Compartí este artículo con tus amigos

El domingo 21 de diciembre Gabriel Boric venció con casi el 56% de los votos a su contrincante electoral José Antonio Kast en segunda vuelta y de esta forma se confirmó como el nuevo presidente de Chile. Dentro de las varias promesas de campaña realizadas por Boric, una de las que más fuerte resonó fue la de construir un Chile ecológico, para lo que se necesitará profundos cambios. 

El presidente chileno dio una fuerte señal con la presentación de su gabinete, que por muchas – entendemos positivas – razones ha sido sorpresivo. Por ejemplo, fiel a su promesa de paridad, la distribución de ministerios es de 14 liderados por mujeres y 10 por hombres. También se ha buscado que los ministros provengan de diferentes regiones del país, y de distintas formaciones y bagajes socio-económicos. Mediante esto se propone generar un gobierno representativo, que, en palabras de Boric, “es un gabinete diverso, como diverso es nuestro país”. No es un detalle menor el hecho de que la distribución de sus ministros evoque esto, ya que Chile es un país donde ha habido una gran erosión de las instituciones más importantes del sistema democrático, como los partidos políticos o el Poder Ejecutivo, por ejemplo. Erosión que ha llevado al grado de que explotaran las protestas de 2019, aún latentes en la memoria colectiva por lo turbulento de las mismas. 

Hace poco más de un mes acompañan a Boric los noveles ministros en su misión de transformar a Chile y recuperar la solidez democrática que se ha visto amenazada en los últimos tiempos. Dentro de este selecto grupo, y en los temas de esta sección, destaca Maisa Rojas como la actual Ministra de Ambiente. Ella proviene de la academia y es independiente políticamente (así como lo son otros 7 ministros del gabinete). Se desempeñó como directora del Centro de Ciencia del Clima y Resiliencia de la Universidad de Chile y posee un doctorado en la Universidad de Oxford. También integró el grupo de científicos que redactaron el Informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC). No hay duda alguna de que sus credenciales y trayectoria de lucha contra el cambio climático la avalan ampliamente. 

Así como Maisa representa un importante cambio en el enfoque político que se le da a los temas ambientales en el más alto nivel político, también sorprenden positivamente otras de las designaciones ministeriales. Por ejemplo, el nuevo ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, proviene del partido Frente Regionalista Verde Social y posee además presencial sindical y en la academia. El Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones está encabezado por el ingeniero civil Juan Carlos Muñoz,  que posee un doctorado en ingeniería civil y ambiental por la Universidad de Berkeley, habiendo anteriormente asesorado al mismo ministerio y formado parte de los directorios de los Metros de Valparaíso y  Santiago. Claudio Huepe encabeza el Ministerio de Energía y cuenta con estudios de posgrado en la University College London (UCL), no solo siendo especialista desde la academia sino también con amplia participación en anteriores gobiernos dentro de sus áreas de expertise. 

Estas designaciones ministeriales vislumbra la intención del presidente Boric de que el tema ambiental y ecológico sea trabajado de forma global e inter-ministerial, rompiendo con la tradición chilena de encarar el tema de forma independiente y en compartimientos estancos. En marzo se aprobó la Ley Marco de Cambio Climático en Chile, que debiera ser un gran impulso para avanzar en las reformas. 

En definitiva, Gabriel Boric ha seleccionado a sus ministros buscando ampliar su apoyo popular en pos de promover las reformas que ha prometido en su campaña, de forma gradual y sostenible. En los papeles la expectativa es alta y la promesa del equipo grande, habrá que seguir de cerca el trabajo del Ejecutivo chileno para ver si logre cumplir con lo que se propone. 


Compartí este artículo con tus amigos
A %d blogueros les gusta esto: