El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Nosotros debemos recordar

Compartí este artículo con tus amigos

Hoy, miércoles 27 de enero del año 2021 nosotros, orientales todos y la humanidad en conjunto, recuerda. Pero, ¿Qué recordamos en sí?

Aquello que hoy recordamos es la conmemoración del aniversario nº.76 de la liberación de más de siete mil prisioneros judíos del campo de concentración y exterminio que el régimen del terror nazi había dispuesto en Auschwitz. Tal fecha es hoy recordada con tal simbolismo, dado la resolución 60/7 de la Asamblea de las Naciones Unidas, la cual definió en el año 2005 que cada 27 de enero se conmemoraría en memoria de las víctimas del holocausto.

No solamente hemos de recordar la liberación de siete mil personas que durante más de 1689 días padecieron un horror que el mundo jamás había visto. Nosotros no solamente recordamos hoy que en el año 1945 el Ejército Soviético liberó el campo de Auschwitz, sino que hoy más que nunca recordamos los millones de vidas que un régimen tan atroz y deleznable supo silenciar. Pero no recordaremos únicamente las vidas que se han exterminado, sino que también es nuestro deber recordar las causas que han llevado a tales actos de desprecio por la dignidad humana, hemos de recordar que el antisemitismo preexistente a la Segunda Guerra Mundial supuso el allanamiento del camino hacia la conclusión de un malévolo plan de exterminio étnico.

Largas décadas han transcurrido, 76 años han pasado y mucho ha cambiado, pero en nuestra sociedad actual, tan moderna, progresista y humanitaria aún presenta los signos del horror que habitó con más virulencia en los tiempos de antaño.

Aún hoy existen quienes creen que semejante horror era necesario, pero mucho peor es la existencia de quienes niegan el exterminio de millones de nobles almas que fueron silenciadas de la forma más tortuosa posible. Y cuando califico lo segundo con mayor gravedad lo hago creyendo firmemente que el negacionismo y la ignorancia han sido, son y serán las razones por las cuales el mal triunfa por sobre la bondad y la dignidad humana, pues cuando los individuos del mundo son plenamente conscientes de la existencia del horror es entonces que tales actos no podrán ser perpetrados tan cómodamente como lo fueron durante el período de gobierno de la Alemania de Adolf Hitler, y es que así el horror tendrá mayores barreras que le impedirán obtener su objetivo.

Continúo creyendo que la educación es el motor de todo cambio social, continúo creyendo que los ciudadanos y las nuevas generaciones deben de ser educados todos en el máximo e irrestricto respeto por la dignidad humana y los derechos que nos son fundamentales, aquellos que nadie nunca jamás habrá de pretender lesionar. Pero tal respeto no logrará consolidarse en nuestra sociedad si permitimos olvidar el pasado, si olvidamos aquello que hemos atravesado con pena y dolor, pues hoy más que nunca debemos recordar los millones de vidas que un régimen atroz buscó silenciar. Más allá de que esas vidas fueron acalladas con gran terror, esos criminales de lesa humanidad no han logrado el silencio absoluto y jamás lo lograrán mientras seamos educados en función del respeto por los DD. HH.

Hoy no puede haber silencio e indiferencia, hoy más que nunca debemos de recordar lo que jamás nunca puede volver a suceder, y es por ello que celebro el comunicado que ha emitido la Cancillería de la República, el cual «rinde tributo a la memoria de las víctimas y sobrevivientes del Holocausto y reafirma su histórico compromiso con la lucha contra cualquier forma de discriminación, en particular hacia la colectividad judía, destacándose la importancia de la definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto».

Solamente la educación en la dignidad humana, la transmisión de los valores inquebrantables de toda sociedad democrática, el recuerdo de los males que hemos padecido y el combate más férreo hacia quienes anhelan el mal nos volverán dignos de la memoria de quienes el terror exterminó.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

1 comentario

  • Maria Cristina
    Maria Cristina

    Mantener siempre viva la memoria, buen articulo, gracias por estar!!!!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *