El Día

Con la experiencia del ayer, enfocados en el mañana

Mujer en el medio rural

Compartí este artículo con tus amigos

Hablar de la Mujer Rural en este mes tan significante me remonta a mi niñez…

Nací y me crié en un pueblo a 40 km de la ciudad más cercana, desde muy pequeña siempre estuve junto a mis hermanos al cuidado de mi madre. Mi padre cumplía tareas laborales fuera de casa, lo que a veces le implicaba estar una semana, diez o quince días fuera. Vivíamos en el campo junto a mis padres y dos hermano. Mamá era quien, en ausencia de Papá, además de los quehaceres domésticos y el cuidado y atención hacia nosotros, debía hacer las tareas que solía hacer en conjunto con él, pero en ocasiones le tocaba hacerlas sola… Ordeñar, dar de comer a los animales, abrir los bebederos, realizar alguna cosecha en la quinta, recolectar huevos… Esas, entre tantas otras actividades que concurren en el diario vivir de la mujer Rural, aquella que a veces tiene ayuda y muchas otras no, y que aunque llueva, haga frío o calor, debe cumplir sus actividades todos los días, dentro y fuera del hogar.

Hoy en día aun hay muchas mujeres en esta función, sobre todo en los pueblos que están mas lejos de las ciudades, donde a veces los recursos son escasos. La tecnología llega a medias, lo que dificulta las mejoras en las actividades, tanto a nivel personal como laboral. En estos tiempos a los que hemos tenido que hacer frente, debemos tener en cuenta que muchas veces las Mujeres Rurales y también las niñas que hoy están en iguales condiciones, han visto agravados estos problemas, que significan una desventaja en épocas de Covid. En algunos lugares donde normalmente surgen ausencias de atención en policlínicas, en los centros poblados se han visto aun mas afectadas a lo largo de los últimos meses, donde los estereotipos de género también han limitado la capacidad de las mujeres para acceder a los servicios de salud.

A pesar de ello, las mujeres rurales han estado como siempre al frente de su familia incluso con un trabajo de cuidados del hogar no remunerado que ha ido en aumento; recordemos que en muchos sitios las escuelas se cerraron, y las madres debieron ayudar a los niños en sus obligaciones escolares, lo que para este sector, puntualmente, significó un gran esfuerzo.

Necesitamos, desde el punto de vista legal, abogar por servicios e infraestructuras suficientes como agua, salud, electricidad (recuerdo que durante mi niñez, en casa la luminaria era con farol a gas, lámparas de aceite, en alguna época tuvimos un molino de luz… y la luz eléctrica por corriente recién cuando yo tenía 12 años, allá por el año 96), para poder apoyar el trabajo doméstico y de cuidados productivo que muchas veces no es remunerado y que en estos tiempos se ha visto aun más cargado que lo normal.

Siendo mas específica en lo que a números y porcentaje se refiere, en relación a las Mujeres Rurales (la ¼ parte de la población Mundial), estas trabajan como asalariadas, agricultoras y empresarias. Labran la Tierra, plantan y cosechan semillas que alimentan a naciones enteras. Sin embargo, menos del 20% de los propietarios de tierras en todo el mundo son mujeres. En zonas rurales la brecha salarial de género llega al 40%; reduciendo la misma en tasas de participación de la fuerza laboral entre hombres y mujeres en un 25% para el año 2025 podría aumentar el PBI mundial en un 3,9%. Si las Mujeres que hoy viven y trabajan en zonas rurales tuvieran el mismo acceso a los activos agrícolas, la educación, salud, y a los mercados a los que sí tienen acceso los hombres , se podría aumentar la producción agrícola y reducir el número de personas que padecen hambre en 100-150 millones. (Fuente: ONU Mujeres).

Recordemos que el día Internacional de las mujeres rurales (15 de Octubre) tiene como objetivo el reconocimiento al papel decisivo que la mujer rural tiene en el desarrollo, la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza. Fue establecido en diciembre de 2007.

En América latina y el Caribe viven 60 millones de mujeres rurales, de las cuales solo 17 millones están registradas como económicamente activas , y solo 4,5 millones son consideradas productoras agrícolas.

«En Cada aroma que sientas en la tierra, en cada amor que rebeles con tu mirada , en cada abrazo que entregues hay una mujer que demuestra que es mujer demostrando Amor”.

Agradezco a Diario El Día por el espacio y por rendir homenaje a las mujeres en este mes, brindando la oportunidad de expresarnos compartiendo vivencias, relatos, columnas y demás. Que cada día sea una nueva oportunidad para seguir adelante, juntas codo a codo por la igualdad efectiva, también en el Medio Rural .

A mi madre: gracias por esa enseñanza y aprendizaje de valorar la tierra, el campo y todo lo que recibimos de ella , el estar día a día a pesar de su trabajo en el medio rural !!!


Compartí este artículo con tus amigos
Mostrar más

8 comentarios

  • Ileana Martín Cutinella
    Ileana Martín Cutinella

    Gracias por haberme dado la oportunidad de escribir,sobre mi infancia en Escuela Rural…me llena de sabiduría y satisfacción,haber nacido y criada de interior profundo olvidado.
    Hoy con gran esfuerzo y desafios que me educaron mis PADRES.Soy lo que mi Padres me enseñaron.
    Ser una mujer con valores e independiente. Gracias Escuela Rural valores que han extinguido,tengo mucho más para contribuir a mi historia de vida…gracias

    y

    Responder
  • Pablo
    Pablo

    Muy Buena nota , sin dudas que realizan un gran trabajo las Mujeres Rurales a nivel mundial. Vayan mis saludos y respetos en este día.

    Responder
  • Cintia

    La verdad gran columna, me siento identificada y es bueno saber las cifras de valoración que tenemos en nuestro país. Felicitaciones Zulma.

    Responder
    • Ileana Martín Cutinella
      Ileana Martín Cutinella

      Brillante artículo!! Me siento identificada.
      Vivi el campo donde mi madtre Maestra Directora de Escuela Quinta Nr.25 de Artilleros- Dpto. Colonia y mi padre en el campo.
      Vivimos realmente la epoca del farol a mantillas en la cual mi madre,por las noches todos alrededor ,nos hacia cuentos…impresionante recordar…Mi padre lo ayudamos en huerta,ordeñar,cuidar de las gallinas y animales..Hacer dulce de todo tipo para el invierno. Almacenes ibamos caminando 1,500km a proveer alimentos. Todos los vecinos tenian las mismas forma de fida y otros más mejorada..
      Mi madre fue nuestra primer y 2da madre 1er año a 6to.Luego liceo salíamos caminando 1.500 km a tomar la famosa ONDA..para ir al Liceo de Tarariras..Realmente es impresionante como se vivia en el campo con tanta naturaleza y limitaciones muchas…
      Mis padres nos decían «EDUCACIÓN PRIMERO «…asi continuo nuestra vida progresando con mucho esfuerzo..pasamos a ser los tipicos estudiante del interior en Montevideo…
      Hoy por hoy,agradezco a mis padres el esfuerzo que hicieron en el medio Rural con tantas limitaciones
      Gracias Escuela Pública Rural que deja tanta enseñanza y aprendizajes.

      Responder
      • Ileana Martín Cutinella
        Ileana Martín Cutinella

        Me gustaria que me respondiera some me vivencia en Escuela Rural. En mi vida significo nuestra mayor aprendizaje de vida. Recuerdo como si fuera hoy..
        Gracias mil

      • Zulma Gil
        Zulma Gil

        Muchas gracias por su apreciación y compartir su vivencia en el medio rural sin dudas que es un tesoro muy preciado para quienes tuvimos la oportunidad de criarnos en el campo ,yo también concurri a escuela rural y hacíamos 4 kilómetros la mayoría de las veces a caballo. Le mando un saludo y Feliz día!

  • Luis
    Luis

    Excelente artículo … Felicitaciones

    Responder
  • Magali
    Magali

    Felicitaciones Zulma, gran realidad contada desde la vivencia.
    Excelente artículo 👏🏽💪🏼!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *