El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Medusas en Punta

Compartí este artículo con tus amigos

En lo que va de esta temporada turística tan especial, una de las cosas que más ha llamado la atención de los uruguayos es la presencia de importantes aglomeraciones de medusas en los balnearios del este del país. ¿El responsable? Tal vez lo hayan oído alguna vez, algunos lo llaman “calentamiento global”. En Europa es una obsesión combatirlo, en América Latina una verdad incómoda.  

Después de varios años y en ciertos casos, por primera vez en su vida, muchos uruguayos han tenido la oportunidad de veranear unos días en balnearios de Maldonado y Rocha que suelen tener precios muy elevados en temporada. En lo personal, tuve la suerte -junto a varios obreros- de darme ese gusto.

Ya antes de viajar, había visto en las redes sociales algo que me llamó la atención, y que posteriormente pude confirmar con mis propios ojos: impactantes cantidades de medusas decían presente en las costas de nuestro país. Creo que la mayoría de nosotros nunca había visto algo así.

No se necesitaba ser ecologista ni científico para darse cuenta de que algo fuera de lo normal estaba sucediendo. Al investigar un poco al respecto, encuentro que la aparición de esas aglomeraciones obedecía a condiciones climáticas. Otra vez, el famoso cambio climático, al que poco interés le damos, estaba afectando a nuestra preciada fauna marina y al sagrado turismo.

¿Qué está sucediendo?

Sabemos que últimamente ha llovido muy poco, nuestros campos están secos y los productores rurales festejan cada lluvia cual picada del Loco Abreu contra Ghana. La baja densidad de precipitaciones no solo genera sequía, sino que, además, es en parte la explicación este fenómeno de las medusas.

La falta de lluvias provoca que no haya aporte de agua dulce hacia el mar, por lo que se generó un corrimiento de la corriente cálida proveniente de Brasil, dejando el mar muy salado y con una temperatura más alta, generando el ambiente ideal para la presencia de aguavivas.

Los expertos en la materia hablan de que estamos siendo testigos de un proceso de «tropicalización de las aguas». Es decir, del calentamiento de las aguas costeras de Uruguay y Argentina producto del cambio climático global.

Está claro que estos fenómenos son multicausales, por lo que habría que estudiar caso a caso y especie por especie para determinar con exactitud por qué estos organismos están en nuestras costas. No obstante, la evidencia del factor climático es innegable.

Asimismo, otra de las causas del aumento en las poblaciones de medusas es que estamos matando a sus predadores, los peces. Cuando los capturamos de forma irresponsable o el Estado no logra enfrentar a los piratas que pescan sin ningún tipo de pudor arrasando con nuestra fauna-sí, existen piratas en aguas uruguayas-, se reducen la cantidad de peces que comen estas medusas, y entonces crecen en cantidad y tamaño. Es un equilibrio natural que lamentablemente hemos modificado nosotros mismos.

Una pequeña reflexión

Estos hechos son importantes para seguir tomando conciencia de que más allá de que el mundo esté dividido en continentes, regiones y naciones, el mundo que vivimos es uno solo. Es tiempo de continuar avanzando en el internacionalismo, comprometernos junto a la mayor cantidad posible de países y bloques a mitigar el aumento de la temperatura global.

El acuerdo MERCOSUR – Unión Europea, es una linda oportunidad.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

Deja un comentario

Suscribite a nuestro boletín informativo

Suscribite a nuestro boletín informativo

Unite a nuestra comunidad y empezá a recibir nuestro boletín informativo, con todas las novedades y noticias sobre El Día.

El formulario de suscripción fue recibido correctamente.

A %d blogueros les gusta esto: