El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Inicios de Cursos y Presencialidad en 2021: Entrevista a Robert Silva

Compartí este artículo con tus amigos

Nacido en Tacuarembó, Robert Silva es Doctor en Derecho y Ciencias Sociales por la Universidad de la República, también docente de Administración y Servicios por el Instituto Normal de Enseñanza Técnica, con postgrados en Habilidades Gerenciales, Gestión Estratégica de Recursos Humanos y Administración de la Educación, y con formación en Gerencia Social, Mediación y Negociación, Gestión del Conocimiento y Administración Pública.

También Secretario General del Consejo de Educación Secundaria en el periodo 1996-1999, Secretario General del CODICEN de la ANEP en el periodo 1999-2005, docente efectivo de Legislación de la Empresa y Derecho en el Consejo de Educación Técnico Profesional – UTU en el periodo 2002-2019, a su vez integrante de la Comisión Directiva del Instituto Nacional de Evaluación Educativa en el periodo 2015-2016 y Consejero electo por los docentes para integrar el CODICEN de la ANEP en el periodo 2016-2019. Actualmente Presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública.

¿Cuál es el balance educativo del año 2020?

El año 2020 fue un año como nos gusta decir, mirando primero lo positivo, de oportunidades, no exento de dificultades, desafíos múltiples, donde el sistema educativo se supo adaptar a la nueva realidad, a partir de un esfuerzo que nosotros propiciamos mucho, mancomunado de docentes, funcionarios, estudiantes, en los cursos de mayor nivel y las propias familias.

Y también, un año en donde nos dimos cuenta que muchas necesidades del sistema educativo, que eran, por ejemplo, el uso de la tecnología para la mediación del enseñar y el aprender, la optimización en cuanto al uso de espacios educativos, la valoración de instrumentos que se tienen en la educación, quedaron en mayor relevancia y eso nos va a permitir a futuro, utilizarlos de mayor forma.

De todas maneras, creo que fue un año en el aspecto de las dificultades, nos distrajo gran parte, o parte importante de nuestros tiempos, de nuestras priorizaciones, de nuestros esfuerzos, para generar condiciones que nos permitieran volver lo más pronto posible a la presencialidad, y para ello tuvimos que atender cuestiones sanitarias, cuestiones vinculadas a la limpieza, a la adecuación de evaluaciones, a la priorización curricular, a varias cosas que sin duda, igual nos van a servir para los cambios que tenemos que hacer a futuro.

Hace unos días culminó el plan de verano ¿Cuál es la evaluación del mismo?

Las escuelas de verano es una larga tradición, iniciada allá por 1990, en donde el sistema educativo ha priorizado a determinados contextos más vulnerables. lo cual como sociedad nos recuerda la impronta social que desde principios de siglo XX tenemos como sociedad que generó un estado benefactor, un estado que atendió y dio oportunidades a través de políticas públicas a todos, pero que focalizó a aquellos que más lo necesitaban y lo requerían.

Las escuelas de verano vienen a eso, en tiempos de pandemia a reforzar aprendizajes, en tiempos de pandemia a que no falte la alimentación a ningún niño, en tiempos de pandemia a reforzar vínculos y cuestiones emocionales y salvaguarda de derechos, y en este momento de dificultades, podría haberse pretendido de que las escuelas de verano no funcionaran, y sin embargo, la administración hizo un importante esfuerzo, junto a docentes y funcionarios, y las escuelas a pesar de la pandemia, funcionaron y atendieron a 9000 niños en todo el país.

¿Qué tiene que decir a propósito de la política de cambio en la gobernanza educativa y la eliminación de los Consejos de Educación?

Tú sabes que eso fue en marco de un acuerdo entre todos los partidos que integran el gobierno, en donde se entendió pertinente llevar adelante un cambio en la gobernanza, salir de órganos colegiados en todos los niveles educativos y pasar a un único órgano colegiado a nivel central. Esto no implicó un desmedro de competencias, las competencias que tenía Primaria, Secundaria y UTU siguen siendo las mismas, lo único que ahora en vez de ejercerlas o desarrollarlas un órgano colegiado, lo lleva adelante un órgano unipersonal.

Ese órgano unipersonal es una dirección general, comprobada en idoneidad, con trayectoria en el sistema educativo y formación en ese nivel que tiene a su cargo, que además tiene una particularidad, se integra a ese único órgano colegiado que existe ahora, es decir, que el director de Primaria, de Secundaria y UTU, está en ese órgano central que es el CODICEN, que yo presido, y que además, ahí tiene representantes docentes, es decir, que la participación de los docentes se ha mantenido, se ha mantenido en el único órgano colegiado a nivel de la educación obligatoria que existe.

Hay un cambio de gobernanza, y como hay un cambio de gobernanza, se entendió pertinente hacerlo a través de este consejo directivo único, dotar de mayor ejecutividad a los subsistemas educativos, dotar de mayor articulación y coordinación al sistema educativo, de trabajar en clave sistémica con foco puesto en el niño, pero además, de profesionalizar a los distintos espacios de que una administración tan grande como esta tiene, que están carentes muchos de ellos, en la profesionalización debida.

Se mantuvo también y es bueno decirlo, la representación de los docentes y de los estudiantes, en el otro consejo que queda en la órbita de la ANEP, que es el Consejo de Formación en educación, asistiendo un reconocimiento legal que antes no existía de esa representación, estableciendo que van a haber elecciones para elegir a uno y a otro, es decir, que se afianza la representación de estudiantes y de docentes en el Consejo de Formación en educación, y se mantiene la representación en un único órgano colegiado que queda en la ANEP en los niveles de educación obligatoria, esto es Inicial, Primaria, Secundaria y UTU.

 – El 1° de marzo inician las clases ¿Cómo será abordada la presencialidad?

Nuestro objetivo es avanzar hacia la mayor presencialidad posible, con los aprendizajes y el orgullo de lo hecho durante el 2020. Fuimos el único país de América y de muchos del mundo, que habiendo suspendido sus clases el 13 de marzo, volvió a la presencialidad en todos los niveles educativos.

Nos satisface lo realizado, nos colma de orgullo por el compromiso de muchísimos miles en todo el país, incluidas las familias, pero nos desafía a tener un mejor 2021 desde dos perspectivas; primero, lo logístico de infraestructura que incluye obviamente la cuestión sanitaria y la provisión de insumos de higiene y de seguridad personal, y también de auxiliares de servicio y de empresas de limpieza. Eso, por un lado, que tenemos un gran desafío que es ampliar los espacios educativos, generar nuevos espacios educativos, que nos permita manteniendo los protocolos, en particular el distanciamiento físico permanente, tener mayor presencialidad.

Nosotros logramos en el entorno de un 40% de centros con presencialidad plena, o presencialidad por lo menos, todos los días, en las escuelas públicas de todo el país, tenemos que avanzar y lo vamos a hacer de forma priorizada, atendiendo los contextos de mayor vulnerabilidad social y educativa, y a su vez atendiendo los primeros y los últimos grados escolares, vamos a la mayor presencialidad posible, gradual, priorizadamente y en seguro, respetando los protocolos sanitarios.

 – Desde el movimiento sindical se señala que no hay un plan de acción para este 2021 ¿Qué tiene para decir al respecto?

Lo que le digo es, nosotros, primero se nos criticaba porque no teníamos un plan de acción, presentamos el plan de acción y se nos critica porque lo presentamos según ellos, tardíamente.

La ANEP ha venido trabajando durante todo el 2020 y en lo que tiene que ver al relevamiento de las instituciones educativas, desde septiembre del año pasado se hizo un relevamiento, que nos permite hoy tener una pauta de infraestructura, entregar un croquis a cada centro educativo para optimizar el uso de los espacios respetando los protocolos, tenemos además un plan de infraestructura educativa, que lo aprobamos en el mes de diciembre y que comenzó a ejecutarse inmediatamente después de la licencia de la construcción, para atender deficiencias de la infraestructura y también situaciones sanitarias vinculadas al covid, y tenemos acciones que estamos llevando adelante con nuestras propias comunidades educativas, para atender las posibilidades de expansión edilicia.

Estamos teniendo contactos con intendencias, hemos recibido en base a conversaciones una nota del rector Rodrigo Arim, que nos ofrece las facultades públicas, todos los edificios en la medida las posibilidades para tener centros, hemos tenido conversaciones con entidades sindicales como con Richard Read de la FOEB, como con entidades empresariales o de la sociedad civil, hoy nos reunimos con la Organización de Fútbol Infantil y la Secretaría Nacional de Deporte, y así seguimos, generando nuevas oportunidades.

Y el comienzo de clases va a estar dado con ese norte, la mayor presencialidad posible por un lado, y por otro, lo pedagógico, los aprendizajes han sido afectados y por lo tanto, nosotros tenemos que recibir con un plan de bienvenida, tener evaluación y supervisión de los equipos de nuestros estudiantes, tener una política clara de acompañamiento en un marco además, de que se aprende, cómo se aprende, no podemos tener la totalidad de la oferta curricular, es decir, de los planes y de los programas, tenemos que hacer priorizaciones y trabajar articuladamente, con los inspectores, con los maestros, con los profesores, para ver qué se enseña y cómo se enseña durante el 2021.

 – ¿Cuánto hay de cierto en las señalizaciones referentes a que a un mes de iniciar las clases se pide a los directores buscar salones, tarea que excede a sus responsabilidades?

Muchos actores de la vida educativa y otros que se suman en estas instancias, les cuesta entender una política sostenida, que nosotros la anunciamos, la estamos cumpliendo y la seguiremos llevando adelante de aquí y mientras nos toque estar al frente de la educación, y está establecida en el proyecto educativo, que es la autonomía de los centros, darle voz a la gente que están en los distintos territorios, en las distintas comunidades.

Es muy cómodo para algunos actores, que desde el poder central se establezcan lineamientos y que los distintos docentes, funcionarios, directores, que están en las comunidades educativas, en Bella Unión, en Rivera, en Porvenir, en Colonia, cumplan a rajatabla lo que se les dice desde un Montevideo centralista.

Nosotros llegamos para romper con esa lógica centralista, llegamos para empoderar a nuestras comunidades, porque lo primero que tenemos es confianza en que ellas lo pueden hacer, como lo demostraron durante el 2020 que lo hicieron bien, y ahora queremos hacerlo mejor. Lo que sí decimos, en el marco de una necesaria articulación de lo local con lo central, tenemos equipos de infraestructura, tenemos equipos inspectivos, tenemos equipos profesionales de médicos, de nutricionistas, de profesionales en distintas áreas, arquitectos, ingenieros, todos al servicio de nuestros centros educativos, para apoyarlos en la tarea que tienen que llevar adelante.

Reitero, llegamos para darle autonomía a los centros educativos y lo vamos a cumplir, lo hicimos en el 2020 y lo vamos a seguir haciendo, autonomía acompañada, autonomía responsable, lo que quiere decir, no dejar solos a los directores, a los docentes y a los funcionarios, para resolver la multiplicidad de problemas que tiene.

 – FENAPES ha denunciado públicamente el recorte de horas y de grupos, con la respectiva sobrecarga de alumnos en las aulas ¿le consta esta situación?

Lo que me consta es que tenemos una generación de grupos, que se hizo a partir del diálogo con los equipos directivos e inspectivos, un relevamiento de proyección de matrícula y de promociones, y a partir de ahí se hizo la matriz de grupos.

Lo que a algunos actores les molesta, es que la insistencia de ámbitos de cogobierno que antes existían, por ejemplo, con lo que tiene que ver con la creación de grupos, ya no existen más, porque nosotros asumimos las responsabilidades que tenemos, estamos dispuestos a escuchar a los distintos actores del quehacer educativo que aporten en forma constructiva, pero no delegamos las responsabilidades que tenemos.

Los grupos que Secundaria tiene, son los grupos que la proyección de matrícula indicó que debía tener, sin perjuicio, si se necesitan más se van a crear más, y además existe otra realidad, Secundaria por distintas circunstancias, no ha logrado salir de la lógica propedéutica, de esa lógica que dice “la Secundaria existe para que el estudiante siga a la Universidad o siga estudios superiores”, y las familias están acudiendo a otros subsistemas educativos que es la UTU, entonces, fíjense que hay disminución de grupos en Secundaria porque además, hay una caída de matrícula a nivel del país, y hay un aumento de grupos en el ciclo básico de UTU, porque hay una realidad, que ojalá nos ayude a cambiar y a atender las necesidades, que la sociedad nos pone en evidencia.

 – ¿Qué nos puede adelantar sobre las clases de nivelación?

Las clases de nivelación se están trabajando coordinadamente entre Primaria, Secundaria y UTU, y nosotros lo que tenemos es, un espíritu en donde se va a priorizar que aprender, se va a atender las particularidades de cada estudiante de la mejor manera posible, a través de un indicador que está construyendo, que toma en cuenta el rendimiento o el resultado educativo de los estudiantes, la asistencia a las instancias presenciales y los grados de conectividad que tuvo cuando existió virtualidad o incluso después.

A partir de ahí, se va a diseñar una estrategia de acompañamiento a los estudiantes, y se va a priorizar aquellos aprendizajes que debieron tenerse en las distintas disciplinas o áreas del saber, que no se obtuvieron, y se van a iniciar por lo menos, treinta días de acompañamiento y digamos, por decirlo de alguna manera, de repaso y adecuación de esos aprendizajes.

 – ¿Sobre las clases de los días sábados?

Es una alternativa que tenemos para aumentar la presencialidad, hasta el 2016 se trabajó los sábados en el ciclo básico, en los liceos y en la UTU, se consideró luego que había que cambiar, se lo hizo, y nosotros hoy por hoy, no decimos que esto llega para quedarse, lo que decimos es que las clases los sábados durante el 2021, llegan como un instrumento más en una situación de pandemia, para generar mayor presencialidad, esto que es la currícula de los centros educativos, se distribuye en vez de lunes a viernes, de lunes a sábado, lo que nos permite rotar los grupos si hay que dividir los grupos, y que todos tengan por lo menos, tres días efectivos de presencialidad durante cada semana, y por lo menos, el 50% de las clases de cada disciplina en forma presencial, combinado ello con virtualidad.

¿Cuál es el presupuesto educativo para este año?

Tenemos un presupuesto que ha sido reforzado en un entorno de 800 millones de pesos, incrementado, se mantuvo con la adecuación correspondiente del presupuesto que la educación ya tenía, los recursos extraordinarios recibidos nos van a permitir poner la casa en orden, atender gastos permanentes que estaban siendo atendidos con recursos no permanentes, y eso nos va a permitir mejorar la situación de la ANEP.

Sin perjuicio, creo que nosotros tenemos que desarrollar un trabajo muy importante de mejora de la gestión, nosotros tenemos en el entorno de 78.000 millones de pesos por año de presupuesto, de los cuales el 44% es Primaria, el 30% se lo lleva Secundaria, y en el entorno del 14% la UTU. Entonces, sobre esa realidad tenemos que trabajar y ver cómo podemos avanzar, porque el 5%, por ahí, también se lo lleva Formación Docente, y creo que, mejorando la gestión y la distribución de recursos, vamos a atender las distintas necesidades que existen.

¿Ha dejado en evidencia la crisis sanitaria la inequidad en el sistema educativo?

Si, lamentablemente. Yo siempre digo que los problemas educativos, que el 42% fracasa en UTU y en el ciclo básico, en educación media básica, o que más del 24% aproximadamente, no promueve en educación secundaria, que la prueba Aristas nos deja en evidencia que el 82% de los estudiantes del quintil más bajo en tercer año del liceo o de educación media básica, está por los niveles inferiores en las pruebas de matemáticas, y que eso se reduce al 30% en los niveles superiores.

La inequidad interna del sistema educativo, es decir, que de donde proviene un estudiante, se determina su éxito o su fracaso educativo, estaba en evidencia antes de la pandemia, la pandemia quizás lo que ha hecho, es agudizarlo, y nosotros, nuestra obligación es tratar de atenderlo, por eso hemos pedido al INEEd y hemos colaborado con el INEEd, para que realice una evaluación nacional de aprendizajes, en 3° y 6° de escuela, para saber cuál es la realidad y a partir de ahí, diseñar nuevos planes, a los que ya hemos dispuesto focalizarlos, de políticas focalizadas, para atender esas inequidades. Uno de nuestros lineamientos estratégicos, es disminuir la inequidad interna del sistema educativo.

 – ¿Qué nos puede comentar de los Centros Educativos María Espínola?

Son centros educativos que vienen a atender un planteamiento realizado por distintos actores de la sociedad, que recoge la evidencia nacional e internacional, que determinadas políticas son exitosas, el trabajo a través del aprendizaje basado en proyectos, la estabilidad de los docentes en los centros educativos sin elección de horas todos los años, la profesionalización de los equipos directivos, de los equipos también profesionales de los docentes, la extensión del tiempo pedagógico, por lo menos ocho horas en los centros educativos, el acompañamiento a través de alimentación saludable, desayuno, merienda, almuerzo, la realización de actividades conexas a lo propiamente cognitivo, como actividades deportivas o lúdicas, la interacción con otros actores de la sociedad civil, el fuerte trabajo con las familias en forma articulada, la mayor carga horaria vinculada a la mayor presencia en los centros educativos.

Esos son los Centros María Espínola, lo que hemos venido pregonando desde hace muchísimo tiempo, que en ámbitos públicos se llevaba adelante, en algunos en ámbitos públicos de gestión privada se llevaban otros, creo que es eso, la conjunción de un conjunto de políticas, que refuerzan además, que premian, que profesionalizan, que empoderan la gestión del centro educativo, para que el centro educativo sea ese faro que ilumina a todos aquellos que con determinadas características asisten a los mismos. Por eso nosotros tenemos 12 centros educativos que comienzan, tomamos distintas realidades, porque los vamos a evaluar, porque vamos a trabajar con ellos, tomamos escuelas agrarias, liceos rurales, centros educativos integrados, liceos de tiempo completo, liceos de tiempo extendido, escuelas técnicas, son 12 centros que comienzan a trabajar este año.

 – ¿Por qué se eligió ese nombre?

Porque María Espínola fue una gran mujer, una mujer que a principios del S.XX, trabajó mucho por la educación en clave sistémica. Si tú vas a la bibliografía de María Espínola, vas a encontrar que ella fue una maestra rural, que trabajó mucho en la generación del primer programa de escuelas rurales, que además trabajó fuertemente por la profesionalización y la descentralización de la educación primaria, fue la primera inspectora departamental de San José mujer, fue la primera consejera mujer de educación primaria y normal, de cuando existía el consejo, fue además destacada docente en el liceo departamental de San José, y además teniendo el apoyo del Presidente Baltasar Brum, logra a principios del S.XX, en 1920, fundar la primera escuela técnica del interior del país, o sea, la vieja escuela de artes y oficios de Pedro Figari, sale de las fronteras montevideanas y se instala en el interior, la primera es la escuela que lleva su nombre, la Escuela María Espínola de San José de Mayo.

Entonces, nos pareció bueno que en vez de catalogar a las propuestas educativas en función de si son modelo, si son ejemplo, si son piloto, decir bueno, vamos a homenajear, vamos a reconocer a aquellas personalidades, en este caso una mujer que mucho hizo por la educación del Uruguay, en clave sistémica, Primaria, Secundaria y UTU, y que es un poco los conceptos que queremos trabajar, por eso nos pareció bueno homenajearla con su nombre a esta propuesta educativa.

A propósito de los planes de vacunaciones con prioridad a los trabajadores de la educación ¿qué opinión le merece?

Yo creo que es una demostración clara de que este gobierno apuesta a la educación. Hoy tuve una entrevista en un medio argentino y cuando contaba que en Uruguay se priorizo los docentes, me preguntaban ¿pero los priorizaron junto a la salud? sí, nos priorizaron junto con la salud.

Y eso tiene dos implicancias, primero, eso genérico, la educación pública emblemática y segundo, una herramienta más para la presencialidad, para reforzar la presencialidad, porque muchas veces durante el 2020, por tener afectación de nuestros docentes, de nuestros funcionarios, había que cerrar los centros educativos o había que suspender la presencialidad, o incluso muchos estudiantes quedaban a veces, hasta desconectados virtualmente por la ausencia de docentes mientras se designaba un suplente. Creo que es una muy buena noticia y que la valoramos mucho.

¿Cómo interpreta usted las constantes denuncias desde los sindicatos?

Creo que cada uno cumple su rol, a mí a veces me gustaría que hubiera una actitud mucho más proactiva, y que cuando se presentan determinadas cuestiones, recibiéramos mayores propuestas. Sin perjuicio, creo que nosotros tenemos un diálogo correcto con los sindicatos, nosotros hemos reivindicado mucho y lo decimos en todos los espacios que tenemos, la imperiosa necesidad de trabajar por el fortalecimiento del rol que cada uno tiene, y el fortalecimiento de la institucionalidad educativa.

En nuestros centros educativos tenemos profesionales, equipos de dirección, que hay que respaldarlos, tenemos equipos inspectivos que tienen atribuciones asignadas y que por lo tanto, la tienen que ejercer en diálogo y en acuerdo, y a nivel central hay órganos, y dentro de esos órganos estamos personas que tenemos responsabilidades de gobierno asignadas, que no las delegamos ni queremos delegarlas, si actuamos cuando corresponde y dialogando siempre en procura de recibir la propuesta, la sana crítica, y a partir de ahí generar acciones. Eso es un poco la realidad, y creo que es el diferencial que estamos marcando.

 – ¿Qué representa en materia educativa la LUC para la actual administración?

Nosotros comenzamos con un marco normativo nuevo a partir de la aprobación de la Ley de Urgente Consideración, el cambio más significativo que tiene refiere a la gobernanza, luego tiene otros cambios importantes, el afianzamiento de la laicidad a partir de la modificación del Articulo 11, que cuando consagra y reafirma la libertad de cátedra, vinculado con el 17, apuesta fuertemente a la laicidad que es un principio rector de la educación pública del Uruguay. Tiene otras cuestiones que dan potestades al CODICEN, para afianzar equipos profesionales en los centros educativos, equipos de dirección, que lo iremos analizando en el marco del respeto estricto de los derechos adquiridos, del estatuto del funcionario docente, el estatuto del funcionario no docente.

Además, tiene otras cosas que son importantes, como, por ejemplo, conceptualizar correctamente la formación, la educación formal, que se entiende por educación, cuestiones formales que en lo educativo nos hace bien y que creo tiene una cuestión muy importante también, y que la queremos reivindicar y que nosotros vamos a utilizar ese camino porque nos parece fundamental, que es generar una herramienta para que los docentes finalmente podamos tener el título universitario.

Entonces, se genera la posibilidad de que, en actuación coordinada, la ANEP con el MEC, los egresados de maestros y de profesores, tengan finalmente el título de rango universitario. Estamos trabajando para ello y la que nos permite hacerlo es la Ley de Urgente Consideración, así que nosotros en ese sentido, la vemos con buenos ojos.

¿Desea comentar algo más?

Simplemente agradecer, celebrar en el marco de un estado democrático que propicia la libertad, la existencia de un medio periodístico como el de ustedes, que, llegando a todos lados, recopilando, relevando la opinión de todos, genera fuentes de información para que cada uno dentro de su leal saber y entender, forme la mejor opinión posible de los varios temas que en la vida democrática de una República se generan. Así que gracias por la oportunidad.


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

3 comentarios

  • Beatriz Sánchez
    Beatriz Sánchez

    Ha sido BRILLANTE la gestion de Rober Silva hasta ahora y en plena crisis de pandemia .Es sensible , detallista y firme.

    Responder
  • Alvaro Curuchaga
    Alvaro Curuchaga

    lo mejor que le ha pasado a la educación.

    Responder
    • Malísimo su gestión imponen empezar clases sin infraestructura es como exigir uniforme sin comprarlos todo mundo sabe q ahí menos niños i fectados porque los guardamos pero tamb se sabe que toda enfermedad respiratoria se contagian más y de todo virus imposible ganen distancia no jueguen o pongan alcohol en gel después de tocar algo o usar tapabocas bien nadie pregunto si la escuela tiene lugar esto lo hacen por presión de colegios q cobran por temor a perder la platita un desastre no pueden hacer zoom o virtual hasta q allá más gente vacunada un desastre pésima gestión si no ahí internet usen un canal de cable como hicieron otros países o una emisora furuosa como exponen a muchos por pocos y que vacunen maestros a mi que cuando ahí 10 maestros y 500 niños por ej que hace eso al niño lo protegen ?o protegen al maestro y los niños ? Nadie pregunta que opinamos o si ahí estructura solo mandan algo imposible de hacer

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *