debe replicarse para bien de la sociedad internacional y por el deber asumido en el derecho internacional de los derechos humanos.

Afganistán: Prohibido ser mujer

Afganistán: Prohibido ser mujer

La llegada de los Talibanes a Afganistán marcaron un antes y un después en la vida de las mujeres. 

La ley islámica o Sharia considera a las mujeres ciudadanos de poca importancia, objeto de provocación de los hombres, que deben estar sometidas durante toda su vida a la voluntad de los mismos.

Su llegada cambió el rumbo de la historia de muchas, que se estaban animando a la libertad, al periodismo, a la política, al arte, a ir a la Universidad.

El régimen Talibán prohíbe que las mujeres realicen cualquier tipo de actividad fuera de su casa, a menos que se encuentren acompañadas de su mahram (padre, hermano o marido). Les prohíbe trabajar fuera de su hogar, solo algunas enfermeras y doctoras pueden hacerlo en ciertos hospitales de Kabul.

Se les impone vestir de determinada manera, cubriendo su cuerpo de pies a cabeza con el burka (permite que la mujer vea por una rendija entre la tela, pero no ser vista por los demás). De no cumplir con esta regla, podrán recibir fuertes palizas y azotes.

En el caso de mantener relaciones sexuales extra matrimoniales, se llevará a cabo la lapidación pública. No pueden utilizar cosméticos, si llevan las uñas pintadas se les podrá amputar los dedos, se les prohíbe reír en voz alta, usar tacos, practicar deportes, utilizar colores “provocativos”, asomarse a los balcones, viajar en el mismo ómnibus que un hombre, viajar en taxi sin su mahram, andar en moto o bicicleta, hablar con otro hombre que no sea su mahram, mostrar sus tobillos, de lo contrario recibirán azotes en público, no pueden ser tratadas por doctores masculinos, no pueden reunirse con motivo de festividades. Podemos concluir que a las mujeres afganas se les prohíbe vivir ¿Por qué? Porque la ley islámica no las considera personas.

Se han borrado sus imágenes de las calles y plazas, el jardín de las mujeres pasó a llamarse “El jardín de la Primavera”, han perdido su voz, lo han perdido todo.

Existe una gran división de la sociedad en dos mundos contrapuestos, el mundo exterior en el que solo hay lugar para el hombre, y el mundo del hogar que es el de las mujeres.

La mujer en Kabul es víctima de un sistema de esclavitud desconocido por aquellos occidentales que mucho cuestionan pero poco se alegran por la libertad de la que gozan, producto del feminismo.

El cuestionamiento hacia el feminismo crece cada día, argumentos tales como la desfiguración del mismo, la no representación, y el desprecio hacia aquellas mujeres que se denominan como feministas. Gracias al feminismo hemos logrado las mujeres occidentales, la libertad, es verdad, aún siguen ocurriendo atrocidades, pero veamos mas allá, veamos a esas mujeres afganas que se han convertido en esclavas de un mundo de varones, que les dice cómo deben de comportarse, un mundo que les recalca constantemente que no son nada más que habitantes de un lugar que no las quiere.

El feminismo es mucho más de lo que imaginamos, es lucha, revolución y empatía. Hablar mal del movimiento feminista es una burla hacia aquellas mujeres que se encuentran acorraladas por un sistema que no las respeta por lo que son, seres humanos. Hablar mal del feminismo es burlarse de las mujeres afganas, que se encuentran sumidas en el verdadero infierno. Tenemos que seguir luchando para que el feminismo llegue a las partes más recónditas del mundo, y todas podamos gozar de la libertad propia de una persona, porque sabemos que no hemos logrado la igualdad total, pero al menos podemos vestirnos como queramos, trabajar, estudiar,  y hacer lo que nos parezca mejor con nuestras vidas.

Tenemos que volver a releer el significado del movimiento feminista. ¿Qué es el feminismo? Debemos buscar el significado y luchar por eso, para avanzar un poco más y ayudar a aquellas mujeres que aún no gozan de ningún tipo de libertad.

Pánico y conflicto en Afganistán

Pánico y conflicto en Afganistán

“Es el momento de que las tropas estadounidenses vuelvan a casa”, dijo el presidente Joe Biden el mes de abril de 2021. Así, tras casi 20 años de guerra después de los atentados del 11 de septiembre en las Torres Gemelas, la OTAN anunció el retiro de cerca de 10.000 soldados en territorio afgano.

El recuerdo de la dictadura Talibán entre 1996 y 2001, trajo consecuencias crueles. Tal como reporta Ángeles Espinosa del diario El País de España, las mujeres estuvieron esos años confinadas al hogar y obligadas a esconder su cuerpo bajo el burka las escasas veces que podían salir de él y las minorías. Y hoy, a pesar del intento de sus dirigentes por proyectar ahora una imagen más moderada, las noticias que se filtran de las primeras ciudades que claudicaron ante ellos, como Herat o Kandahar, son desalentadoras: mujeres a las que se impide acudir a sus trabajos o asistir a las clases de la Universidad.

Todo ello explica que tras su llegada a la capital Kabul, el pánico se ha desatado al punto que cientos de personas intentan llegar al aeropuerto, otros muchos se encuentran en los techos de los aviones a la espera de una evacuación del país, y según agencias internacionales de noticias habrían hasta cinco civiles muertos en el aeródromo local.

Por su parte, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, ha hecho un llamado a la unidad frente a la amenaza terrorista global en Afganistán. “No podemos ni debemos abandonar al pueblo de Afganistán “, ha dicho ante el Consejo de Seguridad de la ONU, reunido para abordar la situación creada por la reconquista del país por los talibanes.

Tanto el Consejo de Seguridad de la ONU, como los ministros de la Unión Europea, se reunirán para tratar la situación afgana.

El papel de ambas organizaciones internacionales es primordial para asegurar la paz en la región. La “unidad” a la que refiere Antonio Guterres, debe ser entorno justamente a este principio rector por el que se fundó la Organización de las Naciones Unidas, luego de la Segunda Guerra Mundial.

Preocupa sí, sobremanera, la extensión del fundamentalismo islámico en Medio Oriente y el hecho de que como cualquier dictadura en el mundo, ante una total toma de poder, podría verse seriamente vulnerado el derecho internacional de los derechos humanos. Esperemos, entonces, que tanto la paz, como el bienestar del pueblo afgano, sean el fin último de cualquier debate, negociación o acuerdo dentro del Consejo de Seguridad de la ONU, la Unión Europea, y las demás potencias mundiales.

Nicaragua también duele.

Lo que ocurre en Nicaragua es sumamente preocupante, se atropella a la democracia y lamentablemente no es nuevo. El régimen de Daniel Ortega ha encarcelado a 7 aspirantes a la presidencia de su país, opositores e incluso a disidentes del propio sandinismo y exguerrilleros del propio movimiento, los cuales se contabilizan en total en 29 políticos opositores en los últimos 2 meses. De modo arbitrario, mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro García, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre, supuestamente por “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos”, “pedir intervenciones militares”, “conspiración”, “traición a la patria” y entre otras leyes a medida para perpetuar la figura autoritaria de Ortega en el poder, que ya busca su 4to mandato consecutivo.
Los arrestos de estos líderes opositores a 4 meses de las elecciones (a realizarse el 7 de noviembre) han disparado la alarma de organizaciones políticas y de defensa de los derechos humanos de todo el mundo, y no son los únicos, sino que son parte de una larga lista. La Unión Europea, la ONU y la OEA ya han declarado su firme postura de preocupación y condenan esta ruptura del orden democrático.

Así como se arrestan líderes opositores, también se censuran medios de prensa y de comunicación, allanando medios opositores e independientes, entre ellos, los medios Esta Semana y Confidencial. Fueron denunciados más de 40 ataques a la libertad de de prensa, a la libertad de expresión, ataques directos y agresiones hacia periodistas, reporteros, jefes de prensa y medios. Eso es censura, eso es atentar contra la libertad de prensa y la libertad de expresión, eso es atentar contra la libertad, la que tanto se debe defender y proteger.

Lo que es peor aún, es que lamentablemente este no es un hecho aislado: esta es solo una mancha más en la larga lista de atropellos a la democracia del régimen de Ortega en Nicaragua.

Podemos recordar cómo en el año 2018, tras la imposición de reformas de la seguridad social que afectaban a las pensiones y que fueron rechazadas por varios sectores sociales, como movimientos feministas, campesinos, estudiantiles, entre otros, comenzó una gran escalada de violencia en todo el país, donde el régimen fue al choque en su enfrentamiento con un armamento de guerra y con la orden directa de actuar con ferocidad, cosa que pasó. Las imágenes de los jubilados sangrando por estos abusivos ataques, recorrieron todo el país y América, aumentando la indignación nacional y las protestas masivas contra este autoritarismo.

El conflicto duró meses, meses en los cuales se asesinaron activistas, estudiantes, periodistas, campesinos y de más, llevando un saldo de 328 muertes según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Hubieron más de 80mil exiliados y 1300 desapariciones aproximadamente, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos. Se detuvieron arbitrariamente a líderes opositores y censuró también a los diferentes medios que mostraban la realidad, fue una censura directa a señales de cuatro canales de televisión que transmitían en vivo los enfrentamientos entre civiles y las fuerzas antidisturbios y de choque sandinistas en todo el país.

El Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correo (Telcor), ordenó a las cableras censurar la señal de los canales 12, 23, 51 y 100% Noticias, que habían estado transmitiendo en vivo los enfrentamientos. Para la ONU y para la OEA, Ortega había cometido crímenes de lesa humanidad en Nicaragua.

El mismo Mujica dijo en su momento: “Siento que algo que fue un sueño se desvía, cae en autocracia y entiendo que quienes ayer fueron revolucionarios perdieron el sentido de que en la vida hay momentos en los que hay que decir me voy”.

Lo de hoy en día es alarmante. Se avasalla la democracia de Nicaragua, nuevamente. La Cámara de Representantes del Uruguay no hizo caso omiso al sufrimiento del pueblo nicaragüense que continúa soportando el atropello a su democracia, y el martes 6 de julio, aprobó una resolución que condena al régimen, condena la represión y exige la realización de elecciones con las garantías dadas. Todos los Partidos acompañaron dicha resolución (aunque el Partido Comunista se retiró de sala en dicha votación, cuestión que no sorprende).

Anhelamos la liberación de los presos políticos para elecciones justas y democráticas, así como terminar con la censura, para así garantizarle el bienestar y la paz al pueblo de Nicaragua.

Comunismo Democrático

Comunismo Democrático

Las recientes manifestaciones y protestas que se están desarrollando en Cuba por las faltas de libertades civiles y la incapacidad del gobierno en enfrentar la situación sanitaria exitosamente ha dejado expuesto el autoritarismo real que existe en la isla caribeña. Este hecho ha conmocionado el escenario político, con líderes de todos los países americanos comentando sobre los desenlaces que ocurren en dicho país. A nivel local, este hecho ha servido para seguir acrecentando la división entre los partidos que componen la “coalición multicolor” y el Frente Amplio, con los primeros proclamando su apoyo a los manifestantes cubanos, y los segundos, al gobierno y el proceso revolucionario.

Esto ha generado críticas para con la coalición de izquierda y, en particular, el Partido Comunista quien, apoyando abiertamente al gobierno cubano, es acusado de autoritario. El problema con las críticas es que se basan en la idea de que el Partido Comunista se rige bajo los mismos principios filosóficos que los que fundaron nuestra República: los valores de la ilustración y el liberalismo. El Partido Comunista basa su accionar bajo la dialéctica materialista, definida como “la tesis de que la producción y tras ella el cambio de sus productos, es la base de todo orden social; de que en todas las sociedades que desfilan por la historia, la distribución de los productos, y junto a ella la división social de los hombres en clases o estamentos, es determinada por lo que la sociedad produce y cómo lo produce y por el modo de cambiar sus productos”. En el primer artículo de los estatutos aprobados por el 5to Congreso Extraordinario en el año 2007, se establece que el Partido Comunista “es la unión voluntaria y combativa de los comunistas, que orientados por la ideología científica del marxismo leninismo, luchan para que la clase obrera uruguaya desempeñe su misión histórica, social, política, ideológica y guíe la marcha de los trabajadores y el pueblo uruguayo hacia el socialismo y la posterior edificación del comunismo”. 

Para entender las implicaciones del artículo mencionado, es necesario tener claras las concepciones teóricas de Marx y Lenin sobre la democracia y el liberalismo. En el Manifiesto Comunista escrito en 1848 por Karl Marx y Friedrich Engels, postulan que a través de toda la historia humana, la sociedad se dividió en 2 clases sociales antagónicas: los explotadores que, siendo minoría, controlan los medios de producción (su versión actual siendo la burguesía) y los explotados que, siendo la mayoría, sobreviven apenas para darles los frutos de sus esfuerzos al primer grupo (la clase proletaria). Según los autores, la burguesía se ha desarrollado en base a su capacidad de explotar a los proletarios cada vez a mayor escala, y es debido al crecimiento del nivel de explotación que los antagonismos entre las clases y las contradicciones del sistema económico en el que se encuentran culminará en la emancipación de los vulnerados mediante una revolución violenta, una centralización y división ecuánime de los medios de producción en manos del Estado. Como consecuencia del fin de la explotación, el Estado (cuyo motivo de existencia es la facilitación de la explotación y represión burgués) se extingue bajo el peso de sus propias contradicciones, creando así una sociedad sin clases sociales, opresores y oprimidos conocidos como el comunismo. En sus palabras, “El proletariado se valdrá del del poder para ir despojando paulatinamente a la burguesía de todo el capital, de todos los instrumentos de la producción, centralizándolos en manos del Estado, es decir, del proletariado organizado como clase gobernante y procurando fomentar por todos los medios y con la mayor rapidez posibles las energías productivas”.

Este proceso fue desarrollado en mayor profundidad por el revolucionario ruso Vladimir Ilich Lenin quien en su obra Estado y Revolución hace mención a la democracia y al republicanismo como elementos del aparato estatal opresor y, por ende, objetos a ser disueltos. Entiende a la República democrática como “la mejor envoltura política de que puede revestirse el capitalismo, y por lo tanto el capital, al dominar (a través de los Pakhinski, los Chernov, los Tsereteli y Cía.) esta envoltura, que es la mejor de todas, cimenta su poder de un modo tan seguro, tan firme, que ningún cambio de personas, ni de instituciones, ni de partidos, dentro de la república democrática burguesa, hace vacilar este poder.” Sobre la democracia, considera que “es una forma de Estado, una de las variedades del Estado. Y, consiguientemente, representa, como todo Estado, la aplicación organizada y sistemática de la violencia sobre los hombres.” Argumenta que el peligro del parlamentarismo está en su forma de aplacar el fervor revolucionario, “decidir una vez cada cierto número de años qué miembros de la clase dominante han de oprimir y aplastar al pueblo en el Parlamento: he aquí la verdadera esencia del parlamentarismo burgués, no sólo en las monarquías constitucionales parlamentarias, sino en las repúblicas más democráticas”. De esta forma, queda claro que para el marxismo-leninismo la democracia liberal y el republicanismo no son más que un privilegio burgués que funciona en pos de mantener vigente al Estado opresor y, como consecuencia, debe ser llevado a la extinción una vez realizada la revolución proletaria.

Retomando las manifestaciones en Cuba y la postura adoptada por el Partido Comunista de Uruguay, uno entiende que es completamente coherente con la filosofía desarrollada. El problema no es con la coherencia sino la convivencia, y acá surgen las interrogantes ¿Cómo puede coexistir en nuestro sistema republicano un partido que abiertamente rechaza sus bases filosóficas? y ¿Cómo puede un partido político buscar perfeccionar a la República democrática cuando su objetivo es destruirla?

Bibliografía:

  • Del Socialismo Utópico al Socialismo Científico. Engels, F. (1880).
  • Estatutos del Partido Comunista de Uruguay (2007).
  • Estado y Revolución. Lenin, V. I., (1917).
  • Manifiesto Comunista. Marx, C. & Engles, F. (1848).
Chile eligió a quienes redactarán la nueva Constitución

Chile eligió a quienes redactarán la nueva Constitución

El pasado fin de semana se celebró en el país trasandino una nueva jornada de elecciones, en las cuales se elegían gobernadores, alcaldes, concejales municipales, y lo más importante sin dudas, a quienes integraran los escaños para la convención constitucional, la cual tendrá un plazo máximo de un año para redactar una nueva carta magna y someterla a un nuevo plebiscito para su aprobación definitiva.

Etapas anteriores del proceso:

Desde que se acordó transversalmente a nivel político y social, y como respuesta para apaciguar el estallido social, la instauración de un proceso constitucional en Chile, el mismo ha tenido varias etapas:

El 25 de octubre del año pasado se llevo a cabo el plebiscito que dio inicio formal al proceso constituyente, los ciudadanos debieron escoger entre las opciones “apruebo” y “rechazo” a la posibilidad de establecer una nueva Constitución, y también indicar que tipo de órgano sería el encargado de redactarla, habiendo dos opciones nuevamente: Una convención constitucional, en dónde todos los miembros serían electos por la ciudadanía; o una convención mixta, en dónde el 50% de los miembros sería electo por la ciudadanía y el restante 50% se conformaría por parlamentarios.

En una elección en dónde votaron algo más del 50% de los habilitados, más del 78% escogió la opción Apruebo, y apenas un punto porcentual más, 79%, apoyo la opción de la Convención Constitucional.

El resultado confirmó un apabullante rechazo de la población al sistema político partidario, y fue el primer golpe duro para el oficialismo, que desde el estallido de octubre de 2019 viene desmoronándose en popularidad. Algunas reconocidas figuras de la centro-derecha chilena incluso apoyaron con anterioridad la idea de redactar una nueva constitución, buscando no quedar rezagadas en la opinión pública en eventuales escenarios electorales.

Elecciones de constituyentes:

Finalmente, luego de postergaciones provocadas por la pandemia, y ya con un caudal de personas vacunadas bastante amplio en el país, este fin de semana se celebraron las elecciones de constituyentes, con algunas particularidades que vale la pena destacar:

  • La elección se llevo a cabo en dos jornadas, el sábado 15 y domingo 16 de mayo.
  • Se eligieron 155 miembros, cada distrito tenía una asignada cantidad determinada de escaños.
  • Se permitió la participación de candidatos independientes.
  • Se estableció un límite máximo en los gastos de campaña para las candidaturas.
  • La elección priorizó la paridad de género en conformación de listas, y distribución de escaños.
  • Se reservaron 17 escaños para los pueblos originarios distribuidos de la siguiente manera: Mapuche 7, Aimara 2, Diaguita 1, Quechua 1, Atacameño 1, Colla 1, Chango 1, Rapanui 1, Kawésqar 1 y Yagán 1.

La Convención Constitucional en cifras:

Según datos presentados por el diario La Tercera de Chile

  • el promedio de edad de los integrantes de la convención es de 45 años, convirtiéndose en el órgano de representación popular más joven desde el regreso de la democracia en Chile. Valentina Miranda, militante del Partido Comunista, electa en el distrito 8, es la convencional más joven, con 20 años.
  • 2 de cada 3 integrantes no forman parte de ninguna colectividad, más precisamente, son 103 los integrantes de la convención que no integran ningún partido partido político. 37 integrantes son independientes en cupos cedidos por partidos políticos.
  • 78 integrantes son hombres y 77 son mujeres, tal como estaba estipulado de acuerdo a paridad.
Los abogados estarán más presentes que cualquier otra profesión en la convención. Fuente: The Clinic.
Solamente 22,81% del padrón electoral habilitado votó escaños reservados para pueblos originarios. Se estima que muchos votos de personas habilitadas para cupos originarios terminaron votando candidatos dentro de las listas generales, también hubo alta abstención y votos nulos. Fuente: El Mostrador.

Analizando los resultados:

Dado que en la convención se necesitará dos tercios de quórum par aprobar las normas de la nueva Constitución, y ante un escenario complejo en cuanto a popularidad, los sectores de derecha y centroderecha oficialistas se presentaron unidos bajo el lema “Vamos por Chile” apuntando a que a través de la unidad se pudiera superar el tercio de escaños necesarios para poder tener poder de negociación, algo que finalmente no consiguieron. La izquierda, en cambio, se presentó fraccionada, por un lado, los sectores más extremos como el Partido Comunista y el Frente Amplio chileno, agrupados bajo el lema “Apruebo Dignidad”, la centroizquierda con partidos como el Socialista y la Democracia Cristiana estuvieron agrupados bajo el lema “Lista del Apruebo”, y la “Lista del Pueblo” y “Nueva Constitución” conformadas principalmente por outsiders de la política tradicional, autoproclamados independientes identificados con el estallido social, un enfoque ecológico, y también con tendencias de izquierda y centroizquierda. Por fuera de estos grupos quedaron otros candidatos independientes y los correspondientes a pueblos originarios.

Escaños por sector político. Vamos por Chile (centroderecha y derecha), Apruebo Dignidad (izquierda), Apruebo (centroizquierda), Del Pueblo (independientes izquierda y centroizquierda), Nueva Constitución (independientes de izquierda y centroizquierda).

El panorama es impredecible, la izquierda más radical es la gran ganadora de esta nueva contienda electoral, los independientes marcan un divorcio de la sociedad con el sistema político tradicional, y la insuficiente votación de los sectores de derecha y oficialistas le dan a la oposición vía libre para delinear el nuevo texto constitucional que deberá someterse a un plebiscito a mediados de 2022 para su aprobación definitiva.

La asamblea constituyente tendrá 9 meses para redactar el nuevo texto constitucional, pudiendo ser ampliado en 3 meses más en una sola oportunidad, estipulando un plazo máximo de un año para la presentación.

El cambio de modelo socio-económico es inminente de aprobarse el nuevo texto y es de las pocas certezas que se tienen de aquí en más sobre el proceso.

La autonomía del Banco Central tan destacada como garante de la salud fiscal y monetaria chilena, el papel del Estado criticado por su performance subsidiaria, el sistema impositivo, los derechos individuales y de propiedad, la idea de “Estado Plurinacional”, la salud, la educación, los derechos de explotación de recursos naturales, el sistema de pensiones, la descentralización del país, son algunos de los ítems que deberán ir resolviéndose y reflejándose en la carta magna una vez que la convención comience a sesionar.

Colombia: Convulsión Social y Derechos Humanos en peligro

Colombia: Convulsión Social y Derechos Humanos en peligro

Desde hace unos días atrás se han sucedido varias manifestaciones callejeras en Colombia, a raíz de la reforma tributaria impulsada por el Presidente Iván Duque. A pesar de que la reforma fue retirada, las manifestaciones no cesaron, pues los manifestantes entienden que no se trata solo de la reforma considerada en sí misma, sino que es un levantamiento contra la pobreza, que no hace mas que aumentar.

En el año 2020 el PIB de Colombia sufrió una importante caída del 7%, y la pobreza monetaria ascendió al 42,5%. Sumado a este difícil situación, se unen los casos de Covid-19 que se han llevado más de 70.000 fallecidos, y una cantidad alarmante de personas infectadas.

La reforma no haría más que disparar los índices, lo que hizo que miles de personas salieran a las calles a reclamar, convocando un paro laboral. Tomando así a la reforma como un factor disparador de una serie de descontentos y preocupaciones por parte del pueblo colombiano.

Sin embargo, no se trata de manifestaciones pacíficas; la policía y el ejército colombiano han reprimido con violencia en las calles, cargándose cerca de 20 muertes, más de 800 heridos, desapariciones y sucesivas denuncias de mujeres por violaciones por parte del Escuadrón Móvil de Antidisturbios de Colombia.

El mundo se ha conmovido y solidarizado con la situación que padece el pueblo colombiano. Organizaciones internacionales, tales como la ONU, y también por su parte la Unión Europea han condenado el excesivo uso de la fuerza por parte del Gobierno colombiano.

El derecho a la vida, a la libertad de circulación, de expresión y muchos otros derechos humanos han sido violados sucesivamente por la fuerza pública colombiana, dejando secuelas y atentando contra la democracia y la libertad que hace a los pueblos libres y de derecho.

No puede pasarse por alto un episodio de estas características. En los próximos días se seguirán sumando mas organizaciones internacionales en el repudio a la violencia y al atentado contra los derechos humanos.

En las redes sociales se ha generado una movida de concientización y conocimiento sobre los sucesos, además de un pedido de solidaridad y fuerza para el pueblo colombiano. Cientos de famosos, influencers y grandes marcas han cargado con la difusión.

A lo largo de la historia colombiana, y del mundo entero se han ocasionado duros ataques contra los derechos humanos, es el deber de todos no olvidarlo, pues de hacerlo estaríamos condenados a repetirlo una y otra vez. Es por ello que en esta oportunidad es de gran importancia realizar un grito al mundo entero. No debemos permitir que de estas instancias se llegue a situaciones estables de normalización de estas conductas nocivas, contra la humanidad, la paz y la libertad.

La reforma que no fue: la fallida reforma tributaria de Iván Duque

La reforma que no fue: la fallida reforma tributaria de Iván Duque

De forma inesperada, y en medio de un fuerte repunte de la Pandemia de Covid-19 en la región, Colombia entró en las primeras planas de todo el mundo debido a la violencia desatada en sus calles. A fines de abril, y en respuesta a un proyecto de reforma tributaria que estaba siendo tratado en el Congreso Colombiano, múltiples organizaciones sociales y partidos de oposición llamaron a un “Paro Nacional” que volcó a masas a las calles, generándose multitudinarias protestas que fueron violentamente reprimidas por las fuerzas de choque estatales. La situación generada causó consternación internacional, sumándose variadas expresiones de repudio y/o preocupación de partes tales como la ONU, Amnistía Internacional, Human Rights Watch a incluso de “aliados” de Colombia como los Estados Unidos y la OEA.

Si bien con el pasar de los días los motivos de protesta se volvieron variados, el disparador de las mismas ha sido la presentación por parte del gobierno de Iván Duque del proyecto de reforma tributaria, cuyos críticos señalaban que perjudicaba especialmente a las clases medias del país cafetero. A pesar de que, como consecuencia del estallido social, el presidente colombiano retiró dicho proyecto (bajo la promesa de presentar otro sustituto que logre mayor consenso), resulta de interés intentar comprender el alcance de la fallida reforma y los motivos que arguyó el gobierno colombiano para su presentación, así como los puntos de la misma que enervaron a las masas colombianas.

Las claves de la “Ley de Solidaridad Sostenible”

Iván Duque, presidente de la República de Colombia

El proyecto de reforma tributaria fue presentado el pasado 5 de abril bajo la carátula de “Ley de Solidaridad Sostenible”. Dicha nomenclatura no era casual, sino que pretendía transmitir los motivos que argüía el gobierno colombiano para la presentación del proyecto. Los gastos derivados del combate a los efectos sociales de la pandemia agravaban una preexistente situación de vulnerabilidad fiscal, poniendo en riesgo, según el gobierno, la manutención del grado inversor y, subsiguientemente, el acceso del gobierno colombiano a los mercados de deuda pública y la sostenibilidad del gasto público en el mediano y largo plazo.

En este sentido, el gobierno colombiano presentó un proyecto de reforma tributaria que pretendía aumentar los ingresos fiscales mediante el aumento de la base tributaria, es decir, mediante el aumento de las personas y acciones alcanzadas por los impuestos ya existentes. Mediante modificaciones al IVA, a los impuestos a la renta (tanto a personas físicas como naturales) y la creación de un impuesto temporal a la riqueza, el proyecto de reforma tributaria pretendía aumentar los ingresos impositivos del gobierno colombiano en el equivalente a un 2% del PIB colombiano.

En cuanto al IVA, el proyecto planteaba ampliar su base tributaria mediante la eliminación de la categoría de bienes exentos, es decir, de bienes que no pagaban IVA (aunque algunos serían mantenidos en la categoría de “excluidos”, que tampoco pagan IVA). También se recategorizaron otros bienes que pagaban un 5% de IVA, en lugar del 19% habitual. Algunas de las recategorizaciones más polémicas incluían los combustibles (de 5% a 19%), el gas natural y energía eléctrica (de 0% a 19%), los servicios públicos para algunos estratos de ingresos (de 0% a 19%), entre otros. En total, el aumento de la recaudación impositiva por los cambios en el IVA sería equivalente al 0,6% del PIB colombiano.

En cuanto al impuesto a la renta, las modificaciones alcanzaban tanto a las personas físicas como a las jurídicas. En las personas físicas, la reforma planteaba una disminución del mínimo no imponible (es decir, ampliaba el número de personas que pagarían el impuesto), así como modificaba (aumentaba) las tasas pagadas por cada franja de ingresos, en particular por las más altas. Al mismo tiempo, se ampliaban los ingresos a ser considerados para la tributación al impuesto (por ejemplo, se pasaba a considerar el ahorro pensional a la hora del cálculo de las franjas de tributación). Los ingresos fiscales provenientes de las modificaciones al impuesto a la renta a las personas físicas equivaldrían al 1,6% del PIB.

Respecto a la renta de las personas físicas (empresas), la reforma tributaria tendría efectos ambiguos según el tamaño de las mismas. Las empresas más pequeñas pasarían a tributar menos desde el año 2022, mientras que las más grandes tributarían más en el 2022 y 2023 para luego volver a la actual tasa del 30% en 2024. Por concepto de las modificaciones en el Impuesto a la Renta a las personas jurídicas, el Estado colombiano cobraría un excedente equivalente al 0,3% del PIB en el año 2022 en comparación con la situación sin reforma tributaria.

Como complemento a estas reformas, y en miras a financiar la situación excepcional de gasto por la pandemia, se crearían una serie de impuestos temporales vigentes hasta no más allá del 1 de enero de 2023. Estos incluyen el Impuesto Temporal y Solidario a la Riqueza a pagarse por los poseedores de una considerable riqueza el 1º de enero de 2022 y 2023), el Impuesto a los Ingresos Altos (vigente entre julio y diciembre de 2021) y el Impuesto de Normalización Tributaria (a pagarse en el 2022).

El gobierno colombiano no presentó exclusivamente estos cambios impositivos, sino que los acompañó con una serie de “usos” de los nuevos ingresos fiscales destinados a fortalecer las herramientas de gasto social. Entre ellos destaca la creación del Ingreso Solidario, cuyo fin sería ayudar a los estratos más pobres de la sociedad colombiana mediante la creación de un ingreso de hasta un 65% del salario mínimo colombiano. Este ingreso sería acompañado de otras medidas de gasto social que, empero, juntas alcanzarían al equivalente del 0,6% del PIB colombiano. En términos netos, alrededor del 70% de los nuevos ingresos fiscales generados por la reforma serían destinados a mejorar la situación fiscal del gobierno colombiano y no tendría por finalidad aumentos en los gastos sociales.

Las masivas protestas en contra y el retiro del proyecto

Pese a los alegatos del gobierno de Iván Duque, que presentaba a la reforma tributaria como un paso necesario para garantizar la sostenibilidad de la deuda colombiana y el sostén de los más desposeídos, el proyecto fue rápida y ampliamente criticado por gran parte de la población del país cafetero. Particularmente, se criticaba el impacto de la ampliación de la base tributaria del impuesto a la renta sobre las clases medias, así como el impacto generalizado de los cambios en el IVA sobre toda la población y, particularmente, sobre aquellos sectores de menores ingresos. Aún varios economistas que consideraban necesaria la realización en el mediano plazo de una reforma que ordenara las cuentas públicas colombianas criticaban la falta de oportunidad del proyecto de Ley de Solidaridad Sostenible, habida cuenta que era presentado en un momento en que la crisis del Covid-19 está aún lejos de terminar.

El rechazo generalizado de organizaciones sindicales, sociales y partidos de oposición se manifestó en la convocatoria a un paro nacional el 28 de abril, germen de varios días de protesta y enfrentamiento entre manifestantes y fuerzas del orden público. La represión de las manifestaciones ha causado, al menos, 24 muertes y centenares de heridos, siendo condenada ampliamente por diversas voces de la comunidad internacional y habiendo comenzado, días pasados, varios procesos judiciales contra integrantes de las fuerzas policiales y militares colombianas.

Sumado a ello, el apoyo político del gobierno colombiano en el congreso es limitado. La coalición gobernante no cuenta con mayorías parlamentarias, al tiempo que la practica totalidad de los partidos de oposición han manifestado su repudio al proyecto presentado. La cercanía de las proximas elecciones legislativas, a realizarse en marzo de 2022, significarían un gran costo político para todo partido que apoyara este proyecto.

Ambos factores, el estallido social y la falta de apoyos políticos, obligaron al gobierno colombiano a retirar el proyecto de reforma tributaria, bajo la promesa de presentar uno alternativo que reúna mayores consensos. Sin embargo, el retiro del proyecto no ha logrado calmar los ánimos populares, continuando las protestas masivas contra la brutalidad policial y diversos problemas estructurales de la sociedad colombiana.

Ayuso arrasa en Madrid, PSOE descarrila, Iglesias se retira de la política.

Ayuso arrasa en Madrid, PSOE descarrila, Iglesias se retira de la política.

El pasado martes 4 de mayo se celebraron las elecciones a la Asamblea de Madrid, enmarcadas en un escenario complejo: por un lado, las cifras de casos de coronavirus oscilaban entre los 500 y los 2000 casos diarios. Por el otro, la tensa situación política española, enmarcada en una recesión económica monstruosa (el PIB español cayó un 11% en 2020[1], además de haber 4 millones de desempleados[2]), producto de la declaración del estado de alarma y la implementación de severas restricciones, pero a la vez estando en el entre los diez países que peor han manejado la pandemia[3].

Así, con una gestión deplorable y su aprobación cayendo, la coalición de gobierno PSOE – Unidas Podemos debía buscar una victoria que le asegurase una muy ansiada estabilidad, especialmente tras derrotas electorales como la de Galicia[4] o la del País Vasco[5]. Sin embargo, los problemas también acuciaban a la oposición: tras haberse desplomado la intención de voto de Ciudadanos, el Partido Popular y Vox deseaban captar la mayor cantidad de votos para sí, además de querer evitar a toda costa la fuga de votantes hacia el PSOE. Para el PP, la oportunidad de reclamar la mayoría en la capital, significaba la posibilidad de plantarse en una posición mucho más firme de cara a las próximas elecciones generales, a celebrarse en 2023. A Vox, por su parte, la situación le abría la posibilidad de asentarse como tercera fuerza política en la Comunidad Autonoma de Madrid, especialmente apelando al voto obrero en los barrios periféricos, ocupando el tradicional lugar del PSOE.

Bajo esas condiciones, la campaña auguraba lo que terminó siendo: un conglomerado de contenidos ideológicos (véase la frase de campaña de Ayuso, “Comunismo o Libertad”), fuerte polarización, hechos violentos como los disturbios en el mitin de Vox en Vallecas.[6] Tal fue la situación, que el vicepresidente Pablo Iglesias, perteneciente a Unidas Podemos, decidió abandonar su cargo para competir en las elecciones autonómicas, en un intento por mantener a raya a la derecha, y especialmente a Vox.

La presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el líder del PP, Pablo Casado.

Sin embargo, las elecciones le demostraron su error. Con una participación del 76%[7], los populares arrasaron. La popularidad de la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, se vio muy potenciada por su oposición a las restricciones impuestas por el gobierno de Sánchez, permitiendo la apertura de bares y locales gastronómicos[8]. Esto le permitió trepar de los 30 escaños conseguidos en 2019, a 65, más que todos los partidos de izquierdas juntos, y ser el partido más votado en los 21 distritos de Madrid, así como en 177 de 179 de los municipios de la Comunidad. Sumado a los 13 escaños de Vox (que en 2019 había alcanzado los 12), este resultado le permite formar gobierno.

Vía El País (Madrid)

 El PSOE, por su parte, registró la peor votación de su historia, de la mano de su candidato Ángel Gabilondo, siendo superado por Más Madrid. Sin embargo, la sorpresa dentro de las filas de la izquierda no fue esa. Tras conocerse la estrepitosa derrota, Pablo Iglesias anunció su retiro de la política, tras haber aumentado seis veces su riqueza[9], y defendido sistemáticamente a los regímenes chavista y cubano. “Dejo todos mis cargos. Dejo la política entendida como política de partido e institucional”, aseguró el Iglesias frente a sus seguidores en la sede de Unidas Podemos en Madrid. Sin dudas, una buena noticia no sólo para la derecha, sino para el sistema político español al completo.

Los resultados de las elecciones han demostrado que el PP ha podido aprovechar su oportunidad, asegurándose un punto de apoyo crucial de cara a las elecciones generales de 2023, colocándose a tiro de piedra de un PSOE cuyo gobierno ha estado plagado de malos resultados en todos los ámbitos. Madrid, y muy especialmente Ayuso, jugarán un papel crucial en la campaña electoral de 2023, de eso no cabe duda.


[1] Caída histórica del PIB por el COVID: la economía española se hunde un 11% en 2020 pero alargó la recuperación a final de año. (2021). 8 mayo 2021, en https://www.eleconomista.es/economia/noticias/11019886/01/21/El-PIB-registra-una-caida-historica-del-11-en-2020-por-el-covid-pese-crecer-un-04-en-el-cuarto-trimestre.html

[2] Desempleo en España supera 4 millones por primera vez desde 2016 | DW | 02.03.2021. (2021). 9 mayo 2021, en https://www.dw.com/es/desempleo-en-españa-supera-4-millones-por-primera-vez-desde-2016/a-56742877

[3] Mapa del coronavirus en el mundo y datos de su evolución. (2021). 9 mayo 2021, en https://www.rtve.es/noticias/20210509/mapa-mundial-del-coronavirus/1998143.shtml

[4] Elecciones Galicia 2020: resultado y escrutinio en todos los municipios. (2021). 9 mayo 2021, en https://www.lavanguardia.com/elecciones/autonomicas-galicia-2020

[5] Elecciones País Vasco 2020: resultado y escrutinio en todos los municipios. (2021). 9 mayo 2021, en https://www.lavanguardia.com/elecciones/autonomicas-pais-vasco-2020

[6] La secuencia completa de los disturbios durante el mitin de Vox en Vallecas. (2021). 9 mayo 2021, en https://www.lavanguardia.com/politica/elecciones/20210408/6635676/secuencia-completa-disturbios-mitin-vox-vallecas.html

[7] El País (2021). Resultados Elecciones 4M Comunidad Madrid 2021. 9 mayo 2021, en https://resultados.elpais.com/elecciones/madrid.html

[8] Jabois, M. (2021). Por qué voté a Ayuso. 9 Mayo 2021, en https://elpais.com/espana/elecciones-madrid/2021-05-09/por-que-vote-a-ayuso.html

[9] Pablo Iglesias multiplica su riqueza por seis desde que es político. (2021). 9 mayo 2021, en https://www.elmundo.es/espana/2021/03/26/605e27a6fc6c83d8668b466d.html

Las claves para entender la crisis política en Brasil

Las claves para entender la crisis política en Brasil

AFP

El pasado martes 29 de marzo se desataron una serie de hechos inéditos en la historia reciente de Brasil. El Presidente Jair Bolsonaro solicitó la renuncia a seis miembros de su gabinete: al Jefe de Gabinete, al Secretario de Gobierno, al Abogado General de la Unión y a tres ministros, entre ellos al Canciller Ernesto Araújo y al Ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, dos figuras claves del gobierno bolsonarista.[1] Al día siguiente, tras desacuerdos con la dirección política del mandatario, renunciaron en simultáneo los Comandantes del Ejército, de la Marina y de la Aviación, la primera dimisión de toda la cúpula militar en la historia de Brasil.[2]

Todo esto sucedió apenas dos semanas después de que Bolsonaro cambiara a su Ministro de Salud por cuarta vez en un año.[3] El presidente había logrado evitar el impeachment (juicio político) durante el último año gracias al apoyo del Centrão, una alianza de partidos de centro y conservadores, pero a raíz de un desencuentro sobre el reemplazo para el Ministerio de la Salud, el Presidente de la Cámara de Diputados Arthur Lira amenazó con avalar el impeachment el pasado 24 de marzo.[4] ¿Qué explica este reciente recrudecimiento de la política brasileña?

Resulta imposible abordar la crisis política del gobierno de Bolsonaro sin hacer mención a su caótica gestión del COVID-19, que ha convertido a Brasil en un epicentro de la pandemia. El gigante sudamericano es el tercer país con más contagios, con más de 60 mil casos diarios a lo largo del mes de marzo, y el segundo con más fallecimientos, con una cifra que supera las 348 mil muertes.[5] La suba de casos que sacudió al país en 2021 se explica por el surgimiento de una nueva mutación del virus en el estado de Amazonas, la variante P1, que provocó el colapso de los centros de salud en la ciudad de Manaos, quedándose sin oxígeno.[6]

El estado crítico que ha alcanzado la pandemia de COVID-19 en Brasil se explica, en gran medida, por los dichos y las acciones negacionistas que ha tenido Bolsonaro al inicio de la pandemia. En marzo de 2020, a pocas semanas de que el virus llegase al país, el presidente afirmaba que el virus estaba “sobredimensionado”, que era una “fantasía de los medios” y que si se contagiaba, “nada sentiría o, a lo sumo, sería afligido por una gripecita o un pequeño resfrío”.[7] Asimismo, participó de actos multitudinarios, sin utilizar tapabocas y dando besos y abrazos.[8]

Bolsonaro no siguió las recomendaciones de la comunidad científica y se opuso a las cuarentenas. No obstante, los gobiernos de 20 de 26 estados de Brasil decidieron hacer cuarentenas no obligatorias, generando desacuerdos con el gobierno federal. Esto impidió que hubiera una política de salud coherente y uniforme en el país, que facilitara el cumplimiento de los protocolos sanitarios por parte de la población así como las negociaciones por la vacuna.

Por si todo esto fuera poco, entre setiembre y enero el gobierno federal distribuyó 420 mil dosis de hidroxicloroquina para tratar a pacientes con COVID-19, un medicamento antimalárico que no está probado que sirva para este coronavirus, mientras rechazaba una oferta de 70 millones de dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech.[9]

En marzo de este año, ante una escalada de casos provocados por la cepa P1, Bolsonaro continuó criticando las medidas restrictivas y amenazando a los gobiernos y alcaldes con impedir el cumplimiento de sus medidas e incluso con dar golpes de Estado[10]. Cuando el Distrito Federal, Bahía y Río Grande do Sul adoptaron medidas de reducción de movilidad, el presidente envió una acción de inconstitucionalidad contra sus decretos, que luego fue rechazada por el Supremo Tribunal Federal (STF), el equivalente brasileño de la Suprema Corte de Justicia. [11]

Esto ha llevado a que se multipliquen los pedidos de impeachment en los últimos meses.[12] Por su parte, Bolsonaro ha continuado su proceso de militarización del gobierno civil brasileño, nombrando militares activos y retirados a altos cargos como Jefe de Gabinete, Ministro de Salud, Ministro de Energía y Minería y a la Presidencia de Petrobras.[13] Sumado a su admiración por la dictadura brasileña de 1964 a 1985, estas acciones han generado especulaciones de la posibilidad de un autogolpe en Brasil, un escenario que resulta poco probable desde la renuncia de los tres comandantes de las Fuerzas Armadas el 31 de marzo.[14]

Como consecuencia de todo esto, el gobierno de Bolsonaro tiene una desaprobación del 59%[15] y un 44% atribuyen al presidente la responsabilidad por la actual crisis del COVID-19.[16] En este contexto, dos fallos del STF de marzo suponen un punto de inflexión en los procesos judiciales de la operación Lava Jato y, en consecuencia, de las reglas de juego de la política brasileña.

Por un lado, el juez Edson Fachin falló que el Tribunal Federal de Curitiba que condenó al expresidente Luis Inácio Lula Da Silva no tenía competencia para actuar en ese caso, que deberá ser juzgado en la Justicia Federal del Distrito Federal, en Brasilia.[17] En efecto, esto anula las condenas contra Lula, liberándolo y habilitándolo a presentarse como candidato presidencial en 2022. Por otro lado, la segunda sala del STF acaba de declarar que el juez Sergio Moro actuó con parcialidad en el caso contra Lula, una decisión que en efecto inocenta al expresidente en el caso de Lava Jato.[18] Es probable que este fallo también conduzca a la anulación de condenas de otros políticos vinculados a la operación, como Eduardo Cunha, el líder de la Cámara de Diputados que inició el impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff en 2016.

La pandemia, la caótica gestión del presidente Jair Bolsonaro y los volátiles fallos sobre la causa del Lava Jato han generado una grave crisis política en nuestro país vecino. Si las tendencias actuales se mantienen, Bolsonaro perderá las elecciones de 2022 y el expresidente Lula volverá al poder, reafirmando la naturaleza pendular que ha caracterizado la política brasileña desde hace décadas.


[1] https://www.canalrural.com.br/agronegocio/troca-de-ministros/

[2] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56585355

[3] https://www.elobservador.com.uy/nota/bolsonaro-bajo-a-eduardo-pazuello-y-cambiara-de-ministro-de-salud-por-cuarta-vez-en-un-ano-2021315203516

[4] https://www.europapress.es/internacional/noticia-presidente-camara-diputados-brasil-amenaza-avalar-impeachment-contra-bolsonaro-20210201120904.html

[5] https://ourworldindata.org/explorers/coronavirus-data-explorer?zoomToSelection=true&time=405..latest&pickerSort=asc&pickerMetric=location&Metric=Confirmed+cases&Interval=7-day+rolling+average&Relative+to+Population=false&Align+outbreaks=false&country=~BRA

[6] https://www.dw.com/en/brazils-jair-bolsonaro-under-pressure-over-coronavirus-policy/a-56941250

[7] https://www .youtube.com/watch?v=T_kl-EMGkOw

[8] https://www.youtube.com/watch?v=GlC2empuaB4

[9] https://www.cnnbrasil.com.br/nacional/2021/03/07/erro-de-gestao-atrasou-70-milhoes-de-doses-da-pfizer-ao-brasil

[10] https://www.poder360.com.br/governo/bolsonaro-ameaca-agir-contra-restricoes-de-governadores-e-prefeitos/

[11] https://www.cnnbrasil.com.br/politica/2021/03/23/marco-aurelio-nega-acao-de-bolsonaro-contra-estados

[12] https://www.correiobraziliense.com.br/politica/2021/04/4916356-pedidos-de-impeachment-contra-bolsonaro-se-multiplicam-na-gestao-lira.html

[13] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56276161

[14] https://www.bbc.com/portuguese/internacional-56640395

[15] https://www.poder360.com.br/poderdata/rejeicao-ao-governo-segue-em-alta-mas-1-3-dos-eleitores-apoiam-bolsonaro/

[16] https://www.poder360.com.br/poderdata/44-atribuem-responsabilidade-pela-atual-crise-do-coronavirus-a-bolsonaro/

[17] http://portal.stf.jus.br/noticias/verNoticiaDetalhe.asp?idConteudo=461870&ori=1

[18] http://portal.stf.jus.br/noticias/verNoticiaDetalhe.asp?idConteudo=462854&ori=1