Dia D: Garbo

Dia D: Garbo

Un 14 de febrero de 1912 nacería Joan Pujol García en Barcelona, España. Joan crecería en una Europa plasmada de violencia que durante su infancia sufriría su primera guerra mundial, pero más allá de eso su familia le enseñaría un pensamiento pacifista que lo acompañaría el resto de su vida.

En 1933 hace el servicio militar y 3 años más tarde se da comienzo a la guerra civil española, Joan con su aguerrida fe en la paz, se refugia en la casa de su novia por meses, con ánimos de desertar del ejército, porque no quiere participar de la guerra. En la navidad de 1936 este encierro llega a su fin gracias a su captura por parte del ejército y es llevado al calabozo. Luego de meses de estar cautivo y sorprendido de aún estar vivo, se refugia nuevamente en la casa de un amigo de su novia. Vive encerrado por dos años allí, perdiendo kilos y envejeciendo. Esta experiencia le marca y entiende a donde pertenece: a ningún bando. Javier Juarez, periodista y escritor español, identifica a Joan como un hombre de la tercera España: “que no eran ni de los unos ni de los otros, era gente que tenía su concepto de vida, su modelo de sociedad, sus reglas, sus valores pero que ni estaban dispuestos a matar por ellos ni seguramente estaban dispuestos a morir tampoco”.

Joan escucha por radio, en septiembre de 1939, como Polonia fue invadida por los alemanes y ahí nace en su espíritu y en el de su esposa, Araceli González, una necesidad de ayudar a frenar otro baño de sangre.

Con nada mas en su cabeza que intentar aportar a terminar con la guerra, en enero de 1940, se acerca a la embajada británica para solicitar trabajar de espía. Rechazado por la embajada, Joan Pujol García toma una decisión para revertir esta situación: ganarse la confianza de los alemanes para que el Reino Unido vea en él una posibilidad más de colaborar con la victoria de los aliados. Siguiendo este rumbo, concreta una cita en la embajada alemana con un discurso convincente acerca de su fanatismo por el nazismo. Luego de varias citas y conversaciones, los Servicios Secretos Alemanes lo aceptan encomendándole que viaje a Gran Bretaña.

El 26 de abril de 1941, Joan Pujol García emprende su viaje desde Madrid hacia Lisboa con una misión casi que imposible: conseguir un visado diplomático. Sin mucha idea de cómo hacerlo y con una feroz motivación que no era más que la busca de la paz mundial, Joan, decidido a todo, se aloja en un hotel en el que establece una amistad con un gallego que tiene visado oficial para viajar a la Argentina. Luego de varias salidas nocturnas con su nuevo amigo, una noche en concreto, parten rumbo al Casino Estoril, en cierto momento del juego finge un dolor de estómago con el único objetivo de fotografiar el visado y así poder duplicarlo el día después en una tienda de grabados, esquina cruzada con el Casino.

Con 200 copias de un visado español regresa a Madrid y logra convencer a los alemanes de que viajará a Gran Bretaña, por lo que vuelve a insistir a la embajada británica y es rechazado nuevamente.

Pero ¿por qué Joan Pujol García es recordado si lo único que has leído hasta aquí han sido fracasos y miserias? La respuesta esconde una historia que hasta el propio Dwight Eisenhower (34º presidente de los Estados Unidos) reconoce en una carta enviada a los aliados: “La victoria no habría sido posible sin Garbo…”. Garbo era el nombre en clave que Joan tenía en el MI5, luego de que fuera aceptado por el servicio de inteligencia británico.

La Operación Fortaleza fue el motivo de porqué un español, que pocos recuerdan y muchos menos aún conmemoran, fue el factor que terminó inclinando la balanza para una victoria aliada. Esta operación consistía en el engaño estratégico a las fuerzas alemanas, para que retiren una gran cantidad de fuerzas de las playas de Normandía. Para lograr esta hazaña, Garbo decide usar una red de 27 espías que anteriormente sirvió para transmitir información falsa a los alemanes, estos eran todos imaginarios y provenían del mismo Joan, gracias a esta red se transmiten 1200 mensajes a la Abwehr, una organización de inteligencia militar alemana en la que Alaric (como le decían los alemanes a Joan) trabajaba de espía. Con la ayuda del MI5 y el MI6 que crearon maquetas de tanques de goma, aviones y enviaron un video de un ejército enorme (que en realidad no existía) en camino a Calais, otra ciudad costera de Francia. Gracias a Garbo y a la originalidad de los servicios secretos británicos, Hitler desvía la mayoría de sus fuerzas a Calais dejando Normandía con una menor fuerza militar y permitiéndole a los aliados realizar el desembarco, o “Dia D”, como será recordado por todos, logrando reducir las bajas aliadas en miles; y así Joan Pujol García se convertiría en un héroe que esconde aquel 6 de junio de 1944, ya que gracias a la Operación Fortaleza, el Día D gozó de mayores probabilidades de éxito.

Dos meses después del Dia D, en un hecho mas que irónico, el ejercito nazi conmemora con la Cruz de Hierro a Alaric por ser un espía con un brillante servicio, y Araceli González al terminar la guerra acude a la embajada alemana para cobrar el sueldo de su esposo,

Se pensó que Garbo había muerto en 1945 pero a día de hoy se sabe que murió en 1988 en Venezuela, Caracas.

Los grandes héroes callan, pero sus hechos gritan tan fuerte que trascienden el tiempo y la distancia.

¿Qué es la política?

¿Qué es la política?

Históricamente, la palabra “política” proviene de “Polis”, ciudad Estado donde se desarrollaba la actividad política en la antigua Grecia, el concepto de esta palabra contiene varias acepciones de diferentes autores, en este artículo analizaré algunas de ellas con la intención de que ayude a responder la pregunta: ¿qué es la política?

Siguiendo con la percepción histórica, hablaremos sobre la acepción griega, en los tiempos de la época clásica, Grecia contenía una fuerte discusión conceptual entre sus habitantes y era la de “justicia”. Para los griegos era una preocupación la “justicia”, como concepto e idea. Una idea que estaba ligada a la política, Platón y Aristóteles al reflexionar sobre la política hablaban de justicia, la política estaba estrictamente relacionada con lo que los griegos entendían como una ciudad “justa”. Hay que dejar en claro que los griegos no pensaban en el “Estado” ya que esa noción aún no existía.

La política para los griegos era el espacio de interacción con los otros, pero en este concepto de “otros” no se refiere a todos, se refiere a los atenienses, ya que las interacciones con esclavos o extranjeros no se consideraban política, lo que nos lleva al concepto de “zoon politikon” de Aristóteles, para Aristóteles no se trataba sobre seres sociales, ya que cualquier hombre perteneciente a una tribu o familia, por ejemplo, sería considerado como ser social, Aristóteles decía que los hombres a diferencia de otros seres que también viven de manera social, tenemos la capacidad del uso de la palabra la cual por ejemplo nos permite diferenciar lo justo de lo no justo, lo bueno y lo malo, eso para Aristóteles era la diferencia que constituía al hombre como un ser político. 

Se entiende entonces que la política proviene de tiempos antiguos, esto da paso a el concepto de política por el que atravesaremos a continuación: la política como un “conjunto de acciones orientadas a organizar, promover y tutelar la supervivencia y el desarrollo de un conjunto humano”. Este concepto nos presenta a la política como algo más antiguo que la propia Grecia; Beals y Hoijer en su libro “Introducción a la antropología” presentan que la política entendida con este concepto, existía antes de la aparición del Homo Sapiens, ya que el desempeño del liderazgo en una banda de primates, implicaba toma de decisiones y ejercicio de poder, conjuntamente con una estratificación jerárquica y el acatamiento del grupo entero. Este hecho no quita que la palabra “política” provenga etimológicamente del desempeño de las funciones en la ordenanza pública de la antigua Grecia durante la época clásica. 

Y, por último, derivamos en un concepto que se relaciona estrictamente con el hombre y su vida cotidiana, este concepto será el de la política como “centro de toda actividad social colectiva”. Con este concepto que presenta Adrián Leftwich, se busca integrar la política a todas las actividades dentro y entre sociedades, Leftwich es consciente de que la palabra política, como anteriormente mencioné, normalmente se relaciona con el Estado, con la “Polis” y advierte que en la historia han existido sociedades las cuales no han poseído ámbitos institucionales de gobierno separados de manera formal, lo cual derivaría en que esas sociedades, si esta es estrictamente relacionada al Estado, no han tenido política.

Dependiendo a quién le preguntes o qué autor estudies, la política tendrá un tinte u otro, lo que prevalece es el incentivo de discusión de ideas que esto genera, un aspecto que en nuestros días se está desvaneciendo y donde muchos toman el camino de atacar la forma de pensamiento del otro en vez de buscar puntos en común con la propia.

Es triste ver constantes rivalidades por plasmar ideas contrarias a las de uno, esto no significa que es necesario atenerse al silencio o que fomente el no debate, esto es un llamado a la unión cuando corresponde y al debate cuando lo amerita.

“Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de los otros” – Martin Luther King


				
					
Cuba: Cronología de una dictadura anunciada

Cuba: Cronología de una dictadura anunciada

Históricamente las democracias latinoamericanas han sufrido una inestabilidad que lastimosamente destaca en todo el mundo, esto no es de sorpresa para nadie. Pero para mejor compresión de esta situación, en este artículo se estudiarán los sucesos que llevaron a Fidel Castro a liderar uno de los movimientos revolucionarios con mas incidencias en la región latinoamericana, y sobre el que hasta el día de hoy hay diferencias entre si condenar o idolatrar.

La revolución cubana comienza el 26 de Julio de 1953, cuando un grupo armado al mando de Fidel Castro atacó el Cuartel Moncada en Santiago de Cuba. Fidel Castro era un joven abogado y político miembro del Partido Ortodoxo que tenía como objetivo central luchar contra la corrupción en los marcos de la democracia parlamentaria, pero como la continuidad democrática estaba comprometida por el golpe de Estado de 1952, declaró que era legítima la lucha armada contra Batista. El ataque al Cuartel fracasó y Fidel junto a su hermano Raul Castro fueron juzgados y condenados con otros combatientes.

Aunque el ataque haya fracasado y los responsables llevados a la justicia, el odio a la dictadura y la habilidad política de Fidel, hicieron que el fracaso se convirtiera tiempo después en un triunfo político. En el juicio llevado a cabo el 16 de octubre de 1953, a raíz del ataque al Cuartel Moncada, Fidel hizo un alegato político que quedó grabado en la historia, conocido como “La historia me absolverá” donde denunciaba las condiciones de vida del pueblo cubano y las faltas de libertades democráticas que justificaban la lucha armada. La defensa pasaría a ser una de las bases de la lucha revolucionaria, con esto, Fidel a su vez se convertiría en el principal referente popular opositor a la dictadura, al mismo tiempo que también era el referente popular del movimiento 26 de Julio.

Mientras todo esto pasaba y los trabajadores tomaban más fuerza con Fidel al mando, los sindicatos estaban subordinados a la dictadura donde la fuerza opositora sindical más grande era el Partido Socialista Popular de orientación Stalinista que, basándonos en los hechos, apoyaba a la dictadura. A pesar de esto el movimiento obrero fue uno de los grandes protagonistas de la lucha contra el gobierno militar de Batista.

Pasados cerca de dos años de la defensa de Fidel en juicio, concretamente el 15 de Mayo de 1955, los condenados por el ataque al Cuartel de Moncada salen de prisión gracias a la amnistía para presos políticos. Llegado el mes de julio se exilian a México donde Fidel reúne fuerzas para poder realizar la revolución cubana, entre estas fuerzas se encontraba el médico Ernesto “Che” Guevara. Castro junto al “Che” y 80 seguidores parten de Santiago de la Peña en México a bordo del yate Granma rumbo a Cuba, concretamente a la playa de Las Coloradas, de este viaje solo Castro y otros doce sobreviven. Luego se refugian en Sierra Maestra donde los campesinos mostraron un fuerte apoyo a estos combatientes, lo que les permitió expandirse por la región y recuperar las fuerzas que habían perdido en el viaje. En diciembre de 1958 se dan las batallas decisivas entre el gobierno y los militantes revolucionarios, estas batallas convergen en Batista cediendo el poder a una Junta Militar el primero de enero de 1959. Al día siguiente entran en la capital las tropas del “Che” Guevara y 6 días después, el 8 de enero de 1959, Fidel Castro entra en La Habana y forma un gobierno en el que ocupa la Jefatura de las Fuerzas Armadas.

Dos años más tarde es cuando el mundo entero es testigo de Castro proclamando que la revolución cubana tenía un carácter socialista.

Desde el triunfo de la revolución cubana, el régimen se define a sí mismo como una democracia representativa sin partidos políticos,  donde todos los ciudadanos de 16 años tienen derecho y obligación de participar de las circunscripciones donde se eligen representantes locales, provinciales y nacionales, quienes a su vez eligen al presidente de la Asamblea Nacional del Poder, órgano de máxima decisión, el presidente actualmente es Miguel Díaz Canel. De estas circunscripciones lo que se reluce es que el voto popular no es responsable directamente de la máxima figura política que en este caso es el presidente de la Asamblea Nacional del Poder.

La Patria

La Patria

La mayoría de los sentimientos no poseen un momento histórico en el que se originaron, con excepción de uno solo: el patriotismo. Fueron los lideres y los actores politicos mas relevantes de las sociedades quienes generaron este sentimiento.

Definiendo a la patria de manera tan básica como una nación se englobaría la visión que muchos tienen de ella pero la patria es más que eso, puede ser entendida de diferentes formas y gozar de una importancia determinada dependiendo el punto de vista o el contexto.

Independencia patriótica

Entre los siglos XVIII y XIX, Latinoamérica fue testigo de múltiples próceres con sentimientos patrióticos que generaron movilizaciones independentistas. La Revolución Francesa fue un gran motivador de ello. Pero en un continente gobernado en su mayoría por la Corona española, los enfrentamientos de España con Francia e Inglaterra consiguieron terminar de convencer a los próceres americanos de que el sueño independentista era posible, incluso mirándolo hoy con la perspectiva histórica que nos proveen los hechos es imposible encontrar un mejor momento para ello.

La búsqueda de la independencia latinoamericana no solo fue con motivo del robo que la corona española le estaba haciendo al continente o por malas gestiones, también fue por la falta de patriotismo, la no identificación con quienes lo gobernaban: los americanos se relacionaban íntimamente con la tierra en la que vivían, pero la regulaban unos extraños que no pertenecían allí. Además de un robo de riqueza, cultura y esperanza, fue un robo de identidad.

Hombres como Simón Bolívar, José Gervasio Artigas o José de San Martín, lograron una victoria no solo por encima de los españoles sino en contra del esclavismo cultural. Los españoles no conquistaron el continente con la única razón de enriquecerse, ya que aunque esa fuera la prioridad, la transferencia de su cultura junto a su religión era esparcida por militares y evangélicos por igual. Esto era un atropellamiento a los indígenas de la zona y a los criollos que estaban forzados a sentirse parte de un Estado que ni siquiera conocían en carne propia.

Lo que empezó como una simple idea de acabar con el orden establecido por extranjeros (algunos incluso actuando en contra de sus progenitores) termino con una necesidad de una tierra a la que llamar “mi patria” y el origen de líderes que aun a día de hoy son reivindicados por sus actos heroicos. Aunque más allá de su destreza en la guerra estratégica y su inteligencia, la principal fuerza de estos hombres era su capacidad para unir a los pueblos siendo la tarea más difícil en tiempos donde la comunicación entre regiones no estaba desarrollada de la mejor manera y muchos sectores de la población no congeniaban del todo bien.

Los hombres mejores capacitados para una tarea militar, discursiva y política serían los elegidos para liderar uno de los mayores movimientos independentistas en el continente en pro de una identidad y una patria por la que luchar.

La patria como idioma

Como anteriormente mencioné, la patria puede ser entendida de diferentes formas, depende de cada contexto y persona que la interpreta. Por esta línea es que recaigo en una cita del autor Emil Cioran que niega a la patria como normalmente la interpretamos. En este caso el autor plantea que “No es una nación la que habitamos, sino un lenguaje. No te equivoques; nuestra lengua madre es nuestra verdadera patria”.

Cioran entiende al lenguaje como nuestra patria al igual que muchos escritores alrededor de la historia, siendo esta una visión completamente entendible, ya que quienes no se identifican con su nación o territorio, tendrían una patria y serían reconocidos por ella debido a que es normal identificar a un individuo por la lengua madre que posee, pero este concepto deja atrás todo lo mágico que envuelve al patriotismo: ese orgullo nacional, esa fuerza ideológica que nos dan las figuras patrióticas que lucharon por el país y el recuerdo de todos los que entregaron su cuerpo y espíritu por la causa independentista.

La patria es necesaria

Históricamente los seres humanos hemos sobrevivido a los peores momentos gracias a estar en un grupo y la fuerza emocional que provee el sentirse acompañado no es insignificante, pasando por las movilizaciones independentistas en las Américas, hasta llegando a las guerras mundiales, las alianzas y la necesidad de protegernos los unos a los otros fueron clave para vivir en un mundo donde prime la paz.

Algunos grupos étnicos dejaron atrás sus costumbres, sus ideologías, sus adversarios y su dignidad con tal de obtener así el bien mas preciado que en aquel momento podían adquirir: una tierra unificada donde vivir.

Artigas en Uruguay, Simón Bolívar en Colombia, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Panamá, serán siempre un recordatorio de lo que es capaz de provocar un discurso que promueva un bien mayor por el que luchar, una patria por fundar.

Ya sea con figuras patrióticas, con una nación o con un lenguaje, la humanidad siempre triunfara si está unida y por eso la patria es necesaria.

El Telegrama Zimmermann

El Telegrama Zimmermann

Corría el año 1917 y el mundo atravesaba la primera guerra mundial, los países que participaban estaban marcados por dos bandos, uno llamado “Triple Entente” del que formaban parte Francia, Bélgica, Reino Unido, Serbia y Rusia, en la otra parte de la contienda estaba el bando de la “Triple Alianza”, conformado por Alemania y el imperio Astro-Húngaro.

En este momento de la guerra el sentimiento de los habitantes de estos imperios no era de patriotismo, sino de hambre, de tristeza por los familiares o compañeros perdidos en combate y una incertidumbre sobre si el conflicto alguna vez terminaría. Sin excepción de ningún Estado europeo partícipe, las huelgas eran muy frecuentes, los abastecimientos disponibles no eran suficientes y no paraban de disminuir.

Europa se encontraba en uno de los peores momentos socio-económicos de la historia, pero más allá de la situación particular de los diferentes Estados, todos tenían una preocupación en común: la participación de Estados Unidos en el conflicto. Estados Unidos desde el principio de la guerra había adoptado una política de neutralidad y de diplomacia pacifica, a su vez muchos países europeos tomaron la misma postura, tal fue el caso como España, Noruega, Suecia, Países Bajos, Suiza y Albania.

Estados Unidos para 1917 ya era una potencia militar, demográfica y económica, lo que provocaba que sus aliados políticos vieran en Norteamérica una posibilidad de terminar la guerra y ya no solo de un fin, sino de ganar sin la necesidad de sacrificar recursos propios, al menos en el instante. Pero aunque el bando del Triple Entente haya buscado un rescate a manos de EUA, no eran los únicos que buscaban una solución en el continente americano. La Triple Alianza también ideo una manera de que Estados Unidos participe de la guerra mundial, pero no de la misma forma, concretamente, no a la guerra en Europa.

El 17 de enero de 1917, un oficial de guardia del servicio de inteligencia naval británico interceptó un mensaje de radio alemán. El oficial no le dio mayor importancia, al detectar que el mensaje no se encontraba encriptado en una clave naval entendió que se trataba de una comunicación externa y por lo tanto lo derivó a quienes estaban encargados de los asuntos políticos. Estos encargados eran funcionarios civiles que se especializaban en el trabajo criptográfico. Los mismos se encontraban en la sala interior, que fue la sala encargada del criptoanálisis del Almirantazgo Británico, y a su vez era la más secreta del Old Admiralty Building, llamada “Sala 40” o 40 O.B (Old Building).

Los empleados de esta sección del Almirantazgo Británico eran William Montgomery, descrito como un hombre alto, canoso, de cuarenta seis años; el otro era Nigel de Grey, un editor de treinta y un años. Estos dos hombres estaban a punto de recibir un mensaje alemán interceptado por un oficial de guardia como cualquier día en la oficina, pero ese mensaje encriptado era un suceso que marcaría el rumbo de la guerra y la historia para siempre.

Nigel de Grey procedió a retirar la capsula en la que el mensaje se encontraba y posteriormente abrirla, lo que observo fueron varias columnas numéricas, organizadas en grupos de cuatro y cinco cifras con algunos grupos desparramados de tres cifras. De Grey junto a Montgomery trataron por días descifrar el mensaje de forma que pueda leerse en un lenguaje verbal acorde.

En este apartado del conflicto, Berlín y Washington se encontraban en conversaciones en pro de obtener la paz, el presidente de EUA (Woodrow Wilson) estaba decidido a terminar la guerra sin llevar al ejército norteamericano a tierras europeas. Alemania mediante estas negociaciones quería imponerle la obligación a Estados Unidos a mantenerse neutral, esto impacientaba de manera enorme a los aliados políticos de EUA.

Mientras tanto, los trabajos criptográficos en aquella sala 40 continuaban con algunos avances. De Grey notó que el grupo de cifras superior del mensaje, 13042, era una variante de 13040, el número titular de la clave diplomática alemana. Por lo tanto, Montgomery, en vista de esto, abrió una caja fuerte que contenía dos libros que podían ayudar en la causa. Concretamente estos libros eran: una reconstrucción del código alemán correspondiente al código número 13040 y un libro que contenía todo lo que la Sala 40 había recaudado hasta ese momento sobre las variantes del código.

El primer paso fue descifrar la firma, debido a que sería un excelente indicio sobre quién era el remitente. En el lugar donde normalmente se encontraría una firma se encontraba el grupo numérico 97556. Luego de diferentes análisis, dieron con un nombre, Zimmermann. En ese entonces, Zimmermann era el ministro alemán de Asuntos Exteriores.

Por lo tanto el remitente ya estaba determinado, lo siguiente era determinar el destinatario. En esta travesía de lograr encontrarlo, se encontraron con que las primeras palabras encriptadas fueron “extremadamente secreto” y “para la información personal de Su Excelencia”, la Excelencia en cuestión se tendría que encontrar en Washington, por lo tanto los funcionarios asumieron que se trataba del embajador alemán en aquella ciudad, el conde Von Bernstorff.

El mensaje fue desencriptado con total normalidad, hasta que una palabra totalmente inusual fue encontrada en el documento. Esta palabra era “México”, a lo que le siguió “Japón” y “alianza”. Una frase se repetía constantemente, “nosotros y Japón”. Para De Grey y Montgomery no tenía sentido ya que Japón pertenecía a la alianza de la Triple Entente y este documento alemán, que se suponía era un trabajo de rutina y en todo caso una conversación por la paz con Estados Unidos, aseguraba poseer una alianza secreta con el país asiático.

Luego de muchos análisis y palabras erróneas, los funcionarios lograron dar con un texto legible que se dividía en dos partes, debido a que el mensaje interceptado eran dos telegramas. Uno dirigido a el conde Von Bernstoff, que le informaba sobre la intención de la nación alemana de reanudar los ataques submarinos “sin reservas” a partir del primero de febrero de 1917. El término “sin reservas” significaba que se les permitía a los submarinos atacar sin previo aviso a todos los barcos mercantes, tanto enemigos como neutrales que se hallasen en zona de guerra. Se le ordenaba a Bernstorff que no comunicase la noticia al gobierno de Estados Unidos hasta el primero de febrero, el mismo día en que se llevaría a cabo la medida. A este telegrama se le sumaba uno, que terminaría siendo el más importante, el mensaje estaba encabezado por este fragmento de texto: «Berlín a Washington. W 158. 16 enero 1917. Estrictamente secreto. Para la información personal de Su Excelencia y para ser entregado al embajador imperial en México por canal seguro».        

El mensaje para el embajador imperial en México, en una de sus primeras versiones incompletas descifradas seria de esta forma:

EL 1 FEBRERO NOS PROPONEMOS COMENZAR ATAQUES SUBMARINOS SIN RESERVAS. SIN EMBARGO, AL HACERLO, PROCURAREMOS QUE NORTEAMÉRICA PERMANEZCA NEUTRAL… (?) SI NO LOGRAMOS (QUE ASÍ SEA) PROPONEMOS (¿A MÉXICO?) UNA ALIANZA SOBRE LAS SIGUIENTES BASES: (COALICIÓN) DURANTE LA GUERRA, (COALICIÓN) AL CONCLUIR LA PAZ… SU EXCELENCIA DEBERÍA POR EL MOMENTO INFORMAR AL PRESIDENTE [*] EN SECRETO (QUE ESPERAMOS) ENTRAR EN GUERRA CON EE. UU. (POSIBLEMENTE)… (JAPÓN) Y AL MISMO TIEMPO NEGOCIAR ENTRE NOSOTROS Y JAPÓN… ROGAMOS COMUNIQUE AL PRESIDENTE QUE… NUESTROS SUBMARINOS… FORZARÁN A INGLATERRA A FIRMAR LA PAZ EN UNOS MESES. ACUSE RECIBO. ZIMMERMANN.

Pero una parte del telegrama aún no había sido descifrada, se encontraba un fragmento que tardaría semanas en descifrarse pero que sería el detonante de la entrada de Estados Unidos a la guerra y del fracaso Alemán por una alianza con México. Este apartado del documento Alemania le prometía a México algo que esperaba que lo incentivara lo suficiente como para declararle la guerra a Estados Unidos y así los americanos no se embarcaban en una guerra mundial en Europa sino que en una contra su país vecino. Se le prometía a México “recuperar sus territorios en Texas, Arizona y Nuevo México”.

Luego de conocer esta información, los distintos dirigentes políticos británicos buscaron llevarla a la luz de diferentes formas, finalmente simularon una operación en Ciudad de México con el fin de ocultar el trabajo de la Sala 40 y justificar que habían interceptado el mensaje en México proveniente de la embajada alemana. El 28 de febrero la Casa Blanca entrega el documento a las agencias de prensa y el 1 de marzo es publicado en todos los periódicos.

El 3 de marzo, Zimmermann confirma que el documento era verídico y la opinión de los ciudadanos estadounidenses sobre la intervención bélica de su país en Europa cambia rotundamente, alegando que los dirigentes alemanes que llevaban a cabo las negociaciones no eran de fiar y que Estados Unidos había sido traicionado.

Hoy en día, para muchos el telegrama de Zimmermann no se determina como una causa directa de la entrada a la guerra mundial por parte del país norteamericano, pero el ruido que logró en la prensa americana y en los ciudadanos era el mismo que el de un llamado a las armas.

El 6 de Abril de 1917 el Congreso de los Estados Unidos da su aprobación para que el país declare su participación en la guerra y el 11 de noviembre de 1918, es declarada la victoria de la Triple Entente y posteriormente es llevado a cabo el Tratado de Versalles de 1919, que imponía a la Alemania derrotada distintas disposiciones punitivas para su economía, ejercito y territorio. Este tratado sería uno de los grandes pilares del discurso que llevaría al poder años después a un Adolf Hitler que terminaría provocando otra guerra mundial acechando Europa.