Un Coro entre Revoluciones

El Coro de Hombres Gay de Montevideo, conocido como CHG, ha emocionado a la Capital Montevideana y más precisamente en el Teatro Solís, con un repertorio de magníficas canciones que han reflejado hitos en la memoria de cada uno de nosotros. 

El Coro integrado por 12 hombres, y su Director Alejandro Giaccone, nos envuelven con voces que deslumbran los escenarios más inmaculados del país.

La atmósfera se llena realmente de Revoluciones, que nos guían hacia Francia en 1792 con la Marseillaise de Rouget de Lisle. Contemplan La Varsoviana en una versión rusa de Waclaw Swiecicki que nos guían a Polonia de 1883. También con la ilustre canción, Va Pensiero de Guiseppe Verdi en Italia de 1842, La internacional de Euéne Pottier y Pierre Degeyter hacia Francia de 1888. 

Un Coro que nos inspira con sus voces hacia la maravilla de una Europa en plena Ilustración a través de la Oda a la Alegría de Ludwig van Beethoven de una Alemania de 1793.

Los sonidos prodigiosos de este flamante Coro, nos hacen recordar y contemplar más allá de las Revoluciones impuestas. Pero sobre todo poder confeccionar nuestras propias Revoluciones a través de los impulsos y los sueños.

En esta oportunidad, se presentan el sábado 9 de octubre, a las 20hs para volvernos a emocionar en el Complejo Cultural Politeama de Canelones. 

Amelia quería dormir

Amelia quería dormir

Entre el texto de Florencia Sánchez del 900 y la impronta de Mayra Ibarra del siglo XXI, la obra gira entorno a la misma temática a pesar de los años. La violencia doméstica se sumerge en la obra y se apodera de la sociedad como un flagelo silencioso, dirigida por Gerardo García.
April Ocaño protagoniza de forma majestuosa el unipersonal, interpretando diferentes escenas que nos remontan a personajes adaptados de la obra Los Muertos de Florencio Sánchez.
La obra se caracteriza entorno a las relaciones de pareja entre hombres y mujeres, que naturalizan ciertas normas de conductas que, a pesar de los tiempos, nos llenan de sensibilidad. Al llevar a las tablas, ciertos estímulos oscuros, deshumanizados, nos perdemos en el abismo de la propia protagonista y nos abruma de emoción.
Tanto Mayra Ibarra como April Ocaño, nos demuestran como docentes y actrices su impronta y frescura a la hora de llevar a cabo una obra tan impactante.
Amelia quería dormir, se encuentra en cartelera, todos los jueves a las 20:30 hs del Teatro Stella, en la Sala 2, hasta el 7 de octubre.

¿Somos malos por querer ser o Empresarios o Emprendedores?

¿Somos malos por querer ser o Empresarios o Emprendedores?

Desde hace muchos años nos han hecho creer que el ser empresarios está mal visto por la sociedad. Me pregunto, ¿Cómo llega una persona a ser empresario? O mejor dicho, ¿se nace empresario?

La cuestión es que, últimamente el hecho de pensar como capitalista para algunos es sinónimo de mala gente, explotador, una persona que se quiere enriquecer a costa de los obreros. Según la RAE un Empresario es el “Titular propietario o directivo de una industria, negocio o empresa.” Y Emprendedor es el “Que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras” Ambas definiciones hablan de empresas, de una organización, con el pensamiento y el accionar de un negocio.

¿Desde cuándo es algo malo tener un negocio?

¿O desde qué ideología?

Claro que desde los años 60 del siglo XX y en especial para los marxistas, es sinónimo de riqueza y capital. Pero nos olvidamos que los trabajadores existen gracias al trabajo de un empresario o un emprendedor. Por cierto, ¿Cuántos de nosotros tenemos amigos, conocido o familiares emprendiendo un negocio?

La cuestión es qué tenemos un estereotipo de emprendedor o empresario que nos han inculcado por años. Este imaginario está tan arraigado con una ideología que nos olvidamos qué somos personas, seres humanos de carne y hueso. Con diferentes necesidades, y otras que nos hicieron creer, con autores que tuvieron súbditos y peor aún, que nacieron en cuna de oro.

Me imagino algún emprendedor que esté leyendo esto, y pensando en mejorar la calidad de vida de su familia, amigos y empleados. Los amigos y empleados, son parte de la familia de esa organización, qué no sólo piensa en el bienestar económico, leyes sociales, y demás cuestiones legales. También en lo que denominaban los grandes pensadores de las organizaciones como; Taylor, Mayo, Fayol, Maslow entre otros. Instauraron pilares fundamentales para mejorar la calidad de vida, tanto de los trabajadores cómo de las empresas. Una de ellas, es “El espíritu de corps”, el espíritu de cooperación, que muchas veces nos olvidamos es primordial para toda organización. Los “Círculos de calidad total”, en ellos los trabajadores aportan sus opiniones para mejorar la productividad y la calidad en todos los servicios.

Pero muchas veces nos olvidamos que pertenecemos a organizaciones y para muchos es mejor dividir que unir. Mientras que otros se plantan con una fortaleza inigualable, contra toda adversidad. Esos son los que llevan a mejores personas, mejores empleados  y a un mejor país.

¡Apoyemos a nuestros emprendedores y empresarios!

Viviendas para personas solas- El sueño de la casa propia

Viviendas para personas solas- El sueño de la casa propia

Desde hace mucho tiempo me encuentro en la búsqueda para comprar una casa. Creo que es el sueño de muchos uruguayos. Cómo todo en la vida, siempre hay un pero…

Aquí paso a explicar los vericuetos, idas y vueltas, frustraciones y esperanzas para algunos.

El mayor orgullo de cualquier uruguayo, además de un trabajo digno, es una vivienda digna. Pero todo lleva un camino que a veces parece inalcanzable.

Desde el momento que nos planteamos ese recorrido hasta poder alcanzarlo, ese camino se transita en medio de frustraciones; encontrar un trabajo acorde a nuestras necesidades, despidos imprevistos, cierre de empresas, y el volver a empezar.

La vida misma nos lleva a ese sube y baja, pero al fin llega el trabajo o los trabajo con un sueldo más o menos previsible.

Es en esa circunstancia dónde uno comienza a decidir la compra de un hogar digno. Pero, acá comienzan otros peros. Cuando vemos los planes de viviendas que no se encuentran acordes para personas solas, o mejor dicho no son ajustables a nuestro sueldo. Comenzamos a pensar que esto de la casa propia para personas solas es sólo un ideal, marketing o simplemente no somos el público objetivo de nadie.

Por otro lado, me pongo a pensar en diferentes propuestas, a largo y muy largo plazo para concretar algún día poder conseguir la casa propia. Desde los organismo públicos1, Banco Hipotecario del Uruguay, Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Agencia Nacional de Vivienda. Me puse a estudiar los planes de cada uno de ellos. Comencé a sacar cuentas, cómo todo el mundo, y me planteo que el salario mínimo2 es de $17930. Por lo tanto, cómo todo uruguayo, tendré que trabajar en otro lugar. Pero si le sumo otro salario mínimo tampoco llegaré al monto mínimo de una vivienda digna, acorde a mis necesidades.

En estas instituciones públicas para el comienzo del trámite te lleva, si es el BHU 18 meses que es ahorro previo, y siendo empleado público entre 1año a 18 meses y empleado privado 2 años, para luego poder acceder a una cuenta de ahorro. Lo mismo pasa en Instituciones privadas, vas a cualquier banco privado y te piden un ahorro entre el 10 a 20% del importe total del inmueble, pero en este caso es mucho más flexible el trámite, es un promedio de tus ingresos de los últimos 6 meses.

No quiero dejar atrás a las cooperativas3, eso es otra cuestión, que por cierto, entre idas y vueltas te consume aproximadamente entre 5 a 10 años conseguir el terreno para luego realizar la construcción.

Eso sí, no se olviden de tener ahorrado entre el 10 a 20% del valor del inmueble, dependiendo si es compra en el interior o en Montevideo. Si tienen pensado alquiler con opción a compra, se tienen que asegurar que les guste vivir en ese lugar, ya que el dinero no se devuelve y terminaran perdiendo. Hay que sumar los gastos de tasación, que son aproximadamente $50.000, siempre dependiendo del importe total de la vivienda.

El tema es no pagar alquiler, ser independiente y eso significa hacerse valer en tiempo, dinero y otras prioridades.

No estoy en contra de los planes de vivienda, simplemente creo que tendrían que mejorar algunos, y estar más acordes a las circunstancias actuales. Por lo tanto, ese sueño comienza a frustrarse y apagarse cada vez más.

Los planes que he observado hasta el momento, no contemplan a las personas solas, o mejor dicho, están pensados para familias tipo.

Somos un nicho de mercado importante, pero el mercado de inmuebles no están pensados para personas solas.

1 https://www.gub.uy/comprar

2 https://www.gub.uy/ministerio-trabajo-seguridad-social/comunicacion/noticias/salario-minimo-nacional-aumenta-17930

3 https://www.anv.gub.uy/cooperativas